×
×
Red Internacional

Operación Mediática.Un ataque en la selva central de Perú deja al menos 18 muertos

El hecho sucede a días de las elecciones y los medios de la derecha afines a Keiko Fujimori lo atribuyen al grupo Sendero Luminoso. Especialistas dudan de esa autoría.

Lunes 24 de mayo | Edición del día
Foto I Provincia de Satipo, Perú.

Este lunes se dio una masacre que dejó al menos 18 muertos en la provincia de Satipo, en la región Junín, en el selvático Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), según confirmaron este lunes fuentes policiales peruanas.

Según indicó el comandante general de la Policía, César Cervantes, el ataque causó la muerte de al menos diez hombres, seis mujeres y dos niños, en una zona cercana a una ribera del río Ene en la región de San Miguel del Ene, una zona dominada por grupos ligaos al narcotráfico.

El ataque se da a días del balotaje que define la presidencia del país entre la ultra derechista Keiko Fujimori y el maestro y sindicalista Pedro Castillo. En los pasados días se conocieron encuestas que ubican a Castillo al frente de la elección.

Desde que se conocieron los dos candidatos al balotaje, la campaña estuvo marcada por un fuerte macartismo contra Castillo, a quién los medios afínes a Keiko Fujimori catalogan como "comunista". La hija del expresidente Fujimori ha repetido varias veces que si gana Castillo instauraría el "comunismo" en el país, algo que está lejos de ser real.

Sectores de la burguesía e incluso representantes políticos de la derecha “republicana” como el escritor Mario Vargas Llosa se han pronunciado por el voto a Keiko. Está claro que frente a Pedro Castillo, la restauración de una “demodura” neoliberal como propone Keiko es el mal menor para las clases dominantes.

En este contexto el ataque en la región de San Miguel del Ene fue presentado por los principales medios como un ataque "terrorista" de sectores relacionados al exgrupo guerrillero Sendero Luminoso.

Entre las imágenes que se difunden del lugar se muestran casquillos de bala y, llamativamente, un panfleto con el logo del Partido Comunista del Perú, el nombre oficial del casi extinto Sendero Luminoso, en medio de un campamento en mitad de la selva. En ese panfleto se instaría a los pobladores a no votar por la candidata presidencial Keiko Fujimori.

En la zona de la masacre operan desde hace décadas grupos armados, algunos antiguamente colaboradores del grupo Sendero Luminoso, que protegen a productores de cocaína.

Cecilia Quiroz, corresponsal en Perú de La Red Internacional La Izquierda Diario y editora del sitio en ese país, desecha la teoría de que haya sido un ataque de Sendero Luminoso, “parece un ataque de narcotraficantes en la selva” declara y agrega “aquí hay un manejo desde los medios de comunicación para favorecer a Keiko Fujimori dejando entre ver qué hay una vuelta de Sendero Luminoso.”

Efectivamente los medios afines a Fujimori dan por hecho que el ataque fue realizado por el desaparecido grupo. Pero más bien parece una burda y desesperada operación política frente a la posibilidad del fracaso electoral.

El partido Perú Libre, de Pedro Castillo publicó una declaración en tuiter donde dice: “Nuestro partido condena todo acto terrorista, como el ocurrido en el Vraem (Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro); los crímenes ad portas de las elecciones en esta zona lamentablemente se están convirtiendo en una tradición con claros objetivos políticos a favor de la derecha”

Incluso un especialista en la actividad de grupos denominados "terroristas" como Jaime Antezana Rivera denuncia lo sospechoso de la situación como una operación política y mediática. Antezana Rivera, de quién no se puede sospechar que tenga inclinaciones de izquierda, trabajó para la DEA, la agencia antidrogas de EE. UU. que históricamente ha sido usada para el entrenamiento de paramilitares y como vía de influencia del imperialismo en América Latina. En un post en Facebook habla de varias situaciones en las que se dieron estos hechos.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias