×
×
Red Internacional

Crisis de régimen. Juntos por el Cambio festejó la condena a CFK y reivindicó a la casta judicial

Referentes de la derecha celebraron la condena a CFK en el contexto del escándalo por los chats que se filtraron ilegalmente y que vinculan a funcionarios macristas con el viaje de jueces y fiscales en un avión de Clarín, a la estancia del magnate Joe Lewis. Aunque quedó en evidencia la corrupción en los años kirchneristas, el juicio contra Cristina Kirchner estuvo lejos de juzgarla. Es, por el contrario, un intento judicial de proscribirla.

Miércoles 7 de diciembre de 2022 | Edición del día

Juntos por el Cambio festejó la condena a seis años de prisión y la inhabilitación para ejercer cargos públicos, contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. “Estamos ante un fallo judicial histórico. Todas las garantías constitucionales de los acusados se han respetado”, asegura un comunicado emitido por la mesa nacional del espacio tras conocerse el fallo de los jueces de la Causa Vialidad.

“Este es otro capítulo del fin de la impunidad en la corrupción política”, afirma el texto. Distintos referentes del espacio se expresaron en igual sentido, con una reivindicación total del Poder Judicial y en defensa de las instituciones, la Constitución y la República.

Te puede interesar: Crisis. Renunció Julián Leunda, el funcionario de Alberto Fernández que había sido nombrado en el chat de Lago Escondido

“Era impunidad o justicia. Y se hizo justicia” se titula el texto que subió a su cuenta de Twitter, Horacio Rodríguez Larreta. “Romper la ley no debe ni puede ser gratis. La corrupción tiene consecuencias graves. Es una ruta en mal estado que causa accidentes, son trenes que no frenan, aviones que no despegan, hospitales que no se inauguran, escuelas que no dan clases y patrulleros que no llegan a tiempo”.

El titular de la UCR y gobernador de Jujuy, Gerardo Morales publicó que “este fallo es fundamental en términos del funcionamiento institucional de la Argentina. Es un punto de inflexión para que en nuestro país no haya impunidad”.

Los referentes de la derecha celebraron la condena a CFK en el contexto del escándalo por los chats que se filtraron ilegalmente y que vinculan a funcionarios macristas con el viaje de jueces y fiscales en un avión de Clarín, a la estancia del magnate Joe Lewis.

Cristina dio un largo discurso tras la sentencia. Leyó los chats filtrados y explicó la relación entre la corrupción macrista y el mismo Poder Judicial que la condenó. Como en otras etapas del juicio, se centró menos en demostrar su inocencia, que en demostrar que el macrismo es corrupto y que el partido judicial actúa solo contra el kirchnerismo. Al final anunció que no será candidata a nada en 2023.

Te puede interesar: Prioridades. El Gobierno recorta el Potenciar Trabajo, mientras da beneficios millonarios a sojeros

La sentencia, como se señaló en este medio, tiene un claro carácter proscriptivo, al pedir la inhabilitación perpetua de Cristina Kirchner para ejercer cualquier cargo público. El juicio llevado a cabo estuvo plagado de irregularidades que muestran su carácter direccionado y manipulado. Sin embargo, en el mismo quedó de manifiesto la corrupción que realmente existió en los años del kirchnerismo en el gobierno. Eso facilita la persecución política y judicial.

Como sostiene Larisa Pérez en este diario “la derecha, a pedido de Washington, toma el tema de la corrupción para empoderar al Poder Judicial y perseguir a sus adversarios políticos. Pero en Argentina estas políticas aún no tienen los mismos alcances que tuvieron en Brasil, donde impusieron la destitución de Dilma Rousseff, y la proscripción y encarcelamiento de Lula por más de dos años.

La ofensiva judicial contra el Gobierno tiene como resultado una pulseada por cuotas de poder político en organismos como el Consejo de la Magistratura o el Congreso, sirviendo para que Juntos por el Cambio y el Frente de Todos exacerben un enfrentamiento que, sin embargo, no se registra a la hora de la política económica. Allí existen amplios consensos en el respaldo al ajuste ordenado por el FMI”.

Te puede interesar: Derechos humanos. Pronunciamiento contra César Milani tras el ataque a Myriam Bregman y la izquierda

Ambas coaliciones políticas son conscientes de que mientras más alimentan este circo, menos pan se reparte por abajo a causa de las políticas de ajuste que llevan adelante de manera conjunta. Por eso intentan culpar a la corrupción ajena por el hambre, la falta de acceso a derechos básicos como la salud y la educación, que sufren las grandes mayorías populares.

La corrupción ajena y un ajuste aplicado en común

“En un contexto de altísimos niveles de inflación, de inseguridad, de trabajo precario y con la incertidumbre en que vivimos los argentinos y argentinas, es doloroso ver cómo el kirchnerismo se ocupa de los intereses de sus dirigentes”, dice el comunicado de Juntos por el Cambio.

“Este es el sistema que me condena, pero también ojo, no creas que es únicamente a los políticos (…) es el que también te cobra lo que quiere del celular, lo que quiere de internet, lo que quiere de prepagas, lo que quieren todos lo que fijan los precios, que no podés protestar y tenés que agarrar el ticket y pagarlo o si no devolver las cosas del carro del supermercado, es el poder en la Argentina, el poder económico y mediático”, aseguró Cristina en su discurso.

La derecha habla como si Mauricio Macri no estuviera involucrado en fraudes al Estado, como la estafa del Correo Argentino. Además, como si no fuera responsable del escandaloso endeudamiento con el FMI, totalmente ilegal y tomado para financiar otras ilegalidades, como la fuga de capitales de los poderosos. Todos mecanismos de saqueo y estafa al Estado que paga el pueblo trabajador con ajuste.

El Frente de Todos habla de la corrupción macrista sin poder tampoco ocultar la propia. Cristina además habla como si no tuviera nada que ver con el Gobierno que toma medidas a favor de ese poder económico real que denuncia y que avala la estafa macrista de la deuda. Esta semana el ministro de Economía Sergio Massa, anunció un nuevo blanqueo para que los grandes fugadores traigan al país las fortunas que tienen ocultas en paraísos fiscales.

Te puede interesar: Un régimen político en descomposición. Una filtración ilegal que desnuda la connivencia entre jueces, empresarios y funcionarios macristas

Los ricos lavan dinero y evaden impuestos escondiendo en guaridas la riqueza que obtienen no solo con negociados corruptos con todos los gobiernos. La hacen, fundamentalmente, en base al trabajo precario y los bajos salarios. Massa les pidió a aquellos “que hasta acá eludieron sus obligaciones con el Estado argentino, que a partir de la ley que trate nuestro Parlamento se pongan al día”. Les pide a los más grandes estafadores que cumplan la próxima ley de blanqueo, que no es el primero de este Gobierno y que es algo que Macri también hizo. La fuga y la evasión son un mecanismo constante.

Massa impulsa un nuevo blanqueo porque necesita más reservas para cumplir con las exigencias del FMI. Mientras las principales coaliciones políticas se tiran mutuamente la carta de la corrupción, garantizan de conjunto la impunidad de este sistema de saqueo que hunde a las mayorías en la miseria.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias