Allanamiento en el Barrio San Miguel

“Queremos vivir dignamente y que no nos molesten”

Desde La Izquierda Diario nos acercamos al Barrio San Miguel en Santa Catalina donde se dio el violento allanamiento hace pocos días y conversamos con dos vecinas de la zona para que nos cuenten que sucedió y como vivieron el hostigamiento policial y de la Justicia

Ricardo Curcho

Trabajador de Montevideo Gas

Lunes 21 de junio | 20:05

El pasado 16 de junio los vecinos del Barrio San Miguel en la zona de Santa Catalina fueron víctimas de un sorpresivo operativo policial en el que se llevaron presos a vecinas y vecinos de la zona.

Te puede interesar: Allanamientos, detenciones y formalizaciones injustificadas para vecinas y vecinos de Barrio San Miguel

San Miguel es un barrio contiguo a Nuevo Comienzo, donde también se vienen dando desde hace más de 1 año acciones de hostigamiento policial y judicial para intentar desalojarlos.

Desde La Izquierda Diario nos acercamos a la zona y conversamos con dos de las vecinas que vivieron de cerca este operativo impulsado por el fiscal Diego Pérez quien desde que comenzaron las ocupaciones en el Nuevo Comienzo se empeña en criminalizar y perseguir a las familias.

“Somos seres humanos, las leyes marcan que tenemos nuestros derechos”

Entrevistamos a Rosana, de 48 años quien nos contó sobre la forma violenta en que se dio el operativo policial, cuando despertaron y policías uniformados y también de civil entraron a su vivienda los apuntaron y se llevaron a su esposo.

Rosana cuenta que los detenidos “la pasaron super mal” , que quedaron incomunicados y que el trato del fiscal fue aberrante, amenazando que les iban a dar entre 6 meses y 1 año no, haciéndoles la cabeza para obligarlos a firmar.

En el caso de su esposo además no le dieron la medicación que tiene indicada: aunque la policía decía que le iban a dar la medicación, al volver su esposo a la casa al otro día, Rosana se enteró que nunca le habían dado estos remedios que si o si tiene que tomar por su patología. Mientras que en una casa con personas con Covid, entraron sin respetar el aislamiento y se llevaron los celulares que la familia utiliza para comunicarse con la médica que los atiende.

Ante el operativo policial y las amenazas de encarcelamiento por más tiempo que recibían los detenidos Rossana cuenta las acciones que emprendieron; entre ellos un corte de calle; que también se han acercado medios de comunicación que difundieron el conflicto y que gracias a las acciones de los vecinos y de las organizaciones sociales que se solidarizaron las personas fueron liberadas, aunque quedaron fichadas.

Rosana también relata que ellos son gente de trabajo, vivimos al día vivimos dignamente, gente laburadora, que quiere vivir en paz “no queremos que vengan a allanarnos, no queremos pasar por esto de vuelta”

“Acá hay gente pobre que quiere salir adelante”

También entrevistamos a Adriana de 34 años y con 5 hijos, quien contó como llegó al barrio hace unos 8 meses luego de que fuera despedida de su trabajo en una fábrica de bolsas, cuando una maestra de la escuela a la que asiste sus hijos contó que en la zona de Santa Catalina había terrenos vacíos.

Adriana nos contó sobre la historia del barrio cuando no había luz ni agua, y como fueron dividiendo los terrenos y sus deseos de que San Miguel “sea un barrio como cualquier otro, acá no hay gente mala, hay gente pobre que quiere salir adelante”

La entrevistada nos relata que en el barrio hay gente que trabaja en el puerto, en la pesca artesanal y que como por la pandemia se han perdido trabajos, la gente se rebusca.

Nos contó sobre la organización del barrio, que a pesar que son tierras municipales no quieren que vivan ahí, que son más de 600 familias. También nos habló de la olla popular que hay lunes y sábados en la casa de un vecino y con apoyo de los profesores de la UTU de la zona y que los miércoles también hay merienda para los niños y niñas tienen apoyo escolar con un maestro que se acerca a colaborar.

Sobre el operativo policial Adriana dice que “fue fuerte, todos nos asustamos”, que los detenidos estuvieron incomunicados con los que no podían hablar y que hasta se llevaron a una mamá con una cesárea reciente dejando a su bebé de 1 mes con sus pequeños hermanos y como la presión de los vecinos logró que la liberaran al otro día.






Temas relacionados

Barrio San Miguel   /   fiscal Diego Pérez   /   Santa Catalina   /   Desalojos   /   Derecho a la vivienda   /   Allanamientos

Comentarios

DEJAR COMENTARIO