×
×
Red Internacional

Política Nacional. La migración en Chile: un problema social internacional que involucra el reparto de fortunas

En Chile el problema migratorio a escalado gracias a la inoperancia del gobierno y de sus políticas xenófobas como la Ley de Migraciones o el Retorno Humanitario. Mientras la elite aprovecha para alimentar los discursos de odio en el pueblo trabajador, la crisis escala a nivel mundial, arrojando a millones a la miseria. Frente a la situación, la concejala por Antofagasta, Natalia Sánchez, hace incapié en la necesidad de que el estado se haga cargo de la situación y garantice derechos básicos.

Sábado 12 de febrero | Edición del día

El asesinato del transportista Byron Castillo este jueves 10 de febrero, causó gran impacto en la opinión pública, relacionando migración con delincuencia. Por su puesto, los medios de comunicación empresariales y el gobierno han aprovechado la situación para alimentar los discursos de odio. La propuesta de la derecha, así como también del gobernador de Antofagasta, Ricardo Díaz, fue declarar estado de excepción en la zona y la militarización de la frontera aedmás de mayor control policial. Durante su gobierno, Piñera ha seguido esta misma línea a través de la Ley de Migraciones y el Retorno Humanitario, además de no hacerse responsable de la situación de precariedad que viven las miles de familias que están en situación de irregularidad migratoria.

La batalla por asegurar los derechos básicos como vivienda, trabajo y salud, no es simplemente de las personas que migran. Sin ir más lejos, las demandas levantadas en la rebelión popular de octubre por el pueblo chileno son exáctamente las mismas

Este viernes, a través del programa "Desierto Rojo", transmitido en vivo a través del facebbok de La Izquierda Diario, Natalia Sánchez, militante del Partido de Trabajadores Revolucionarios y concejal del Municipio de Antofagasta expresó que “la crisis migratoria es un problema social internacional, se vive en los 5 continentes, personas cruzando el caribe, el mar mediterráneo y toda américa para poder buscar mejores condiciones de vida, escapando del hambre y la guerra.”

Además, la concejal explicó que los efectos de esta crisis migratoria, se deben a la nula respuesta del gobierno, respecto al asegurar derechos sociales básicos a quienes estén dentro del dominio del Estado chileno. Sánchez indica que “ de forma mínima se debería garantizar, vivienda, salud y trabajo. Debe ser financiado por el Estado, por medio de un impuesto a las grandes fortunas, además de testeo masivo de Covid-19 y residencias sanitarias para quién lo requiera”. "La precariedad y miseria que viven las familias migrantes afectadas es un escenario perfecto para que se desarrolle la delinciencia y los actos desesperados"

¿Falta de recursos? Las ganancias de las grandes fortunas y el PIB en Chile: lo que genera la clase trabajadora y lo que podría alcanzar

Según las estadísticas de Data Comond, una organización mundial para el desarrollo académico, en el año 2020, las grandes fortunas del país amasaron un gran patrimonio de 252,9 mil millones de dólares, mientras que por otra parte, el gasto fiscal fue de 73.622 millones. Según la Forbes, los súper ricos de Chile como Luksic, Paul Horstman o Julio Ponce Lerou, incrementaron su riqueza un 70% el año 2020 en plena crisis sanitaria, mientras que 1 millón de personas fueron añadidas al registro social de hogares el 2020 y el 57% se ubicó en el tramo de extrema pobreza. Y dentro de las grandes cifras, el PIB nacional alcanzó los 42,7 miles de millones de dólares. Esto hace preguntarse cómo un país con una cantidad de habitantes menor a la de muchos países latinoamericanos, con excepción de Uruguay, posee tal pobreza y desigualdad, siendo uno de los más adinerados del continente.

Frente a esto, Natalia Sánchez recordó que la crisis migratoria es un problema a nivel internacional. Sánchez plantea que "no será por la respuesta de los gobiernos capitalistas que se encuentre la salida al problema, ya que son ellos mismos en conjunto con los grandes empresarios quienes crean estos escenarios, a través de la privatización de recursos, precarización laboral, políticas de ajuste neoliberales, sino que será la organización de los pobres y explotados la que conquistará sus derechos mínimos".

Es importante considerar que la crisis migratoria no sólo es a nivel económico, si no también trae consigo la escalada de discursos de odio y xenofobia a nivel popular, alimentada por la derecha y extrema derecha. Un ejemplo es la muerte de Miose Kabagambe, trabajador congolés que fue golpeado hasta morir por su jefe en Brasil, por exigir que se le pagara lo trabajado.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias