Internacional

SAHARA OCCIDENTAL

¿Qué papel juega EEUU en la crisis entre el imperialismo español y Marruecos?

La tensión política entre el Estado español y Marruecos por el Sahara Occidental y la crisis migratoria sigue abierta. EEUU busca mediar en la crisis como parte de sus movimientos en el tablero mundial.

Carlos Muro

@muro_87

Martes 1ro de junio | 14:50

Foto: David T. Fischer, embajador de Estados Unidos en Marruecos, en diciembre pasado.

El pasado miércoles el Departamento de Estado de EEUU declaraba, a través de Jalina Porter, que: “apoyamos que tanto España como Marruecos trabajen juntos para una resolución” de la crisis y que estén comprometidos por “procesos migratorios humanos, ordenados y justos”. El cinismo y la hipocresía imperialista no puede ser mayor, siendo uno de los países de mayores índices de trato inhumano hacia las personas migrantes. Cuestión que el gobierno de Biden no ha cambiado sustancialmente respecto a los anteriores gobiernos.

Este intento de aparente “equidistancia” para rebajar las tensiones entre dos aliados históricos, es parte de los movimientos de EEUU respecto al tablero mundial. Por ello un día antes, era Antony Blinken, secretario de Estado de EEUU, quien aseguraba por teléfono a su homólogo marroquí, Naser Burita, que Marruecos tenía un papel “clave” para impulsar la estabilidad en Oriente Próximo, en relación con la escalada de violencia que se vive en Gaza, según difundió el Departamento de Estado en un comunicado.

El respaldo de Biden a Marruecos significa la continuidad de la política de Trump. El 10 de diciembre pasado, poco antes de dejar el cargo, Trump puso en un tuit que reconocía la soberanía marroquí sobre Sahara Occidental. Una devolución de favores, a cambio de que Marruecos retomara relaciones con Israel.
Ese mismo día, Marruecos suspendió la cumbre bilateral con el Estado español o Reunión de Alto Nivel (RAN) que estaba prevista celebrarse en Rabat el 17 de diciembre. A partir de entonces, Marruecos aumentó las presiones sobre el Estado español para que reconociera su soberanía sobre el Sahara.

Para EEUU, la posición de Marruecos es clave para tener el apoyo de un país de mayoría Suní (grupo mayoritario entre los musulmanes). EEUU viene tratando de establecer una red de apoyo en torno a Israel entre distintos países de Oriente Próximo y del norte de África. Marruecos se convirtió en el cuarto país árabe en normalizar relaciones diplomáticas con Israel en 2020, después de Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Sudán -además de disponer del apoyo de países como Egipto-. De esta manera, EEUU trata de intervenir en la compleja situación de una zona estratégica disputada por distintas potencias regionales como Rusia, Turquía o Irán.

Contra la hipocresía del gobierno “progresista” español

La crisis, que se desató por la presencia del secretario general del Frente Polisario Brahim Galhi en un hospital de Logroño para tratarse de covid-19 sigue abierta. Mientras tanto, todos los partidos del arco parlamentario español ponen el grito en el cielo “por la defensa de la soberanía española”. Y como no podía ser de otra manera en las fuerzas de la izquierda institucional, nadie denuncia el papel imperialista del Estado español y también de sus empresas en la región. No solo en Marruecos -donde grandes empresas como Inditex tiene a miles de mujeres trabajando con salarios de miseria o importando a trabajadoras para el campo español tratadas como esclavas- sino también en el propia Sahara.

Te puede interesar: Contra el racismo imperialista del gobierno progresista

Durante décadas la posición española sobre el Sáhara Occidental ha sido un ejemplo de hipocresía imperialista. Mientras oficialmente el Estado español apoya las resoluciones en favor de la realización de un referéndum de autodeterminación para el pueblo saharaui, lo único que hace es seguir estrechando lazos y acuerdos con el régimen represivo monárquico marroquí para el acceso de las empresas españolas a la explotación pesquera y de otros recursos naturales, como las arenas.

Este martes, el gobierno de Marruecos ha presionado aun más, pidiendo al gobierno español que “aclare” su posición sobre el Sahara. La crisis sigue abierta, pero no se podrá resolver de la mano de las reaccionarias políticas imperialistas del Estado español, ni por parte de la monarquía de Marruecos.

La única posición progresiva es reclamar la plena autodeterminación del pueblo saharaui, y la retirada del imperialismo español del Magreb.






Temas relacionados

Estado español   /   Sahara   /   Saharauis   /   Sáhara Occidental   /   España   /   Marruecos   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO