×
×
Red Internacional

Más de mil personas salieron a las calles de Los Ángeles para protestar por los ataques al derecho al aborto. La Policía -armada hasta los dientes- bajo las órdenes del alcalde del partido demócrata, los reprimió.

Jueves 5 de mayo | Edición del día

Anoche, decenas de miles de personas en todo el país se movilizaron por el derecho al aborto después de que el documento filtrado confirmara nuestros peores temores: la Corte Suprema planea anular el fallo Roe v. Wade que desde 1973 habilita la interrupción voluntaria del embarazo en Estados Unidos.

Te puede interesar: La Corte Suprema de Estados Unidos planea anular el fallo que despenalizó el aborto

En Los Ángeles, más de mil personas salieron a manifestarse. Oradores de todas las edades subieron al escenario en defensa del derecho al aborto ante la mirada de la Policía. Mientras los estudiantes de secundaria daban discursos, los jefes de esa fuerza represiva estadounidenses, vestidos con chalecos antibalas, observaban. Está claro que se estaban preparando para chocar con los manifestantes.

Las protestas continuaron hasta la noche. Mientras caminaban desde el Palacio de Justicia de los Estados Unidos en W. First Street hasta Pershing Square, montones de policías descendieron sobre los manifestantes.

También habían ido, en apoyo de la Policía de Los Ángeles, los oficiales del Departamento de Seguridad Nacional (equiparable a los ministerios de Interior, de otros países), éstos portaban armas grandes para atemorizar a los manifestantes.

La policía comienza las amenazas a los manifestantes, hasta que en un momento comienza a golpear con sus porras.

Queda claro en los videos tomados por manifestantes y por personas que estaban en lugar que los policías acudieron a la marcha por el derecho al aborto con ropa antidisturbios y armados hasta los dientes. Esta es una táctica de disuasión para tratar de evitar que las personas protesten por sus derechos, incluso cuando esos derechos están siendo pisoteados o se preparan para hacerlo, como en este caso, donde la Corte Suprema pretende prohibir un derecho elemental como el aborto.

La Policía, diseñados para defender el sistema capitalista patriarcal y racista, son nuestros enemigos en esta lucha.

Te puede interesar: La OMS cuestionó la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos sobre el aborto

Organizando protestas masivas, construyendo un gran movimiento por nuestro derecho al aborto legal y seguro, que esté en las calles peleando por ese derecho, nos podría poner en mejores condiciones para ganar por sobre los poderes conservadores, pero también tenemos que ser conscientes del doble discurso demócrata: mientras Joe Biden se pronuncia contra la anulación del fallo que lo habilita, durante este gobierno y el anterior de Obama, cuando tuvo mayoría en las cámaras, el Partido Demócrata nunca impulsó un proyecto de ley que lo habilite.

Mientras tanto la Policía, diseñados para defender el sistema capitalista patriarcal y racista, en este caso a las órdenes del alcalde demócrata Eric Garcetti, son nuestros enemigos en esta lucha.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias