Situación de calle

Persona muerta en situación de calle ¿Ningún uruguayo por perdido?

El colectivo NITEP emitió un comunicado sobre el primer fallecimiento en el 2021 de una persona en situación de calle en Uruguay: la consternación ante una muerte totalmente evitable, las justificaciones para no haber actuado y las promesas para no tener una persona muerta en situación de calle.

Martes 11 de mayo | 21:36

La crisis económica, social y sanitaria se va agravando, miles de trabajadores desocupados, ollas a las que acuden cada vez más personas para poder comer, una crisis sanitaria que empeora con la segunda ola del COVID-19.

Se avecina el invierno, se vienen tiempos crudos para las personas en situación de calle, totalmente expuestas a la intemperie, con el riesgo de morir congelado por hipotermia, expuestos a la violencia policial y la hostilidad de un sector reaccionado de la sociedad que alimenta el odio contra las personas más oprimidas por este sistema.

La mañana del sábado 8 de mayo nos sorprendió por algo que no es sorpresivo y novedoso. En Río Negro y Uruguay falleció una persona en situación de calle; ni siquiera comenzó el invierno y ya murió la primera persona en situación de calle en el año. Esto no es naturalizado por el Colectivo, NITEP emite una declaración ante su fallecimiento y por las múltiples violencias sufridas.

Las excusas, las promesas y lo trae detrás

Al percatarse de la muerte, la cúpula del MIDES inmediatamente fue al lugar de los hechos, el informativo de Canal 4 Telenoche realizó un móvil en vivo en el lugar donde fue encontrada la persona fallecida. El Director de la división de coordinación de programas para personas en situación de calle en Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) Gabriel Cunha y el flamante Ministro Martín Lema se hicieron presentes.

Presentes ni más ni menos que después de que la persona de calle fue encontrada muerta, con un móvil de un canal transmitiendo en vivo sus testimonios.

Cunha mencionó a Telenoche que esta persona “no había querido participar de ninguna de las propuestas que tiene la cartera para atender a personas en situación de calle”. Además dijo que: “Tenemos que seguir trabajando en poder dar mejores respuestas y poder atender este tipo de situaciones (...) poder atender a las personas con problemas de adicciones y con soluciones acordes a ello”; según Cunha “El desafío es dar respuestas que cubran las necesidades de las personas y podamos entender por qué no quieren ir a los refugios y darles una respuesta para que puedan aceptar esa ayuda”.

Ante este discurso en el que se hace énfasis de que la persona no estuvo bajo el sistema de refugios y que el uso de sustancias ¿La muerte es un daño colateral para una persona que tiene una adicción a determinadas sustancias o no que no quiera ir a un refugio?.

En tanto, por parte del MIDES, la Directora Nacional de Protección Social Fernanda Auersperg, presentó el Plan Invierno. Un plan que prevé un aumento de 1.300 camas mediante un sistema de “paradores nocturnos” distribuidos en todo el país, 2 ambulancias de ASSE para acudir en situaciones de riesgo sanitario, ampliación de horario de la línea de teléfono para llamar al Equipo Móvil de Calle, paradores nocturnos a cargo de la sociedad civil, coordinación con el Ministerio del Interior y Ministerio de Defensa, y la realización de un nuevo censo.

Ante este paquete que promete el gobierno cabe preguntarse y cuestionar cada una de las partes que integran este pack: ¿Ante esta crisis económica será suficiente 1.300 plazas más y 2 ambulancias exclusivas? ¿Cómo serán las condiciones de estos nuevos centros de emergencia que funcionarán desde los meses de julio y agosto, la cantidad de personas por centro, el equipo técnico que los acompañe? ¿Quiénes serán las organizaciones de la Sociedad Civil que los gestionen? ¿Existirán licitaciones o será mediante compra directa con los amigos vinculados con organizaciones religiosas y empresas ansiosas de exonerar impuestos? ¿La coordinación con los Ministerios de Interior será para utilizar la ley de faltas y criminalizarlos (como los operativos del año pasado)? ¿La cordinación con el Ministerio de Defensa será para amontonarlos en cuarteles (como el año pasado)?
En definitiva: ¿Los nuevos “paradores nocturnos” será una solución paliativa para que las personas en situación de calle no se mueran de hipotermia o una forma de “evitar tener un muerto encima” y de paso “si hay miseria que no se note”?

Mientras la calle sigue siendo dura.

Desde el Colectivo NITEP el lunes 26 de abril se realizó el lanzamiento de la campaña “Ni una muerte más en situación de calle”. En aquel lanzamiento reivindicaron el derecho a ser y fueron críticos con la indiferencia y la violencia sufrida por causa de este sistema: “Por todas las muertes acontecidas a causa de las infinitas violencias es que hoy y siempre proclamamos nuestra existencia legítima en el mundo. Reivindicamos nuestro derecho a la Vida. Existimos, somos ciudadanes y tenemos los mismos derechos. Nos mata la indiferencia, la especulación de mercado, las políticas públicas insuficientes y la violencia de este sistema capitalista que nos descarta. Deseamos un mundo que abraza y no expulsa, la situación de calle es una de las consecuencias de la violenta desigualdad social”.

Te puede interesar:Ni una muerte más en situación de calle

El año pasado, bastante particular por el agravamiento de la crisis económica y social, y por el inicio de la pandemia del COVID-19, el Colectivo realizó varios comunicados en torno al fallecimiento de una persona en situación de calle, siendo esta la muerte de un compañero.

Te puede interesar: Primer muerto por hipotermia de persona en situación de calle

Te puede interesar: ¿No llegaron a tiempo? La muerte evitable de una persona en situación de calle en Montevideo

Desde el año 2019 NITEP emite una declaración ante las muertes de las personas en situación de calle, no las naturaliza, se anima ser crítico ante la indiferencia y la prepotencia de un sistema capitalista que sigue provocando una vida llena de violencias contra las personas más oprimidas “Que las víctimas del frío son víctimas de la indiferencia y la negligencia de un sistema injusto que no protege de igual forma a la ciudadanía siendo el Estado el principal responsable”.

Estas muertes son sentidas con profundo dolor por parte de les compas del Colectivo NITEP, estos son asesinatos realizados por la indiferencia social y por el Estado, un Estado que defiende los intereses de la clase privilegiada en este sistema capitalista, un sistema en el que es sumamente violento y hostil contra las que son empujadas a estar en situación de calle. Personas que tienen una historia, que tienen conocimientos, pero sin embargo están en la lleca y tienen que aguantarla todos los días y las noches debajo de unas sábanas y cartones.

Desde el Colectivo NITEP buscan no naturalizarlo, por ellos se preguntan: ¿Cuántas muertes más? y exigen que ¡La calle no es un lugar para vivir, tampoco para morir!.






Temas relacionados

NITEP   /   MIDES   /   Personas en situación de calle

Comentarios

DEJAR COMENTARIO