Mundo Obrero Uruguay

LICEO 53: LAS AUTORIDADES NO CUMPLIERON Y SIGUE EL CONFLICTO

Profesora del Liceo 53 nos cuenta del conflicto

Desde La Izquierda Diario entrevistamos a la profesora Beatriz Lazo del Liceo 53, que nos cuenta sobre el conflicto que están teniendo por problemas edilicios y que continúa por incumplimiento de los compromisos de arreglos de parte de las autoridades. Es un centro educativo de primer ciclo de secundaria, que está ubicado en el barrio Brazo Oriental de la capital, fue construido hace 16 años y cuenta con mil estudiantes aproximadamente en total.

La Izquierda Diario

@izquierdadiario

Domingo 24 de julio de 2016 | 16:23

Desde La Izquierda Diario entrevistamos a la profesora Beatriz Lazo del Liceo 53, que nos cuenta sobre el conflicto que están teniendo por problemas edilicios y que continúa por incumplimiento de los compromisos de arreglos de parte de las autoridades. Es un centro educativo de primer ciclo de secundaria, que está ubicado en el barrio Brazo Oriental de la capital, fue construido hace 16 años y cuenta con mil estudiantes aproximadamente en total.

LID: ¿Qué es lo que motivó el conflicto?

Tenemos que remitirnos al miércoles 13 de julio, en dos momentos de ese día. En el turno matutino que comienza 730 de la mañana los docentes y estudiantes observan que tres salones de planta alta están con corte de luz, ante lo que los docentes intentan subir la llave del tablero de electricidad pero la llave térmica volvía a bajar. Se intenta encontrar otros espacios para esos tres grupos y no resulta fácil, solo se puede realojar a un grupo, en los dos restantes los docentes esperan en el salón con sus alumnos hasta que la luz natural permita comenzar con las clases.

Algo importante a destacar es que detrás del tablero de electricidad, desde el techo se filtra agua, por lo tanto la pared donde está apoyada este tablero está húmeda, cuestión de la que en otras oportunidades se dio aviso al arquitecto encargado de la obra, de lo cual nunca se obtuvo una respuesta satisfactoria como venir a ver la situación a lo que seguimos como quien dice naturalizando esta situación.

El mismo 13 de julio, en el turno vespertino alrededor de las 14hs, hay en planta alta un estallido, se siente un estruendo, los alumnos salen de los salones y lo que se observa es que una parte de las baldosas del piso habían estallado, habían saltado. Eso generó conmoción por parte de los alumnos, y también docentes. Esa zona da acceso a la Biblioteca, Salón de Informática, Adscripción y un Salón de Segundo. Se quitan las baldosas, lo que también generó un riesgo para los funcionarios a los que se les pidió que realizaran eso.

Los alumnos plantearon que en esas condiciones no querían estar allí. Se habló con los docentes, y es importante aclarar que se tomó la decisión en sala de profesores por parte de agremiados y no agremiados, de pedirle a la dirección que se reubique los grupos de planta alta en planta baja y que quienes no puedan reubicarse que se les permita retirarse ya que no estaban en condiciones de darles clase.

Todo esto se suma a un montón de situaciones que se fueron tolerando y naturalizando, hasta que llegó a esta, en la que mediante una asamblea con padres evaluamos el reclamo a las autoridades y cómo seguir.

LID: ¿Qué respuesta tuvieron de las autoridades?

Mediante el reclamo se logró que las autoridades visitaran el liceo, asistieron los Consejeros (integrantes del Consejo de Educación Secundaria) Landoni y la consejera Jauregui, ella es la representante de los trabajadores en el consejo. El consejero consideró que no había ningún riesgo. Al día siguiente, las autoridades envían un electricista que constata que hay riesgo y que informará al Concejo.

El 22 de Julio una delegación del liceo integrada por docentes y padres, con el apoyo del sindicato, concurre al CODICEN donde se elabora un acta, un documento donde se comprometen, entre los días viernes 22 y sábado 23, a realizar algunas reparaciones, entre ellas el área del piso de planta alta, el drenaje del agua del techo, y la revisión del tablero eléctrico para quede con carga. Nos plantean que la Comisión de Salud Laboral del CES al igual que una Comisión a cargo del Arquitecto llevará seguimiento a las obras. Nosotros aceptamos este pre-cuerdo y evaluaríamos luego el cumplimiento de las mismas

LID: ¿Cuál es la situación actual?

Ayer sábado 23 los docentes nos volvimos a reunir con los Padres en el liceo para evaluar si se había logrado avanzar en lo comprometido de los arreglos.

Nos encontramos con que las baldosas habían sido puestas pero según informo el arquitecto Medina faltaba colocarles un sellador. La parte de la electricidad se logró reparar algunos ductos que no estaban bien, se levantaron las llaves para mostrar que no saltaba y se iluminaba todo el liceo. Pero lo más importante no pudieron realizarlo, que era ver el agua que se filtra, ya que habían planteado perforar la losa.

Las autoridades, en la voz del arquitecto Medina que se hizo presente y de la consejera Jauregui, nos trasmitieron que el liceo estaba en condiciones de retomar las clases el lunes coexistiendo con la perforación de la azotea para el ducto que drena el agua y con el electricista reparando las cosas que aún no había podido reparar, y con una parte de la planta alta inhabilitada hasta que el material selle bien. A esto, el liceo es todo un polvo gris imponente en los pasillos, no vamos a pretender que esté totalmente limpio, pero es riesgoso para circular.

En esta situación nosotros consideramos que de ninguna manera las condiciones son propicias para el dictado de clases, más allá de lo que dice el Consejo y su Directora Celsa Puente, de comenzar el lunes, porque estaríamos haciendo ir a los estudiantes el lunes al liceo con dos obras y con una parte del liceo inhabilitada. Realmente no podríamos estar dando clases “normales”.

Por todo esto se consideró, en principio, continuar el lunes en conflicto. Asumiendo nosotros, los trabajadores la responsabilidad. Las autoridades obviamente cuando dicen que el liceo se encuentra en condiciones de continuar con las clases, lo que hace es ponernos a la opinión pública en contra, teniendo nosotros que desmentir y que esas no son las condiciones para que nuestro alumnos reciban clase.

Así que mañana lunes a las 7:30 citamos también a reunión de padres, con la intención de evaluar y en principio si es necesario ocupar el liceo, aclarando que en caso de ocupar permitiríamos obviamente que ingresen los trabajadores que vengan a reparar el liceo. Lo que no queremos es poner en riesgo a ningún alumno.






Temas relacionados

Mundo Obrero Uruguay   /   Uruguay   /   Docentes uruguayos   /   Educación pública en Uruguay   /   Educación

Comentarios

DEJAR COMENTARIO