Mundo Obrero Uruguay

DIGNIDAD OBRERA

La Persistencia en La Lucha

Dentro de las memorias de la lucha obrera, por preservar las conquistas y el permanente enfrentamiento a la privatización, los trabajadores del Gas han dado una pelea ejemplar y ejemplarizante, sosteniendo siempre en alto las banderas de la dignidad.

Domingo 26 de abril | 10:13

Foto archivo MontevideoGas

Resumen de 25 años de Lucha contra la Privatización

15 de enero de 1995 . El conjunto obrero de la Compañía del Gas, se encontró sometido ante la adversidad de haber sido ofrecida esta Compañía en concesión a privados (al no haber quedado amparada, tras el Plebiscito del 13/XII/92, como resto de las empresas públicas, que fueron eximidas de ser privatizadas, por resolución popular).

Hasta el año 1995, este servicio público, estuvo intervenido por el Estado, desde de la Expropiación conferida por Ley 14142, luego del abandonado y retiro de la Compañía inglesa en 1970.

Quedando desamparada de la resolución popular de diciembre del 1992, (por devenir de una empresa privada nunca estatizada), fue adjudicada en concesión a la multinacional, Le Gaz de France. (Gaseba Uruguay SA). La cual se posesionó desde el comienzo, con sus objetivos claros: “Su política antisindical, no se hizo esperar” Dijo el francés director, ya en el arranque: “Yo me arreglo con 50 empleados”

Y Empezó La Lucha:

En marzo de 1996 se producen los primeros cuatro despidos de dirigentes sindicales. Luego de una huelga de hambre de más de 30 días se logra un acuerdo: en el cual quedan estos compañeros vinculados, pero sin poder trabajar.

El 7 de diciembre de 1996, se despide a 33 trabajadores, entre ellos a toda la dirección sindical y los delegados. Situación que se saldó en marzo de 1997. Con este acuerdo que reintegraba a 14 trabajadores, y se adjudicaba retiro incentivado a 16 y tres quedaban vinculados, pero sin la posibilidad de presentarse a trabajar.

A partir de 1999 , la combinación de tercerizaciones y retiros incentivados, provocaron la disminución de la plantilla laboral a menos de la mitad (pasamos de 476 trabajadores a poco menos de 200).

En el año 2003 la empresa pasa a llamarse Gaseba Natural.

En el año 2005 luego de 9 años de luchas continuas, y en el marco de una huelga de hambre y ocupación, el sindicato logra el reintegro de los siete dirigentes sindicales despedidos.

En el año 2006 , es trasferida la concesión a Petrobras, siendo denominada a partir de entonces Montevideo Gas .
Bajo la administración de Lula se produjo la renovación total de la defectuosa red de hierro fundido, por la de polietileno. En este período se pudo reconstruir un esquema de relaciones laborales que, más allá de las diferencias, se fue concretando la posibilidad de mejorar el servicio, reforzándolo con personal áreas fundamentales, consolidándose la recuperación de los derechos anteriormente perdidos.

A partir del 2016 , se concreta la destitución de Dilma Rousseff y comienza un cambio en la actitud de PETROBRAS- Uruguay, con el gobierno ahora encabezado por Temer. Tras esa instancia, fue generándose un creciente deterioro en las relaciones laborales, sumado al establecimiento en 2017 de dos demandas arbitrales infundadas contra el Estado uruguayo por U$S 170.000.000, tras exigir el pago de la garantía asociada al Canon anual (el cual no se pagaba a cabalidad), habiéndose acumulado hasta entonces, casi U$S 7.000.000 de deuda.

La empresa procede a enviar a los primeros 25 trabajadores al Seguro de Paro, de un total de 51, que eran su meta en esa etapa. La congelación de salarios y el retiro de varias partidas laborales, se sumaron a su estrategia.

La actitud de PERTROBRAS de desentenderse del Servicio Público de Gas Natural por cañería termina de consolidarse. La pérdida de usuarios continúa mes a mes (llegando a los 6.000 en forma acumulada).

En junio de este año proceden a un drástico recorte en materia laboral: Seguros de Paro, y denuncia unilateral de la mayoría de los Convenios Colectivos: (estabilidad laboral, capacitación, subrogaciones, fueros sindicales, etc.) . El 28 de setiembre el Poder Ejecutivo presenta a PETROBRAS dos iniciativas económicas que implicaban un ahorro monetario de U$S 400.000, a cambio de que no hubiera seguros de paro o despidos. En la primera semana de octubre la empresa contestó de hecho su negativa, al enviar al Seguro de Paro a 21 trabajadores.

Esto motivó una nueva huelga de hambre entre el 16 de octubre y el 9 de noviembre. Incluyendo un paro general parcial del PITCNT con una inmensa movilización de 30.000 personas y un acto frente a PETROBRAS.

Ese día se logró alcanzar un acuerdo que reintegraba a los compañeros al término de dos meses de seguro de paro. Habían pasado 19 meses, de salarios y algunas partidas de carácter salarial congelados.

.
El 2019 comienza con la asunción del presidente Jair Bolsonaro de corte fascista y política neoliberal; lleva a la reafirmación por parte de PETROBRAS de su estrategia.

Logra reducir 30 puestos de trabajo al no reponer los lugares de quienes se han ido jubilando en los últimos dos años, pero siguen sosteniendo que “aún no alcanza”. - El 11 de marzo envían 20 trabajadores al Seguro de Paro, el tercer envió masivo en poco más de un año, y a principios del mes siguiente se le suma el anuncio de 37 despidos directos. Todo esto apuntaba a la eliminación hasta llegar al “óptimo” de 50 trabajadores despedidos, como primera etapa.

El 3 de abril la empresa rechazó una propuesta del Ministro de Trabajo y Seguridad Social, expuesta por Ernesto Murro, que intenta dar una solución. La misma implicaba el reintegro de los compañeros en el seguro de paro al 1 de mayo y la conformación de una comisión tripartita para alcanzar una reestructura laboral con fecha máxima al 31 de mayo. El sindicato la aceptó, y PETROBRAS la rechazó.

Frente a ello decidimos llevar a cabo una medida con pocos antecedentes en Uruguay, ocupar las instalaciones de Montevideo Gas y establecer el control obrero y la gestión de la misma desplazando a la multinacional. A la vez que exigir el retiro de PETROBRAS de la concesión debido a los perjuicios causados al país, a los usuarios y la fuente de trabajo.

- El 25 de abril, a la hora 06:00 , concretamos el control obrero, que duró hasta las 18:30 de ese día, cuando fuimos desalojados mediante orden judicial, pero con gran repercusión pública, donde se estableció claramente el carácter del problema del gas natural, de la situación laboral y del Servicio. - El 27 de abril se confirma la voluntad de retiro del país de PETROBRAS. Y el comienzo de negociaciones con el gobierno para acordar la salida de la distribución del gas natural por cañería. Sin embargo esto, no dejan de insistir con seguros de paro y despidos. Por lo que se abre una necesidad de intervención directa del Poder Ejecutivo del Uruguay a través del MIEM.
Lamentablemente el MIEM ha mostrado una actitud totalmente prescindente de su responsabilidad, aduciendo que “ni puede ni va a hacer nada” - El 30 de abril nos vimos obligados a instalar la tercera huelga de hambre, estableciendo la Carpa frente a dicha cartera ministerial, exigiendo un cambio de actitud en el gobierno.(Peatonal Sarandí y J.C. Gómez) - El PITCNT, dejaba claro en el acto del 1º de Mayo que no se mantendría ajeno a este conflicto.
- El conflicto se agrava con el despido de 7 compañeros que estaban en el seguro de paro, y la confirmación por parte de PETROBRAS ante el Presidente (Fernando Pereira) y el Secretario General (Marcelo Abdala) del PITCNT que no sólo no iba retroceder en su decisión, con esos despidos, sino que necesitaba reducir el costo laboral equivalente a 23 puestos de trabajo más.

Hemos pasado de 205 trabajadores a 164 en dos años debido al retiro de los trabajadores jubilables.

Esta propuesta fue contestada políticamente por la empresa en la mesa tripartita de negociación colectiva convocada por el MTSS el 14 de mayo. Fue clara y contundente al anunciar que en represalia por haber llevado a cabo el control obrero el 25 de abril se aplicarán 53 suspensiones de 14 días con apercibimiento de despido y 4 despidos directos.
- Esto, elevó la espiral de confrontación con el país mediante un lock out patronal que implicaba, junto a las medidas antes anunciadas, desafectar 94 puestos de trabajo de 164 (el 60% de la plantilla laboral), lo que hubiera afectado seriamente al servicio público y a sus usuarios, ya que no puede haber seguridad que pueda prestarse correctamente sin personal.
- El viernes 17 de mayo se anunciaron que el lunes 20 comenzaban a ejecutarse los despidos y suspensiones. Lo que dejó en todas las áreas menos personal del necesario, incluso en los casos de reposición de gas a los hospitales y sanatorios con un solo oficial de guardia para atender cualquier interrupción del suministro las 24 horas del día, un tercio de los Tomaconsumos, y un quinto de los telefonistas del Call Center, quedando cientos de llamadas sin atender.

También implicó una represión antisindical, ya que todos los involucrados en los despidos o semidespidos por el control obrero, son miembros de la organización: dirigentes, delegados de sector y activos militantes.

El lunes 13 de mayo , la Mesa Representativa del PITCNT, votó por la unanimidad de los 44 miembros un paro general parcial de 09:00 a 13:00 para el miércoles 22 de mayo, con una movilización desde Ejido hasta la sede de Montevideo Gas – Petrobras, en Plaza Independencia donde se realizó un masivo acto en repudio a la acción de la multinacional y se entregó una misiva al presidente de la República, Dr. Tabaré Vázquez en el Edificio Torre Ejecutiva, la que establecía la visión de los trabajadores uruguayos, respecto a las características que se debía asumir en lo inmediato, para una posible solución.

La propuesta establecía:
1. Dejar sin efecto los actuales despidos y descartar otros futuros.
2. Establecer una comisión tripartita que acuerde una reestructura laboral con un plazo de funcionamiento adecuado a la transición hacia el retiro de PETROBRAS.
3. Todos los trabajadores con causal jubilatorio podrán optar por seguir trabajando o acordar el retiro voluntario individual con la empresa.

Última Etapa

A pocos días tuvimos una respuesta del Poder Ejecutivo, Tabaré Vázquez, se comprometió a interceder ante la multinacional. En esa circunstancia dijo más o menos textualmente: “En un gobierno de izquierda no vamos a permitir que se destruya un sindicato ni sea avallasada la clase trabajadora”

Los primeros días de Junio seguimos con medidas de paros perlados, sin obtener respuesta. Para ese entonces en Asamblea General se vota por unanimidad, la resolución de instalar una Huelga General y una Carpa en Plaza Independencia, sobre el pasaje central de la misma, a mitad de camino entre la Torre Ejecutiva y el edificio Plaza Mayor, donde se encuentran las oficinas de PETROBRAS.

Detenidas totalmente las actividades menos las guardias, y el manteniendo del suministro. Permanecimos instalados durante un mes y medio, coordinados por turnos; donde recibimos la solidaridad de infinidad de sindicatos, agrupaciones y vecinos.

Persistencia en la Lucha

En los últimos años fue muy dura la lucha. Se tensó más la confrontación, ya que Petrobras, tenía una actitud intransigente. Pretendía intimidar, hostigándonos siempre, creando incertidumbre en muchos, amenazando con despidos masivos de 57 de nosotros. Despojándonos de nuestros derechos y nuestras conquistas tan caramente logradas.

Fue necesario realizar en estos años, tres huelgas de hambre por 25 y 30 días, paros coordinados, varias ocupaciones, y una instancia de Control Obrero. Una Huelga General por más de un mes, con carpas instaladas en la vía pública, en las inmediaciones de la Plaza Independencia, en las puertas de Petrobras, en la Plaza Matriz a metros del MIEM, y otra vez en la Plaza Independencia. Decenas y decenas de Asambleas, de reuniones tripartitas con el MIEM, el MTSS, la Empresa y el Sindicato. Siempre llevando la posición democrática vertida por la Asamblea General.

Tras arduos meses de lucha y de presión, es cuando finalmente el Poder Ejecutivo decide tomar cartas en el conflicto, concertando una entrevista con el presidente de Petrobras Brasil. Reunión que se llevó a cabo coincidiendo con una Cumbre Internacional que se daba por esos días en la República Argentina.

Y el 16 de julio de 2019
nos llega la noticia: “Triunfamos” “otro Maracanaso”. Tras el acuerdo de gobiernos, Petrobras se iba, y Montevideo Gas y Conecta pasaban a la órbita del Estado bajo la égida de ANCAP, consolidándose el traspaso, el 1 de octubre.

Pero la victoria no era completa, teníamos siete compañeros despedidos, por acumulación de suspensiones tras el control obrero y medidas de orden gremial.
Por tanto, siguieron las deliberaciones ya que la Jefatura de la Empresa, como la Dirección de ANCAP, se negaban a retomarlos.

Pero nosotros teníamos que hacer cumplir el compromiso del PE de que en esta transición no se iba a despedir a nadie. Debieron pasar cuatro meses más para que después de muchas reuniones con el MIEM, con el MTSS, y ANCAP, se cristalizara nuestra demanda. En eos días fueron muchos los aplazamientos de reuniones con estos Ministerios, y muchas las Asambleas postergadas esperando una respuesta favorable.
Hasta que el viernes 15 de noviembre de 2019, en la mañana nos juntamos nuevamente. La resolución de la Asamblea votó la última medida a tomar antes del acto eleccionario nacional, dándole como último plazo para definirse los días lunes y martes de la semana siguiente. De lo contrario, el miércoles 20, nos presentaríamos en las oficinas del Plaza Mayor con los compañeros despedidos, para que se hiciera efectivo su reintegro. Y si seguían las negativas, el jueves 21, ocuparíamos las instalaciones de ANCAP.

No fue necesaria tal medida. El mismo viernes a la tarde en una reunión tripartita, previamente concertada por un lado con MTSS, Jorge Mesa, por la Empresa M. Busquet y F. Pérez Tabó, y por nuestra parte, la Comisión del Sindicato; se reúnen. Después de deliberar por veinte minutos, se resuelve la reincorporación de los siete compañeros.

Podemos reflexionar, que esta fue una lucha ejemplar, y ejemplarizante, que se puede defender las fuentes laborales, ¡manteniendo en alto la Dignidad Obrera!
Es imprescindible destacar y agradecer toda la Solidaridad de los compañeros de Clase, todos los gremios, todas las instituciones, todos los grupos humanos que con su aporte, con su apoyo moral, nos fortalecieron. A la Agrupación de Mujeres Pan y Rosas, con la organización de un Festival Cultural Solidario, a las colectas en las Facultades, a los aportes en dinero y comestibles para sostener la Huelga, también a los vecinos. Y a todos los que estuvieron siempre a nuestro lado ofreciendo su mano fraternal y solidaria.

Fuentes:

  •  Archivo Sindicato del Gas.
  •  Memorias propias




    Temas relacionados

    Sindicato del Gas   /   Compañia del Gas   /   Jair Bolsonaro   /   Mundo Obrero Uruguay   /   Privatizaciones   /   Luchas obreras   /   Lula da Silva   /   Petrobras

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO