Política Uruguay

Astori y diputados disconformes con la iniciativa

La exoneración de impuestos a las Universidades privadas divide al FA

Una nueva polémica se generó en la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados que discute hace varios días la Rendición de Cuentas. A instancias del grupo IR que lidera Macarena Gelman, se votó un aditivo que propone eliminar la posibilidad de deducir del Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE) las donaciones que se hagan a las universidades privadas.

Lunes 1ro de agosto de 2016 | 14:33

Una nueva polémica se generó en la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados que discute hace varios días la Rendición de Cuentas. A instancias del grupo IR que lidera Macarena Gelman, se votó un aditivo que propone eliminar la posibilidad de deducir del Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE) las donaciones que se hagan a las universidades privadas.

Actualmente las empresas pueden descontar hasta un 75% de lo que pagan por IRAE y por el Impuesto al Patrimonio por sus donaciones, y de esta manera aportan alrededor de 1.600.000 dólares por año a las universidades privadas. Esta cifra es mayor a la que recibieron las facultades de Ciencias Económicas, Veterinaria, Agronomía, Arquitectura, Ingeniería, Odontología y Química de la Universidad de la República, en el mismo periodo.

Plata para la educación privada, recortes para la educación pública

Las reacciones no se hicieron esperar y desde distintos sectores del Frente Amplio se pusieron reparos a la propuesta.

Con argumentos cercanos a posiciones neoliberales, el propio ministro Astori se mostró sorprendido con la iniciativa, subrayando que la existencia de universidades privadas “le ha hecho mucho bien a la Universidad de la República porque la ha estimulado a mejorar su trabajo”. Avalando los grandes negocios de las empresas que lucran con la educación, Astori parece olvidar que esta plata que no tributan las empresas al Estado son recursos que se transfieren al sector privado y se le niegan a la educación pública.

En momentos en que a instancias del gobierno se está discutiendo en la Rendición de Cuentas recortes de recursos para ANEP, el INAU y la Universidad por montos cercanos a los 50 millones de dólares, la posibilidad de que el Estado pueda obtener ingresos a partir de los impuestos que deben pagar los grandes empresarios despierta resistencias en el propio Frente Amplio y una oposición cerrada de las propias universidades privadas.

Chantaje de las universidades privadas

Desde la ORT y la Universidad Católica han salido a chantajear con la posibilidad de eliminar becas a estudiantes si esta medida de eliminación de exoneraciones prospera reconociendo implícitamente que esas becas en realidad las financia el propio Estado con los impuestos que no cobra y que los empresarios de la educación no quieren reducir sus grandes ganancias.

Incluso el arzobispo de Montevideo el Cardenal Daniel Sturla criticó la iniciativa de los legisladores del FA, defendiendo a las universidades privadas, de las cuales dos de las mismas tienen relación con la Iglesia que lidera el señor Sturla en Uruguay.

Los partidos de la oposición también han criticado la iniciativa presentándola como una forma de persecución a la enseñanza privada.






Temas relacionados

Política Uruguay   /   Mundo Obrero Uruguay   /   Uruguay   /   Educación pública en Uruguay   /   Educación   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO