Sociedad

MOVIMIENTOS SOCIALES

La Ingobernable vuelve a ocupar un nuevo edificio en pleno centro de Madrid

A cuatro meses del desalojo del emblemático CSO La Ingobernable, sus miembros vuelven a ocupar un edificio muy cercano al anterior. El objetivo es volver a dar vida a un espacio con actividades de la misma naturaleza que antes del desalojo.

Jueves 5 de marzo | 08:46

Ayer miércoles activistas provenientes del CSO La Ingobernable volvían a ocupar un nuevo edificio después del desalojo producido el otoño pasado. Se trata de un inmueble muy cercano a Gobernadores 30, lugar donde se encontraba anteriormente La Ingo.

En pleno centro de Madrid, esta acción vuelve a poner a debate las prioridades de las distintas instituciones a la hora de utilizar los espacios públicos. En este caso se trata de un edificio que llevaba sin utilizarse cinco años y que es propiedad del Ministerio de Justicia.

Con gran entusiasmo varias centenas de manifestantes celebraban la recuperación de este espacio. “En el seno de la semana de la revuelta feminista, La Ingobernable hace pública la recuperación de un nuevo espacio para los movimientos sociales en Madrid" declaraba una de las portavoces de La Ingobernable.

Esto supone un nuevo desafío al Ayuntamiento madrileño liderado por el PP. Martínez Almeida ha tenido una política de mano dura con los centro sociales de Madrid. En estos meses no ha dudado en utilizar a la policía para desalojar varios de los CSO mas importantes de la capital, entre ellos la propia Ingobernable. Ya durante la campaña electoral Almeida declaró que una de sus prioridades era desalojar la Ingo, como una manera de mostrar que al frente del Ayuntamiento iba a estar un equipo de gobierno desacomplejadamente reaccionario.

Esto supone un nuevo desafío al Ayuntamiento madrileño liderado por el PP. Martínez Almeida ha tenido una política de mano dura con los centro sociales de Madrid.

A los pocos meses del desalojo de La Ingo, conocíamos que el Consistorio madrileño había cedido gratuitamente este edificio a una fundación Hispano-Judia cuya vicepresidencia estaba ocupada por el ex ministro del PP Ruiz Gallardón. Sin duda un nuevo regalo por parte de Almeida a uno de sus compañeros de partido, para poner un espacio público al servicio de una asociación de carácter reaccionario que apoya las políticas criminales de Netanyahu contra el pueblo palestino.

Ahora este nuevo edifico ocupado por los activistas de La Ingo, obliga al nuevo Gobierno central a posicionarse al respecto, debido a que es un inmueble bajo la responsabilidad del Estado central. En ese sentido “Al ser un edificio estatal, creemos que el Gobierno del PSOE y Unidas Podemos tiene que decidir si se posiciona del lado de La Ingobernable y los movimientos sociales que aquí se organizan o de la criminalización que ha hecho Almeida desde la campaña electoral con sus socios de extrema derecha” ha instado una de las portavoces.

El precedente de cómo durante la etapa de Manuela Carmena se intentó mediante la vía judicial desalojar a la Ingo está muy presente entre sus activistas. Debido a eso es de prever que el nuevo gobierno no actuara mucho mejor y que probablemente la única manera de defender estos espacios recuperados sea mediante la movilización social y el apoyo activo de los distintos colectivos que dieron vida a La Ingobernable.

Poco a poco este CSO se está convirtiendo en uno de los símbolos de cómo las instituciones del Estado están puestas al servicios de grandes empresarios o fundaciones amigas en contra de los intereses de la mayoría popular. Pero también la Ingo es un símbolo de que se puede resistir y desafiar los límites de la legalidad para crear espacios autogestionados por fuera de una lógica mercantil.






Temas relacionados

Movimientos sociales   /   La Ingobernable   /   Madrid   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO