×
×
Red Internacional

A propósito de la propuesta de Edu21. La educación pública, una cuestión empresarial

Apuntes críticos sobre las nuevas corrientes pedagógicas de mercado y Edu21.

Viernes 3 de enero de 2020 | 14:45

Las nuevas corrientes mercantilizadoras

Hace un tiempo diferentes actores como Edu21 y representantes de los empresarios vienen instalando discusiones y propuestas en torno a la educación de los hijo/as de los trabajadores y trabajadoras; es decir la educación pública.

En un artículo publicado en el mes de mayo del año pasado en el Semanario Ideas de Izquierda  [1] se hace referencia a estas corrientes tecnocráticas escolanovistas, que vienen intentando instalar debates y diseñar propuestas de cambios en la educación, pero que en realidad están integradas por representantes de la esfera empresarial y por actores que no precisamente son docentes.

Estas corrientes se presentan como lo “nuevo “oponiéndose supuestamente al modelo “tradicional” al que presentan como algo perimido y del pasado. Tal es el caso de Edu21, que expone sus ideas en este sentido.

(…) “Impulsamos y apoyamos diversidad de estrategias y modelos educativos que aspiran a transformar políticas y prácticas, que sean innovadores, diversos y flexibles, que permitan igualar en oportunidades y resultados educativos, gestionados profesionalmente, y que contemplen la singularidad de los seres humanos” (…) Edu21.org / misión visión.

Palabras que suenan muy bonitas y esperanzadoras pero que en el fondo no son más que eslóganes de mercado y que sostienen con políticas educativas mercantilizadoras.

Autores como Chevellard nos ayudan a entender este fenómeno, cuando hablamos de la intervención de técnicos que se encuentran por fuera de la educación y que por lo tanto están en desconocimiento de su realidad.

Chevellard utiliza la categoría de noosfera: La noosfera se compone simultáneamente de representantes del sistema de enseñanza y de representantes de la sociedad: miembros de la asociación de docentes, profesores, padres de alumnos, especialistas.

En este caso se trata de técnicos externos al sistema educativo que buscan adaptar el saber didáctico escolar a las nuevas estructuras sociales, porque lo consideran obsoleto para sus fines. (…) Siguiendo al autor estas intervenciones se basan en un (...) “Envejecimiento moral”, además, porque el saber enseñado puede no estar de acuerdo con la “sociedad en el sentido amplio”.

En este caso los valores de la escuela no están siendo eficaces para los fines de la sociedad posmoderna neoliberal, es por eso se proponen modificarla.

Cómo la organización empresarial interviene en la educación. Orígenes de Edu21

¿Qué son los think tanks? Extraído de una nota de La diaria publicada el día 15 de setiembre de 2018:

Los think tanks –término que traducido literalmente del inglés quiere decir “tanque de pensamiento”–, que también son denominados como centros de pensamientos, laboratorios de ideas, centros de investigación u otros, son instituciones –generalmente organizaciones sin fines de lucro– conformadas por grupos de expertos, investigadores y pensadores que se enfocan en diversos temas, como política social, estrategia política, economía, temas militares, tecnología o cultura. Pueden estar vinculados o no a partidos políticos o grupos empresariales, pero se caracterizan por tener una orientación ideológica definida, hacer valer su independencia y tener como finalidad influenciar sobre las políticas públicas. Los think tanks, además, suelen suministrar herramientas ideológicas a partidos políticos, instituciones internacionales y medios de comunicación.

Este equipo asociado a las Cámaras Empresariales y a Universidades privadas como UM la UCU, (así es como se presentan en su página web oficial eduy21.org), se muestran como un grupo de intelectuales independientes que tienen como único interés contribuir al debate público y a la construcción de políticas públicas.

Sin embargo como se menciona en el párrafo anterior tienen una ideología definida, que claramente se vincula con los intereses empresariales de la patronal. En este sentido estamos ante un grupo de empresarios que buscan intervenir en la educación pública para beneficio de las empresas a las que representan.

¿Libro abierto, o libro cerrado?

La propuesta, en la presentación del libro ‘’Libro Abierto” que se realizó en el salón de los pasos perdidos en el Palacio Legislativo el día 16 de mayo de 2018, fue encabezada por Fernando Filgueira de formación sociólogo y Renato Opertti de igual formación (que además, como consta en su CV es asesor del BID).

Comienzan su discurso diciendo ‘Esta propuesta no va en el sentido de privatización ni desmantelamiento de la educación’, suponemos que ese comienzo hace referencia a una crítica que se le viene haciendo desde el movimiento sindical o para tranquilizar a la audiencia, que básicamente se componía de empresarios y políticos de los partidos tradicionales y el FA.

Reafirman que su propuesta es coherente con la del Estado garante de derechos, haciendo alusión a que su idea es una innovación que naturalmente y de forma desinteresada generará una mejor educación pública.

Según Edu21 la educación debe proveer desarrollo y convivencia; de acuerdo a su caracterización estamos en una era de cambios disruptivos, que tendrían que ver con un choque entre la realidad fáctica y nuestras formas de pensar sentir y obrar. Algo muy similar a la categoría de la noosfera de Chevellard anteriormente mencionada.

La propuesta educativa gira alrededor de cuatro ejes centrales que serían:
La calidad deficitaria en los conocimientos y de las competencias, ciudadanas y de vida; la inequidad intolerable, que refiere a los datos de abandono y deserción en la educación; la excelencia marginal; en tanto pocos alumnos alcanzarían niveles de excelencia dentro de la educación pública, (se basan en datos estadísticos únicamente) y por último la cuestión de que el sistema educativo actual, supuestamente ineficaz, sería uno de los factores causantes de la fractura social. Se basan en la integración social, se refieren a que uno de los factores que hace a la ‘fractura social’ está basado en el sistema educativo actual entendido como ineficaz.

Por lo tanto en su libro hacen énfasis en que hace falta hacer un cambio curricular, basado en el desarrollo de competencias; que sería la capacidad de resolver problemas, sometiendo todo el conocimiento al desarrollo de dichas competencias únicamente.

Ese curriculum tiene tópicos fundamentales: Alfabetización en lenguas/ Alfabetización matemática y científica/ Financiera/ Ambiental/ Deporte/ Autocuidado/ Autonomía/ Ciudadanía local e Internacional. Es lo que ellos denominan como bloques de competencias relacionados en un criterio único de evaluación, en contraposición a lo que hoy conocemos como fragmentación disciplinar.

Este paquete curricular nada hace referencia a la educación humanista, parte de la tradición educativa más importante de nuestro país y de la región, sino que más bien ponen a los sujetos como en una relación de cliente que necesita de un servicio, que le sea útil para resolver su vida cotidiana.

Siguiendo con la lectura del semanario Ideas de Izquierda podemos observar como a través de los bloques de competencias de Edu21 se busca fomentar una educación al servicio de la sociedad neoliberal.

“…En el centro de esta propuesta no están los valores sociales y colectivos de la formación, la conservación y la renovación de la cultura ni la democratización de las sociedades, sino el aprendizaje, como fin individual y utilitario, deidad central del credo mercantilizado. (…) “La escuela nueva y el pseudo-escolanovismo de mercado”.

Por otro lado hacen un énfasis en cambiar la estructura de los consejos desconcentrados, no exactamente igual a como lo plantea el gobierno electo, pero que podría tener alguna similitud, ya que en sí implica una reducción de los mismos; (…) Consejo de Educación Básica (CEB) y Consejo de Media Superior (CEMS). Estos consejos sustituyen los actuales Consejos de Educación Inicial y Primaria (CEIP), Consejo de Educación Secundaria (CES) y Consejo Técnico-Profesional (CETP) (…) Libro Abierto.

Implica una vez más una pérdida de autonomía para la educación y además supone una infantilización de los adolescentes y la pérdida del concepto de autonomía progresiva, fundamental para el desarrollo de sujetos conscientes y que fundamentalmente se desarrolla en la adolescencia. Idea que es desarrollada en la revista “convocación” número 19.

Si bien podríamos decir que es correcto proponer cambios en la educación, en lo que no acordamos es en las posturas de quienes presentan estas ideas ni en los intereses que representan.

Debemos aquí cuestionar al servicio de qué ponemos a la educación.

Esta propuesta mercantilizadora no constituye ninguna alternativa ni cambio cualitativo para la educación porque justamente lo que intenta es reducir todo conocimiento a la reproducción de habilidades ligadas a la necesidad del mercado que está sujeto a una estructura capitalista, y que por tanto el único fin de la educación sería irse aggiornando para adaptarnos a un sistema que se presenta como inamovible, y peor aún para favorecer a la patronal proveyéndola de la mano de obra barata que necesita para sus negocios.

Esta visión, es totalmente funcional al sistema capitalista y apunta a formar sujetos competentes, capaces de adaptarse eficazmente al sistema de explotación. Estas propuestas apuntan a fomentar la meritocracia y la competencia; porque la única misión de la escuela sería la de brindar un servicio que sirva para desarrollar habilidades individualmente concebidas para progresar dentro de la escala social, y a conformarse con un trabajo muchas veces precarizado.

Por otro lado se desconoce que la educación es un fin en sí mismo, que no debe estar afectado por los vaivenes de la economía ni de la coyuntura socio cultural y mucho menos atender a las necesidades del mercado y que no se debe entender a los estudiantes como clientes ni a los docentes como funcionales ya que también proponen cambios en el estatuto docente, referidos al escalafón, elección de horas etc. y que van el mismo sentido.

Nuestra Escuela.

En contraposición a esta escuela, autores como Jesualdo Sosa nos sirven de referencia ya que sostienen la idea de “pedagogía – tránsito” concepción que apunta a que no solo la escuela es un medio de reproducción social, ya que entre nuestra realidad y el saber enseñado, existen contradicciones que el maestra/o debe aprovechar para construir un conocimiento liberador. [2]

Estas son las enseñanzas que debemos continuar de la mano de nuestra/o grandes maestros/as Debemos seguir pensando la escuela desde una mirada crítica retomando grandes, siempre desde nuestras aulas y en las calles por una educación por y para el pueblo trabajada/or que se a capaz de construir una sociedad nueva.


[2Jesualdo, S. 17 educadores de América Latina 1945





Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias