×
×
Red Internacional

Luego de que se aprobara en el parlamento la reforma a la ley contra la propaganda homosexual, Putin la firmó y ahora prohibió el ingreso de contenido sobre relaciones “no tradicionales”.

Viernes 9 de diciembre de 2022 | Edición del día

El 2013 en Rusia, el parlamento del país aprobó la ley contra la propaganda homosexual, esta era una ley que prohibía la propaganda LGBTQI+. Esta ley fue aprobada casi unánimemente, contando con tan solo una abstención, y fue votada con el pretexto de "proteger a los niños de la información que aboga por la negación de los valores familiares tradicionales". En múltiples veces la ley hizo que se censurara a artistas, activistas y políticos con respecto al tema, siendo multados.

Hace poco más de dos semanas, el parlamento de Rusia aprobó la reforma a la ley que prohibiría toda propaganda de relaciones “no tradicionales”. Y hace unos días, Putin firmó tal versión, haciendo que quedará vigente la ley y pueda ser aplicada.

Tal reforma prohibiría la propaganda homosexual, de reasignación de sexo y de pedofilia en redes sociales, en medios de comunicación, películas y anuncios. Y se planea restringir todos los sitios que contengan tal información y establecerlos como sitios pagos. Todo esto se ha hecho con el fin de no “exponer” a los jóvenes de la homosexualidad y que sigan el modo “tradicional”. Según varias palabras y dichos de Putin, para él una familia no puede ser de 2 progenitores, debe ser de una mamá y un papá y se debe de respetar la familia tradicional.

La cultura conservadora que mantiene Putin se han demostrado múltiples veces, la LGBTQfobia denota en sus discursos y en sus actos. Siempre se ha mostrado en contra de los derechos de la diversidad sexual, impidiendo el matrimonio igualitario y ahora persistiendo en censurar las muestras de amor en las redes.

Esto es algo totalmente inaceptable, y más si protegen sus políticas conservadoras en un discurso para proteger a los niños. Los jóvenes hoy en día cada vez toman la sexualidad como algo más natural y no como un tabú. El restringir a la diversidad hace que se sigan formando personas ignorantes e intolerantes que son quienes podrían llegar a asesinar a alguien por ser de la diversidad.

En Rusia la homosexualidad fue legalizada en 1993, sin embargo en la historia del país, en 1917, en plena revolución rusa la homosexualidad fue descriminalizada por el estado obrero dirigido por el partido bolchevique, junto con otras leyes zaristas. Sin embargo, cuando Stalin se mantuvo a la cabeza del Partido Comunista de la Unión Soviética, se retrocedió en estas leyes, volviendo a criminalizar la homosexualidad y siendo penado.

La manera en la que el conservadurismo de la sociedad rusa afecta a las diversidades sexuales es muy preocupante. Que aquellas personas tengan que reprimirse por la sociedad y que los jóvenes no puedan vivir en un lugar seguro que no los vaya a juzgar al reconocer ser de la diversidad es totalmente inaceptable. El persistir en esconder las distintas realidades solo hace que siga avanzando la discriminación a los sectores oprimidos.

Lo más sensato es visibilizar estas leyes conservadoras que hacen retroceder a la diversidad en derechos. Y también, hacer una lucha colectiva para poder conquistar derechos mínimos y una educación que aborde temas de género y diversidad en todo el mundo.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias