×
×
Red Internacional

Hubo otro episodio en la interna del Frente de Todos con la renuncia del Secretario de Comercio Interior. El kirchnerismo no quiere pagar los costos de la fuerte suba de precios, incremento que el propio gobierno alimentó. Las medidas oficiales como los bonos o la suba del mínimo no imponible no alcanzan para compensar el deterioro del poder de compra, mientras se conceden nuevos beneficios para los empresarios.

Viernes 27 de mayo | Edición del día

La semana comenzó con otro episodio en la interna del Frente de Todos. El pasado lunes renunció Roberto Feletti luego de que se decidiera el traspaso de la Secretaria de Comercio desde el Ministerio de Desarrollo Productivo, que dirige Marías Kulfas, hacia la cartera de Economía.

El exsecretario de Comercio Interior mencionó en la carta de renuncia “discrepancias sobre el sendero trazado y sobre las herramientas económicas seleccionadas” para contener la inflación, y en declaraciones públicas en otras ocasiones Feletti responsabilizó a Guzmán por la fuerte suba de precios. Una vez más el kirchnerismo se corre para evitar pagar el costo político de las consecuencias que genera la inflación, y que sean Guzmán y Fernández los responsables si la inflación se desborda. Lo mismo hizo con el acuerdo con el FMI en el Congreso con la renuncia de Máximo Kirchner a la presidencia del bloque oficialista en Diputados. Pero aunque busquen despegarse, Feletti también comparte junto al Gobierno el fracaso por el aumento de precios. La política de Precios Cuidados fue burlada por las grandes empresas, que realizaron maniobras y no priorizaron la producción de productos que integraban el programa.

Te puede interesar: El kirchnerismo y su doctrina del laissez faire

La inflación afecta especialmente a los sectores de menores ingresos, que destinan una mayor proporción de sus ingresos a la compra de los alimentos. El rubro alimentos y bebidas ya escaló en lo que va del año un 28 %, por encima del nivel general. Esta situación agrava el deterioro del poder de compra, los trabajadores informales perdieron un 31 % en marzo de este año en relación a octubre de 2016. El bono de $ 18.000 anunciado por el Gobierno solo cubrió en el caso del Salario Mínimo, Vital y Móvil un 22 % de lo que se perdió en 2020 y 2021. Hay que recordar que los que perciben el plan Potenciar Trabajo solo cobran la mitad de ese haber mínimo.

Un sector de la clase trabajadora votó a Fernández para terminar con el ajuste macrista y eso no sucedió. El kichnerismo quiere evitar que se profundice la fuga de votos que hubo en la última elección legislativa, pero no propone un rumbo alternativo para enfrentar el ajuste cuando tiene peso en varios sindicatos.

Te puede interesar: La renuncia de Feletti y los precios descuidados

En tanto, la inflación de mayo sería elevada, aunque menor a abril. La consultora EcoGo estimó que se ubicaría en 5,2 %, y el Centro de Estudios Económicos Orlando Ferreres calculó un 5 %. La inflación del año varía según las proyecciones, la consultora LCG calculó un 75 % para este año, y según el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) efectuado por el Banco Central será del 65 %. Las políticas oficiales como la suba de combustibles, tarifas de servicios públicos, y del dólar oficial alimentan también el aumento de precios.

Impuesto al salario: otra medida para paliar la pérdida salarial

Este viernes tras la presión de Sergio Massa, Guzmán anunció la elevación del mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias a $ 280.792 mensuales ($ 233.057 de bolsillo), desde los $ 225.000 que rigen en la actualidad. Massa confirmó que quedará excluido del pago el medio aguinaldo que trabajadores y trabajadoras cobrarán junto al sueldo de junio próximo.

El presidente de la Cámara de Diputados detalló en una carta que le envió a Guzmán que a febrero de 2022, la cantidad de trabajadores y jubilados que pagaron el tributo era de 742.964 y dicha suma aumentó a 847.878 en mes de abril, es decir, hubo un 14 % de aumento en solo dos meses. Lo que nadie cuestiona es que el salario no es ganancia, sino lo opuesto a la ganancia, que se sustenta en el trabajo no pago. Tampoco se discute el sistema tributario argentino, que es regresivo.

La medida apunta a aliviar el deterioro del poder de compra, varias paritarias se cerraron entre el 45 % y el 60 %. En caso de no reabrirse las paritarias y negociar nuevos aumentos, los salarios volverían a quedar este año por detrás de la inflación. Vale recordar que el segmento de la clase trabajadora registrada es el mejor pago y tiene cierto resguardo por las paritarias. Aun así, acumuló una pérdida del 22 % en relación a 2015 (marzo 2022 versus octubre 2015).

Te puede interesar: [Video] Acampe en las puertas de Bagley para exigir medidas frente a la inflación

Se necesitan medidas de emergencia como aumento de salarios y jubilaciones, que se actualicen por la inflación y medidas de fondo para enfrentar la suba de precios, el costo de la inflación no lo puede pagar el pueblo trabajador.

Sonríe Paolo Rocca

Mientras la inflación carcome los ingresos de las mayorías populares el Gobierno concedió un nuevo beneficio a las patronales. Este martes Guzmán anunció el "Régimen de Acceso a Divisas para Producción Incremental de Hidrocarburos", que permitirá que las empresas del sector energético tengan mayor disponibilidad de dólares por un equivalente al 20 % de la inyección adicional que logren en petróleo y del 30 % en los proyectos de gas natural, en relación a los niveles existentes en 2021. Dólares que escasean, y que el Gobierno permitirá que las petroleras los utilicen para pagar deuda o para utilidades y dividendos.

Los empresarios de las principales petroleras participaron del anuncio como Paolo Rocca (de Techint) y Sergio Afronti (de YPF), Juan Martín Bulgheroni, de Pan American Energy, Javier Rielo, de TOTAL, Eric Duning, de Chevron y Nidia Álvarez, de Equinor, entre otros. Esta última empresa era parte del proyecto para la explotación offshore de petróleo en la Costa Atlántica que despertó amplio repudio de organizaciones ambientalistas, sociales y de vecinos.

Te puede interesar: Informe especial. El otro récord de Vaca Muerta: 5,6 incidentes ambientales por día

El Gobierno busca con esta medida incentivar el aumento de las exportaciones para obtener más dólares, pero Argentina tiene una pérdida estructural de divisas por los pagos de deuda y la remisión de utilidades de las empresas al exterior, y la fuga de capitales. Además, se oculta que estas actividades destruyen el ambiente, en Vaca Muerta en 2021 se registraron 5,6 incidentes ambientales por día como detalló un informe de La Izquierda Diario realizado por Esteban Martine en base al pedido de informe que realizó el diputado Andrés Blanco del Frente de Izquierda Unidad.

Lejos de Argentina un empresario del sector se mostró optimista sobre la situación de la región. Marcos Bulgheroni, CEO de la petrolera Panamerican Energy, quien participó de los paneles del Foro de Davos (Suiza), encuentro que reúne a los empresarios, políticos y millonarios del mundo, afirmó que ve “el vaso medio lleno y no medio vacío en lo que respecta al futuro de América Latina. Trabajamos en la Argentina, México, Brasil y nunca han habido tantas oportunidades de negocio como ahora con los precios de los commodities”. Los empresarios solo piensan en la “oportunidad” de negocio. Esto es así porque lo principal en el sistema capitalista es la búsqueda de ganancia, todo lo demás para los capitalistas es secundario, y poco importa si millones pasan hambre como anticipó el conocido diario The Economist, “La catástrofe alimentaria que se avecina”, donde señalan que casi 250 millones de personas están al borde de la hambruna. Es un sistema irracional, el capitalismo no va más.

Te puede interesar: Bregman: “Producir en función de las necesidades sociales y no de las ganancias de unos pocos”




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias