×
×
Red Internacional

Finlandia. UPM viola los derechos de los y las trabajadoras en Finlandia

Recibimos y difundimos la declaración firmada por varias organizaciones medioambientales y sociales sobre los ataques de UPM a los derechos laborales en Finlandia, así como la huelga que hubo como respuesta.

Martes 3 de mayo | 12:19

La ofensiva que impulsó la transnacional papelera UPM contra los derechos laborales de la clase trabajadora finesa, tuvo como respuesta una gran huelga, que terminó convirtiéndose en la más larga de la historia de Finlandia.

Te puede interesar: Huelga histórica en UPM

Compartimos con nuestros/as lectores/as la declaración firmada por varias organizaciones ambientales y sociales de Uruguay, que explica la naturaleza de estos ataques de la empresa y la respuesta que tuvo por parte de los/as trabajadores/as.

Te puede interesar: La huelga de UPM en Finlandia termina después de 112 días

UPM viola los derechos de los y las trabajadoras en Finlandia

Los derechos laborales están siendo vulnerados en todo el mundo. El contexto de crisis socioeconómica ha permitido que multinacionales y grandes grupos económicos pongan presión a los estados para limitar los derechos laborales obtenidos luego de muchos años de lucha del movimiento sindical internacional. En Finlandia, un grupo de trabajadores/as de la industria del papel dieron una lucha histórica. Por más de 3 meses, 12 establecimientos industriales estuvieron en huelga defendiendo su derecho a negociar sus salarios y las condiciones de trabajo junto a trabajadores/ras papeleros. Sin embargo, la compañía para la que trabajan, UPM, atacó directamente su derecho a la negociación colectiva.

La empresa quería que sus trabajadores aceptaran las medidas de incremento de horas de trabajo (de 70 a 150 horas anuales extra) sin aumento de pago y el cierre de algunas plantas. El objetivo de la empresa no era solo incrementar sus ganancias, sino romper el sistema de negociación colectiva que existe en Finlandia y que ha significado que los trabajadores tengan condiciones dignas de empleo. El resultado de esta huelga impacta entonces no solo el día a día de un grupo de trabajadores/as en Finlandia, sino a toda la clase obrera, ya que representa un cuestionamiento a una forma de negociación que ha sido favorable a los trabajadores en todo el mundo. Negociar con muchos, en grupos de acuerdo con las ramas industriales, ha permitido mejorar las condiciones de trabajo no sólo a nivel de salarios sino también en términos de beneficios sociales y condiciones de trabajo.

A pesar de haber recibido el apoyo de diversas centrales sindicales nacionales e internacionales como IndustriAll Global Union, Uni Global y la Internacional de Trabajadores de la Construcción y la Madera los y las trabajadoras finlandeses tuvieron que aceptar convenios sectoriales y medidas de “flexibilización” y “competitividad” mediante las cuales UPM insta a la competencia económica de los y las trabajadoras de una misma planta y con la firma de convenios sectoriales introduce cambios cualitativos en las relaciones laborales tradicionales. UPM también instala el pago por hora vulnerando la jornada de 8 horas, triunfo histórico del movimiento obrero mundial.

Durante la huelga un gran número de trabajadores tuvieron que abandonar la industria. Como ha sucedido en Uruguay donde los empleos en la industria forestal se han visto reducidos en un 25% entre 2007 a 2020. El mito de que UPM genera empleo se contradice con los datos objetivos que documenta el BPS. Por otro lado, esos empleos no son necesariamente empleos con condiciones de trabajo dignas.

Como se ha documentado las/los trabajadores de la industria forestal se ven expuestos a agrotóxicos, tienen trabajos zafrales y con pocos beneficios sociales.

Como lo demostró la huelga en Finlandia, UPM puso en riesgo la vida de las comunidades al igual que lo hizo en Uruguay con los incendios forestales el verano pasado. Para UPM no cuentan los derechos de los trabajadores, las normas laborales nacionales ni los acuerdos de derechos internacionales.

Defender la negociación colectiva y los derechos laborales como formas de construir una sociedad más justa y una vida digna para todos/as es una causa que trasciende fronteras. Convocamos a los y las trabajadoras a la solidaridad de clase contra la creciente prepotencia de compañías multinacionales como UPM que destruyen nuestros bienes comunes y ponen en riesgo los derechos conquistados.

1o. de mayo 2022

Organizaciones que apoyan esta declaración:
Redes,Amigos de la Tierra
Colectivo ecofeminista Dafnias
Movimiento por un Uruguay Sustentable, MOVUS
Agrupación de Mujeres Pan y Rosas
Movimiento por la Tierra




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias