Internacional

MEDIO ORIENTE

Qué es el Hezbollah, el grupo que Macri apuntó como "terrorista" a pedido de Trump

Indicada como un “grupo terrorista” por Estados Unidos e Israel, qué es y qué expresa una organización con importante presencia en el Líbano.

Miércoles 17 de julio | 17:03

Es una organización política libanesa, que tiene un brazo armado, con una importante influencia y popularidad en el país. Su nombre significa “Partido de Dios” y se reinvindica islamista chiíta. Desde la década del ’90 forma parte de la coalición gobernante y tiene 128 bancas en el Congreso, además de tres ministros en el actual gobierno.

Fundado en 1982, producto de la extensión territorial de la revolución iraní de 1979, para combatir la devastadora ocupación israelí del sur del Líbano (cuyo objetivo era eliminar a la resistencia palestina que se encontraba en el suelo libanés y que costó la vida a más de 20.000 civiles).

Te puede interesar: A pedido de Trump: Macri firma un decreto para declarar "terrorista" a Hezbollah

Su surgimiento se da en el marco de la resistencia a la ocupación del Estado de Israel sobre los territorios palestinos y de muchas de las tierras árabes en Egipto, Siria y Jordania, y del derrocamiento de la monarquía iraní y la consolidación de la Revolución Islámica en ese país.

Entre sus objetivos figuran la liberación de Jerusalén y terminar con el Estado de Israel. Como parte de movimientos más amplios de liberación nacional y resistencia a la ocupación sionista, como Hamas y Jihad Islámico, goza de una fuerte legitimidad incluso para sus acciones militares.

Si bien, ideológicamente reivincidan el modelo teocrático iraní, se ajustó a la realidad multi-confesional del Líbano abandonando tal objetivo. Por otro lado, no cuestiona de ningún modo las políticas neoliberales que rigen sobre el Líbano, además, de haber perseguido a la izquierda comunista libanesa durante la resistencia a la invasión israelí.

En 1992 fue asesinado su Secretario General Sayyid Abbas Al-Mosawi, asumiendo Hasan Nasrallah, su actual líder. Luego del fin de la guerra civil libanesa en 1989, durante la década del ’90 el movimiento comienza a actuar en el terreno parlamentario, integrándose progresivamente a las instituciones libanesas.

Posee una fuerte labor social mediante redes asistenciales que le ha proporcionado una gran popularidad. Tiene una red de escuelas, centros educativos terciarios, clínicas y otros servicios que ofrece ante las carencias del estado libanés, además de controlar varias empresas, entidades bancarias, fábricas y comercios, así como medios de comunicación.

El retiro de los ejércitos norteamericano y francés a mediados de los ’80, y del ejército israelí en el 2000, presentados como triunfos de la organización, fueron fundamentales para su prestigio.

Desde el combate contra el Ejército israelí y la guerra civil libanesa ha mantenido un fuerte brazo armado, ligado a la Guardia Revolucionaria iraní. Una muestra de esa fuerza la dieron en la guerra de 2006, cuando lucharon con alta efectividad contra las fuerzas israelíes. También con su intervención en la guerra de Siria, donde respaldaron al régimen de Bashar al Assad.

Hezbollah se ha fortalecido tanto nacionalmente como en el conjunto del mundo árabe y musulmán como una fuerza legítima de resistencia contra la opresión israelí. Lejos de la “caricatura” imperialista que presenta a Hezbollah como una banda de fanáticos y terroristas, la realidad es que ésta es una organización con un amplio apoyo popular.

Pero más allá de su discurso político con tono antiimperialista y de sus acciones armadas contra Israel, por su carácter social, su programa político, la política de Hezbollah no es transformar el actual enfrentamiento en una verdadera lucha de emancipación nacional y social. De la misma forma son cuestionables los métodos de los atentados que la fuerza utilizó durante años, atacando por igual a instituciones y la población civil.

La organización libanesa está en la mira del Gobierno de Estados Unidos y del Estado de Israel. Justamente estos gobiernos son los que han catalogado a Hezbollah como “grupo terrorista”, y utilizan como argumento su filiación islamista mientras son aliados estratégicos de una monarquía basada en una de las ramas más reaccionaria del islam como la Saudí, buscando imponer sanciones y legitimar los ataques contra sus integrantes. Una política que se da en medio de las crecientes tensiones con Irán, país con el que Hezbollah una alianza estratégica en tablero de Medio Oriente.

A esa política imperialista se suma el Gobierno argentino, mediante un decreto publicado este miércoles. El registro creado por decreto es un paso más en el alineamiento, que ya había sido cementado durante el gobierno anterior con la aprobación de la ley antiterrorista a pedido de EE. UU., para complacer los requerimientos del Donald Trump y los intereses del Estado de Israel.






Temas relacionados

Hezbollah   /   Argentina   /   Estados Unidos   /   Donald Trump   /   Líbano   /   Estado de Israel   /   Terroristas   /   Mauricio Macri   /   Medio Oriente   /   Israel   /   Estados Unidos   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO