Sociedad

Sputnik V: el centro Gamaleya informó que no hubo efectos adversos en mayores de 60 años

Las declaraciones del director del Centro de Epidemiología y Microbiología Nikolái Gamaleya de Rusia se dan en el marco de las controversias que generaron los dichos de Putin acerca de que la Sputnik V aún no estaba aprobada para personas mayores de 60 años. Todavía no son públicos los resultados.

Viernes 25 de diciembre de 2020 | 19:03

Foto: Tatyana Makeyeva - Reuters

Alexander Guintsburg a cargo del centro de investigaciones que lleva adelante la fabricación de la vacuna Sputnik V informó a la prensa que “no hay efectos colaterales algunos” en la población mayor e igual a 60 años, y prometió que “próximamente se darán a conocer los resultados de los estudios en ancianos”. De esta manera por primera vez las autoridades del centro Gamaleya comunican de forma oficial sobre la existencia o no de efectos adversos en ese grupo poblacional.

En relación a la aparición y registro de nuevas cepas de covid-19 en distintas partes del mundo, el directivo afirmó que la vacuna de todas maneras protege contra esas variantes ya que afecta a solo un pequeño punto de la superficie del virus. La vacuna rusa había mostrado un 90 % de eficacia de acuerdo a los datos de la tercera fase de datos clínicos.

Te puede interesar Cinco claves sobre la nueva cepa de coronavirus

Las declaraciones desde el centro de investigación donde se desarrolla la vacuna rusa se dan en el marco de las controversias que generaron los dichos de Putin acerca de que la Sputnik V aún no estaba aprobada para personas mayores de 60 años. Esas declaraciones del presidente ruso generaron dudas sobre el plan de vacunación del gobierno, en el que sólo está confirmada la compra de la vacuna rusa, y cuando los mayores de 60 años eran indicados como ser los primeros en recibir las dosis.

Las novedades "positivas" y críticas que aparecen en torno a las vacunas en el mundo muestran que en esta etapa de la pandemia la disputa entre laboratorios y países alrededor de la producción, distribución y obtención de las vacunas se intensificó. Algo similar ocurre en el plano nacional donde desde la oposición se produce un bombardeo de noticias acerca de los límites o problemas que presenta o podría presentar la vacuna rusa, un tratamiento opuesto al que se hace desde los mismos medios alrededor de las vacunas de Pfizer o de Oxford-Astrazeneca.

Leé también El virus, el sistema y la guerra por las vacunas

Mientras tanto, desde el gobierno y el oficialismo se intenta mostrar la compra de 300 mil dosis en un país de más de 40 millones de habitantes como un hecho épico para reforzar su imagen política en el plano de la gestión de la pandemia. La tensión desde el gobierno en anunciar la llegada de las dosis de la Sputnik V antes de que el calendario marque el fin del presente año es quizás una muestra de eso.






Temas relacionados

Sputnik-V   /   Vacunas contra la Covid-19   /   Pfizer   /   Vacuna   /   Covid-19   /   Pandemia   /   Coronavirus   /   Alberto Fernández   /   Vladímir Putin   /   Salud   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO