Política

CORRIENTES

Tarde y mal: 16 años después, condenan a policías que mataron a golpes a Monchito Arce

Tenía un comedor comunitario en Corrientes. En la Noche Buena de 2004 entraron a los tiros a su casa y se lo llevaron. Apareció muerto en un hospital. Recién ahora los asesinos de uniforme fueron condenados. Para la familia las penas son leves y tardías.

Martes 22 de diciembre de 2020 | 10:12

Este viernes se cumplen 16 años del crimen de Ramón Baltazar “Monchito” Arce, un referente barrial de la ciudad de Corrientes, a mano de efectivos de la Policía de esa provincia. Arce organizaba en 2004 el comedor comunitario Caritas sucias del barrio Quinta Ferré, a orillas del Río Paraná, cuando su casa fue allanada ilegalmente, lo detuvieron y golpearon hasta herirlo mortalmente.

El paso de los años sin una resolución judicial a la altura de las circunstancias significó nada menos que la impunidad para los policías Ramón Basualdo, Carlos Ramírez y Carlos Alcaraz, los tres identificados como autores del allanamiento ilegal y, los dos primeros, como autores de los golpes letales sobre Arce.

Casi 16 años después, finalmente el Poder Judicial correntino juzgó y condenó a los policías. Pero la impunidad no parece haber sido resignada. Porque las leves condenas por semejante crimen no terminan de convencer a la familia del hombre asesinado.

El Tribunal Oral Penal 2 de la ciudad de Corrientes condenó a Basualdo y Ramírez a seis años de prisión por “lesiones leves agravadas, homicidio preterintencional y daño”, además de “incumplimiento de los deberes de funcionario público y allanamiento de morada sin orden”. Y Alcaraz recibió una pena de cinco años, porque no fue imputado por la muerte de Arce aunque sí por haber participado del allanamiento ilegal.

Arce fue detenido en la madrugada del 25 de diciembre de 2004, durante la sobremesa navideña. Los policías invadieron ilegalmente su casa con la excusa de que había ocurrido una serie de peleas callejeras en medio de los festejos. Entraron disparando balas de goma y golpeando a quienes estaban dentro del domicilio.

“Un vecino avisó que los hijos de Monchito estaban peleando en la calle. Él salió para ver qué estaba pasando y se encontró con uno de los chicos, que le dijo que la Policía les había pegado”, relató Patricia Ortega, nuera de Arce. “Regresamos a la casa y apareció un patrullero, entraron rompiendo la puerta de entrada, tiraban balas de goma, les gritábamos que no tiraran porque había criaturas. A Arce lo sacaron alzado de los pies y los brazos, le pegaban patadas y con la cachiporra, lo cargaron en una camioneta ahí y le seguían pegando”, recordó la mujer.

Rita Vallejos, esposa de Arce, recordó que “se lo llevaron desmayado, lo subieron en una camioneta donde le seguían pegando patadas. Nada les importaba, rompieron todo cuando entraron a mi casa”. En ese momento la familia empezó a buscar a “Monchito” por comisarías y hospitales. Recién dieron con su paradero cuando ya estaba muerto.

Arce había sido conducido a la Comisaría 11 de la capital correntina. Según se comprobó en el juicio, lo dejaron sentado en el pasillo hasta que vieron que su pulso era muy débil. Lo volvieron a cargar en un patrullero y lo llevaron al hospital, donde falleció a las pocas horas. Según la autopsia, Arce sufrió una seria lesión mortal en el bazo por los golpes que le dieron los efectivos.

En las últimas horas, al conocerse el fallo del Tribunal Oral Penal 2, el abogado de la familia de Arce Hermindo González, dijo que no están conformes por las penas aplicadas a los asesinos “ni por la calificación con la que fueron condenados”.

“Al hablar de preterintencional es aquel que se comete cuando el medio para matar no es el idóneo. Y quedó plenamente acreditado que entraron al lugar sin la orden respectiva. Además están acreditados los golpes. Nosotros decimos que fue un homicidio agravado por la condición de los autores, y pedimos la reclusión perpetua”, sostuvo el letrado en declaraciones a Radio La Dos de Corrientes.

El abogado reiteró que no está “de acuerdo con la condena” aunque sí “con que después de 16 años tengamos la certeza de lo que ocurrió: un accionar ilegal y clandestino que provocó las lesiones en Arce. Una vez que tengamos los fundamentos la familia seguro pedirá que avancemos con el recurso de casación. Vale recordar que los imputados llegaron y continúan en libertad”, agregó.

El próximo 5 de febrero se darán a conocer los fundamentos del fallo.






Temas relacionados

Brutalidad policial   /   Violencia policial   /   Gatillo fácil   /   Libertades Democráticas   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO