SOOFRICA alecciona con su ejemplo.

Otra alternativa obrera, frente a una multinacional

Diversas situaciones han hecho de este sindicato un referente de constancia. Más de un año en seguro de paro, dando fuerte pelea contra la negativa y la prepotencia patronal, su postura frente a la emergencia sanitaria, tras el fallecimiento de un compañero por Covid y la situación frente a la persecución sindical

Ricardo Curcho

Trabajador de Montevideo Gas

Jueves 13 de mayo | 22:41

SOOFRICA en Torre Ejecutiva (foto Archivo:La Izquierda Diario)

Enfrentando el Covid

Cuando después de tanto esfuerzo, y de un dilatado tiempo transcurrido, se logra la reincorporación y la puesta en marcha de todas las funciones laborales; pasados escasos dos meses; la pandemia llega a SOOFRICA.

El miércoles 31/03/21, el Covid se carga la vida de un compañero obrero de 49 años, Marcelo Migues.

El compañero a esa fecha, hacía días que estaba en el CTI de una mutualista de Canelones con un cuadro complicado, y a pesar de ser una persona joven y activa, fallece. Así actúa esta enfermedad perversa…

Exigimos un protocolo

Para esas instancias el sindicato venía gestionando distintas alternativas para alcanzar un protocolo eficaz, paro con la empresa no se lograba un acuerdo. Durante muchas instancias ya se había solicitado a los directores responsables, paralizaran las tareas durante una jornada, para la desinfección de las instalaciones y todas las áreas de trabajo.

Desde un comienzo se procuraba obtener una respuesta que ofrezca soluciones. El sindicato venía advirtiendo de la situación sanitaria a la empresa, y presentando propuestas que implementaran medidas preventivas.

La idea era generar una ventana sanitaria que ofreciera garantías y un retorno en condiciones de trabajo seguras.

El día 31 de marzo a medio día, se produce el deceso del compañero Marcelo Migues contagiado y complicado por el Covid-19.

Ante estas instancias críticas, es el propio Sindicato quien abre la “ventana sanitaria” y utiliza el método obrero de Paro Sanitario, paralizando las actividades durante unos días, hasta el miércoles 7/4/21. Con este paro obrero se procuraba el reinicio de la actividad laboral en mejores condiciones para la salud de todos, más allá de que a la multinacional brasileña negacioncita, le pesara.

Entonces se contaban unos 25 casos activos infectados de COVID y más de cien trabajadores de la planta frigorífica en cuarentena, para evitar la propagación de los contagios.

Te puede interesar:¡Por la reapertura del Frigorífico Canelones!

Foto Marcha 28/7/20 (Archivo: La Izquierda Diario)

Antecentes

El Sindicato del Frigorífico Canelones (SOOFRICA) Sindicato de obreras y obreros del frigorífico Canelones, se declaró en conflicto, en octubre del 2019, cuando días antes de su retorno tras la licencia anual, (que se toma en conjunto por toda la Planta, en el mes de setiembre), se encuentran con la sorpresa de un telegrama, el que manifiesta a todos, que fueron enviados al seguro de paro. El Frigorífico Canelones, que ha cambiado de dueño muchas veces, desde su fundación en los 50’, hoy corresponde al grupo Minerva Foods. Empresa esta, que es una multinacional de origen brasileño que a su vez, es dueña también de otros frigoríficos en el país.

Estamos hablado de 600 familias.

Pasados más de un año de estar en el seguro de paro, período en el cual se fueron postergando mes a mes las posibilidades de retorno e inicio de las actividades. Este sindicato, este combativo cuerpo obrero, dio siempre señales claras de lucha, con sus movilizaciones, y denuncias desde comienzo del conflicto generado por la actitud intransigente y de soberbia de la patronal que los deja desocupados.

Luego de no tener respuestas, sumado a las dilatorias durante meses, deciden, para poner en conocimiento a toda la sociedad, al Gobierno y al Ministerio de Trabajo de su reclamo, reeditar una movilización que se había realizado hacía 57 años, un 27 de julio de 1964. El objetivo era que fueran recibidos en Torre Ejecutiva, hacer entrega de una nota planteando su compleja situación, y luego dirigirse al MTSS y mantener una entrevista con el Ministro de trabajo.

Comienza la marcha

El día 27 de julio 2020, arrancaron a las 7 de la mañana de Canelones con dirección a Montevideo, recorriendo 47 kilómetros a pie, realizando algunas paradas. Después de semejante esfuerzo, confluyeron al fin en la capital, en el Sindicato de AUTE, donde fueron recibidos con gran solidaridad. El día 28, luego de pernoctar allí, partieron en una caravana multitudinaria, con el apoyo y participación de muchos gremios del país, que se sumaron a la misma, apoyando y acompañado, hacia los objetivos que tenían fijados.

La primera parada fue en Torre Ejecutiva en concentración multitudinaria, donde entregaron una carta dirigida a presidencia, puesta en mano del secretario Álvaro Delgado, quien los recibió y escuchó, sin prometer nada.

Más tarde, su destino fue el Ministerio de Trabajo. Una vez llegados allí, fueron recibidos por el ministro Pablo Mieres. Después de extensos minutos de dialogo, sale el presidente del sindicato con una noticia alentadora: “el 7 de agosto nos volvemos a reunir en el Ministerio, pero esta vez, habrá una propuesta concreta de reapertura nos planteó el Ministro”.

Marcha frente al Pcio. Legislativo (foto Archivo: La Izquierda Diario)

Las dilatorias prosiguieron a pesar de las promesas, varios meses

Siguieron las dilatorias, hasta que el 21/01/21, en una nueva reunión tripartita se logra por fin la firma de un acuerdo con grupo Minerva Foods, y la MTSS, para la reapertura del Frigorífico Canelones, recuperando unos 580 puestos de trabajo. Esto se coordinó en primera instancia para el lunes 25 de enero, pero la puesta en marcha, tardará una semana más, postergándose para el lunes 1 de febrero.

Para que se llegara a este acuerdo de reintegro y reapertura, debieron darse largas instancias de diálogo y confrontación, donde la multinacional, desde su lugar de fuerza, y tomando de rehén a la masa trabajadora, proponía el aumento de las jornadas laborales, y entre un 40% y un 50% de rebaja salarial. Al fin se logra, un menos malo, pero doloroso acuerdo, con un 19,5% de rebaja del salario, quedando las jornadas laborales con su distribución habitual.

Como comentara un dirigente del sindicato:

“Uno no lucha sólo, por reivindicaciones salariales, sino por motivos de unidad y otros conceptos ideológicos, que son más profundos que el salario”.
Tras más de un año de conflicto entre los trabajadores y la empresa, con la intermediación del Ministerio de Trabajo (MTSS), se llega a un acuerdo para que reabra la Planta, el 1° de febrero.

Donde las fuentes de trabajo fueron recuperadas por la resistencia y la dignidad, constante que mantuvo Soofrica, junto con la Federación Obrera de la Industria de la Carne y Afines (FOICA) que siempre apoyó, durante los 13 meses de conflicto.

Se ajusta el cumplimiento de un protocolo

Reanudadas las tareas, se comienzan a realizar desde entonces, test aleatorios en tandas de entre 50 y 60 operarios por día, que funcionan bien. Con esto se detecta los positivos que no presentan síntomas. De esta forma se evitaron más contagios.
Para el día 7/5/21, había 19 casos positivos y siguen siendo alrededor de 100 los compañeros que componen los grupos de contacto y que están en cuarentona preventiva; sistema que después de aplicado, viene funcionando bien.
Esto se consigue por el conjunto obrero, mediante su imposición, estableciendo un protocolo de cobertura en su función laboral.

Entre tanto la dirección de la Empresa prosigue con su ataque al sindicato, que tiene larga data. Esta multinacional no se conformó con implantar una rebaja salarial, como condición para el reintegro y la reapertura del frigorífico, aún con sus enormes ganancias. Sino que sigue usando de rehén la situación de necesidad laboral, y actúa como una aplanadora, desde un lugar de poder y despotismo.

Persecución y pulseada constante

Con este perfil de acción, la patronal ha persistido con un ataque despiadado sobre la herramienta esencial que protege al obrero, que es el sindicato. Y, de esta forma, persiguen a sus dirigentes honestos, buscando embretarlos con supuestas faltas o con argumentos desmedidos, con los cuales justifican suspensiones arbitrarias hasta de 14 días. Como la de que fue objeto el propio presidente del sindicato de Soofrica, Raúl Torres, que es un obrero activo, y ejemplo para muchos.

A pesar de todas las controversias, este sindicato y esta fuerza laboral ha demostrado dignidad, constancia y responsabilidad.

Concentración en Pza. Independencia (foto Archivo: La Izquierda Diario)

Hoy SOOFRICA prosigue con su conducta y con su lucha

Debe existir la convicción en la clase trabajadora, que sólo se sale definitivamente de la opresión patronal, con el concurso de todos, con una confrontación real. Sosteniendo desde el arranque, que la clase trabajadora debe estar unida con un objetivo común. La fuerza necesaria está signada por integración de todos en la pelea. Pero para esto, al mismo tiempo de unirnos, debemos escindirnos de los que rebajan nuestras acciones y nuestras fuerzas, dividiendo. Esos, los que toman acciones inconsultas perjudicando al conjunto, esos que además de burócratas, son oportunistas y mentirosos.

¡La Clase Trabajadora es soporte de sí misma!

¡En la calle será la pelea!






Temas relacionados

Raúl Torres   /   Marcelo Migues   /   Foica   /   Soofrica   /   MTSS   /   Covid-19

Comentarios

DEJAR COMENTARIO