×
×
Red Internacional

Actualidad. Se hallaron restos de una civilización prehispánica del año 800 a.C en Colombia

Las piezas fueron encontradas mientras se construía una autopista en el Llano de Colombia.

Jueves 20 de enero | Edición del día
Covioriente

El descubrimiento se hizo en el marco del proyecto de construcción y mejoramiento de la nueva autopista 4G Villavicencio-Yopal, dando lugar a una de las excavaciones más grandes del país, con cerca de 10 hectáreas, donde se recuperaron 334 piezas representativas y aproximadamente 9 toneladas de vestigios (entre cerámica y líticos) que hacían parte de ollas, cuencos, urnas o herramientas de comunidades prehispánicas que habitaron la región de los Llanos Orientales.

Vale resaltar que las comunidades prehispánicas han sido sistemáticamente invisibilizadas desde que comenzó el periodo colonizador. De hecho, las poblaciones originarias fueron agrupadas en una sola categoría: los guayupes. Durante mucho tiempo se asoció a esta categoría con grupos que no contaban con cultura material que pudiera ser rastreada. Con estos antecedentes, el hallazgo revela su importancia histórica.

La Concesionaria Vial del Oriente (Covioriente), encargada de este proyecto 4G, implementó el monitoreo planeado dentro del Programa de Arqueología Preventiva, lo que permitió salvaguardar el patrimonio desde las etapas iniciales de la obra. Esto permitió identificar 55 sitios arqueológicos desde el año 2018 en los municipios de Restrepo, Cumaral (Meta), Paratebueno (Cundinamarca) y Monterrey (Casanare).

El hallazgo representa una oportunidad para ampliar el conocimiento limitado que se tiene sobre las primeras poblaciones que habitaron en el piedemonte, "evidenciando sociedades más complejas de lo que se tenía pensado hasta hace muy poco tiempo”, según el arqueólogo Juan Carlos Rubiano, coordinador de arqueología de Covioriente.

Según explicó Rubiano, hasta el momento se buscaba dónde no era: “Se pensaba que estas áreas de vivienda estaban fundamentalmente en zonas altas, protegiéndose de las inundaciones y de todos los procesos propios de los ríos en la región, pero lo que se identificó, por ejemplo, en el marco del proyecto del corredor vial, es que hay muchos yacimientos, sobre todo en el departamento del Meta, que quedan en zonas bajas, inundables”.

De esta manera, la aplicación de una arqueología preventiva proporcionó nuevas posibilidades al implicar procesos de investigación en zonas en las que a priori nada se prevee encontrar.

De acuerdo al Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH), se implementaron prospecciones intensivas, excavaciones estratigráficas y actividades de verificación y monitoreo, que permitieron reconocer áreas arqueológicas que se presume corresponden a viviendas principales, secundarias y auxiliares; posibles sitios de enterramiento (dentro y fuera de las áreas domésticas, aunque deberá verificarse con la posterior microexcavación la presencia de restos óseos y determinarse si se trata de humanos o animales), zonas de cultivo, áreas de tránsito, sitios de basurero, áreas rituales, así como zonas de trabajos específicos dentro de los espacios.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias