×
×
Red Internacional

Con el nuevo escándalo salieron a la luz una parte de los miles de millones de dólares que los grandes empresarios y millonarios se llevan del país. ¿Por qué lo hacen? ¿Qué consecuencias tiene para las grandes mayorías?

Lunes 4 de octubre | Edición del día

La fuga de capitales no es exactamente dólares que "salen del país” en un avión (aunque bastante de eso hay) sino que implica a todas las operaciones (tanto legales como ilegales) que sacan dólares del sistema financiero y bancario nacional. De esta manera esas divisas quedan por fuera del circuito productivo. Una parte de esos fondos se termina alojando en países con bajos o nulos impuestos a través de las llamadas “sociedades offshore”, empresas que no realizan ninguna actividad productiva donde están radicadas.

En el caso de los Pandora Papers las offshore reveladas se encuentran en un 80 % en las Islas Vírgenes Británicas y, al igual que los Panama Papers, confirman que la fuga de capitales no es un fenómeno aislado, sino una parte esencial del sistema capitalista en todo el mundo. Ninguna región del mundo se salva del escándalo: desde el rey del Estado español Juan Carlos I al Rey de Jordania, el ex primer ministro del Reino Unido, Tony Blair, y cientos de millonarios de India, Rusia y EE. UU.

Te puede interesar: Pandora Papers: el "paraíso" donde los capitalistas esconden sus millones y estafan al mundo entero

Los documentos destapan profundos esquemas de corrupción que protegen y benefician a millonarios y políticos. Hay tres presidentes latinos implicados y Argentina es el tercer país con más cantidad de cuentas. Los empresarios farmacéuticos Hugo Sigman y Marcelo Figueiras, Humberto Grondona, Mariano Macri, Zulemita Menem y Daniel Muñoz (ex secretario de Néstor Kirchner) son algunos de los argentinos que figuran en los documentos.

¿Por qué fugan? ¿Qué expresa la Fuga?

Los empresarios sacan las divisas porque no ven sentido en invertirlas en desarrollo productivo, ni tampoco financieramente. La lógica es la de las ganancias, invertir lo menos posible y sacarlo afuera.

Ni los empresarios ni los partidos políticos tienen un proyecto viable de desarrollo que supere las condiciones de la dependencia y del atraso de Argentina. Con este esquema ganan bien, mientras la gran mayoría de la sociedad se empobrece.

Así sistemáticamente la riqueza que se genera a través del trabajo, en vez de permanecer en el país, se escapa. No están disponibles para inversión, importaciones, consumo. Entonces limita el crecimiento y el desarrollo, genera un aumento en la desigualdad en la distribución de ingresos y, a la larga, empeora las condiciones de vida de los trabajadores. La pobreza alcanzando a más del 40 % de la población de Argentina muestra las graves consecuencias que termina provocando.

También podes leer: Sigman, Figueiras, Macri y Menem: algunos apellidos argentinos del escándalo de Pandora Papers

¿Cuánto se fugó?

La información de Pandora Papers es sólo una porción del total de la fuga. La exportación total de capitales al exterior ascendió, en el período macrista, a U$S 86.200 millones. Durante esos años, la fuga estuvo ligada al esquema especulativo de la bicicleta financiera, facilitado por los instrumentos muy rentables que emitía el Banco Central (Lebac, Leliq) y todo el marco monetario de tasas de interés altas.

Durante el ciclo de gobiernos kirchneristas (2003-2015), la fuga de capitales al exterior totalizó U$S 102.600 millones, según un cálculo del economista Guillermo Gigliani. Esta salida estuvo concentrada en 2007-2011, cuando se fugaron U$S 93.900 millones.

Se estima que el total de activos fugados en el exterior ascendería a U$S 400 mil millones de dólares. Esto es similar al Producto Bruto Interno (PBI) argentino y más que supera el total de deuda pública externa.

Podes ver: ¿Qué es la fuga de capitales?

¿Quiénes intermedian en la fuga?

De acuerdo a Llorens y Cafiero, los bancos privados dieron curso al 80 % de la fuga en el año 2001: las principales entidades privadas involucradas fueron Citibank, Bank Boston, Banco Galicia, Banco General de Negocios y BBVA.

El actual presidente del Banco Central de Brasil, Roberto Campos Neto, está entre los involucrados de los Pandora Papers. De las financieras que figuran en los documentos, 312 corresponden a clientes del banco Morgan Stanley.

¿Cómo terminar con la fuga de capitales?

Un verdadero programa para terminar con el atraso del país y la pobreza, sólo lo puede llevar adelante otra clase, los propios trabajadores, los únicos que tienen intereses verdaderos en que las cosas funcionen de otro modo.

Dos herramientas de emergencia serían claves para frenar la fuga:

  • Banca estatal única: Sacar el manejo de los recursos de la lógica privada de ganancias. Una banca estatal que administre toda la masa dineraria en función de los intereses sociales, sería una herramienta poderosa para terminar con la fuga de capitales y la evasión, canalizar el crédito y cuidar los ahorros nacionales.
  • Monopolio del comercio exterior: permitiría administrar las divisas que provienen de las exportaciones en función de las necesidades del pueblo trabajador y no en función de las ganancias de unos pocos.

También te puede interesar: Demagogia: mientras los hace, el kirchnerismo habla del ajuste que implican los pagos al FMI




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias