×
×
Red Internacional

Lobby extractivista. Repudio al fallo de la justicia marplatense que habilita la exploración sísmica

El martes, la Asamblea por un Mar Libre de Petroleras movilizó frente a la Cámara Federal de apelaciones de Mar del Plata para repudiar el fallo de los jueces Tazza y Jiménez que revocaron la medida cautelar que impedía la exploración sísmica por parte de la Noruega Equinor e YPF.

Miércoles 7 de diciembre de 2022 | Edición del día

A primera hora del lunes se conoció el fallo esperado por el gobierno nacional, las petroleras Equinor e YPF, las cámaras patronales y la CGT. Finalmente los jueces Alejandro Tazza y Eduardo Jiménez de la Cámara Federal de Apelaciones marplatense revocaron la medida cautelar del Juez Federal Santiago Martín que, desde hacía diez meses mantenía suspendido el proyecto de exploración sísmica en las aguas ultraprofundas del Mar Argentino. Este fallo le abre la puerta a los principales pulpos petroleros globales.

Este martes la Asamblea por un Mar Libre de Petroleras movilizó a la Cámara Federal de Apelaciones ubicada en Diag. Pueyrredón y Moreno. "Entendemos que la decisión que tomaron los jueces Eduardo Jimenez y Alejandro Tazza es política y favorece el desarrollo de la explotación petrolera costa afuera, una actividad altamente costosa, riesgosa y contaminante", afirmaron en un comunicado.

Decenas de organizaciones, activistas y asambleas medioambientales se sumaron rápidamente a repudiar el escandaloso fallo.

Te puede interesar: Desastre ambiental. Se agravan los efectos del derrame de petróleo en Perú

Un fallo extractivista

Tras levantar la medida cautelar que impedía la exploración sísmica, los jueces Tazza y Jiménez informaron en conferencia de prensa los fundamentos de la controvertida decisión. Consideraron que los requisitos que se impusieron para cuidar el medioambiente “estaban cumplidos” y que dispusieron “una serie de resoluciones tendientes a preservar el medioambiente”, en referencia a los anunciados controles que realizarían observadores a bordo de los buques. Veamos.

Sobre los “controles” la Asamblea por un Mar Libre de Petroleras afirmó: “Los controles del Estado no existen y no van a existir a 300 kilómetros de la costa”. El comunicado también se refirió a la ausencia de controles en la costa y frente a las fumigaciones: “En las playas del sur, los concesionarios fueron denunciados por vecinas/os, a raíz de los vertidos cloacales que hacían desde las infraestructuras balnearias, por no hablar del permanente avance sobre el espacio público, privándonos de nuestro derecho al acceso al mar. Quiénes habitan en las periferias de la ciudad son permanente intoxicados por las fumigaciones que se realizan en los campos, sin cumplir con las reglamentaciones vigentes. ¿Dónde queda la protección del Estado y la garantía de vivir en un ambiente sano?”, cuestionaron a pocos días que se hiciera público un informe que detectó la presencia de glifosato en el agua de lluvia del Barrio Felix U. Camet.

Podríamos agregar la ausencia de controles en la industria pesquera que se ha cobrado la vida de decenas de trabajadores con los hundimientos. Denuncia sostenida gracias a la lucha incansable de las familias de los trabajadores de los buques “El Repunte” y “El Rigel”, nucleadas en “Ningún Hundimiento Más”.

Otro de los argumentos del fallo de los jueces de la Cámara de Apelaciones de Mar del Plata afirma que resolvieron impedir la exploración a menos de 50 kilómetros del llamado “agujero azul”, zona de uso intensivo por parte de la ballena franca austral.

El presidente del Instituto de Conservación de Ballenas (ICB), Diego Taboada, ya había alertado sobre el peligro de esta superposición geográfica. “En primer lugar, los desplazamientos de miles kilómetros, muestran que las áreas de campaña CAN 100, 108 y 114 ―y no solamente estas, sino todas las que se van a proponer con el tiempo― se superponen con áreas muy relevantes para las ballenas francas durante toda su época de alimentación, que es en primavera y en verano. Los recorridos destacan que las ballenas hacen un uso intensivo de esas áreas de interés, es conocido el impacto que puede generar en la fauna marina la exploración y explotación petrolera. En segundo lugar, los cetáceos dependen de la producción y percepción del sonido para la mayoría de sus funciones vitales, tales como obtener información de su entorno, detectar presas, predadores, orientarse, comunicarse y para su reproducción. Por lo tanto, la introducción de ruido de alta intensidad, como es el caso de las prospecciones, afecta funciones biológicas esenciales y también genera daños fisiológicos y físicos que pueden llevar a la muerte”, afirmó.

Te puede interesar: Entrevista. Diego Taboada: "Las prospecciones sísmicas se superponen con un área muy relevante para las ballenas francas"

Resulta repudiable las declaraciones del Juez Jiménez quién se refirió al movimiento que se opone a la exploración off shore como "fascismo ambiental", una provocación que busca desacreditar años de lucha por el bienestar de las costas, la vida marina y la comunidad mientras la justicia se hace eco del lobby de las petroleras.

También el intendente de Juntos por el Cambio viene de dar la nota en estos meses al darse vuelta en su postura. Luego de las masivas movilizaciones de enero interpuso un recurso judicial contra la exploración para terminar afirmando recientemente que ya "no tiene reparos". Es que el extractivismo es un proyecto común de todos los gobiernos, sean de Juntos por el Cambio quién fue el impulsor original de este proyecto loteando el mar bajo el macrismo y el Frente de Todos que habilitó las concesiones. Ni hablar de los liberfachos tipo Milei que son negacionistas del cambio climático. Es que no hay grieta a la hora de entregar nuestros bienes comunes para cumplir con el pago de la deuda externa al FMI.

Por último, los jueces se hicieron eco del falso relato del gobierno y el Instituto Argentino de Gas y Petróleo (IAGP), organismo técnico del lobby petrolero. En conferencia de prensa, el Juez Jiménez afirma sin sonrojarse que googleó el sitio web de YPF y leyó que: “Desde hace 90 años se ingresa al mar con estos bombeos sonoros para ver si el lugar es aceptable o no y en 90 años con más de 138 procesos en marcha no hay accidente ecológico que se haya producido”. El 24 de diciembre va a cumplirse ¡un año! de dictada la resolución que habilita la exploración offshore y fueron innumerables las investigaciones científicas que alertaron sobre los peligros ambientales, declaraciones de más de 300 intelectuales, investigadores, periodistas y colectivos medioambientales, horas de argumentaciones en las audiencias públicas para que estos jueces sólo ingresen a google y repitan el falso argumento de que desde hace 90 años se hace exploración off shore.

Hernan Scandizzo, investigador y coordinador del Observatorio Petrolero Sur informó a este medio que: “Desde el IAPG y desde otros organismos están diciendo que es seguro, que en Argentina desde 1930 se realiza actividad offshore y ponen como ejemplo pozos que se hicieron en Comodoro Rivadavia sobre la costa, a los cuales se podía acceder caminando cuando bajaba la marea. Las concesiones que se dieron acá son para aguas ultra profundas: 1200 a 4000 metros de profundidad y no se pueden comparar con las experiencias en pozos de menos de 100 metros. Esta avanzada hacia las aguas ultraprofundas es comparable al fracking, con una cantidad de riesgos que se extreman por las características de la formación”, alertó.

Te puede interesar: Entrevista. [Video] Hernan Scandizzo “La explotación en aguas ultraprofundas es una avanzada extractivista comparable al fracking”

No hay planeta B

Innumerables voces de rechazo se expresaron en la audiencia pública municipal. Estudiantes universitarios de la agrupación En Clave Roja afirmaron: “Las olas de calor, los incendios, la desertificación, las grandes inundaciones o la extinción masiva de especies en el mundo ponen en evidencia la crisis climática que atravesamos. El planeta aumenta su temperatura como quedó de manifiesto en el último informe del IPCC de la ONU, se vuelve urgente tomar medidas frente a las causas del cambio climático. Esto marca la importancia de detener la explotación y desarrollo de nuevos proyectos petroleros y gasíferos. La meta es evitar sobrepasar el umbral crítico de 1,5 sobre la temperatura preindustrial (1750), que traería consecuencias climáticas catastróficas. En nuestro país el gobierno adhiere de palabra a los Acuerdos de París pero en los hechos promueve estos proyectos extractivistas que significan más combustible fósil y dióxido de carbono hacia la atmósfera. Permite una deforestación récord y la ley de humedales sigue cajoneada”.

“Una transición energética no sólo es posible sino que es urgente y no va a venir de la mano de estas empresas, los gobiernos o la justicia que ¡prenderían fuego el mar en busca de dólares para la deuda externa!”, afirmaron. “Nosotros los jóvenes salimos a las calles por nuestro futuro y no nos conformamos con que este es el único horizonte posible. Ponerles un freno es vital con la organización y la movilización como ya se hizo en Mendoza en defensa del agua o en Chubut contra las mineras. Acá en Mar del Plata luchamos por un MarSinPetroleras”.

El próximo sábado se realizará una nueva asamblea por Un Mar Libre de Petroleras.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias