Internacional

BANGALORE

Explotó la bronca de los trabajadores de iPhone India tras cuatro meses sin salario

Este sábado, los obreros dirigieron su ira contra las instalaciones del grupo taiwanés que fabrica equipos Iphone para Apple. Denuncian salarios impagos y extensas jornadas.

Martes 15 de diciembre de 2020

Este sábado, los obreros dirigieron su ira contra las instalaciones del grupo taiwanés que fabrica equipos Iphone para Apple. Según difundió la prensa local, trabajadores de la fábrica de Iphone del grupo taiwanés Wistrom Infocomm Manufacturing dieron vuelta vehículos y rompieron vidrios de las instalaciones ubicadas en las afueras de la sureña ciudad de Bangalore.

Los trabajadores denuncian cuatro meses de salarios impagos y que son forzados a hacer horas extra. Según el diario The Times of India, la fábrica cuenta con cerca de 2000 trabajadores, y la mayoría de ellos habría participado de la protesta, luego de la salida del turno noche.

Un trabajador dijo al TOI que "Mientras se le promete a un ingeniero graduado un salario de 21.000. rupias (285 dólares) mensuales, su salario se ha reducido a 16.000 (217 dólares), y luego a 12.000 (162 dólares) en los meses recientes. El salario mensual de los no graduados se ha reducido a 8.000 rupias (108 dólares)". "El viernes a la noche los empleados empezaron a discutir sobre sus salarios en sus pisos y algunos alegaron haber recibido solo 500 rupias en sus cuentas bancarias. La bronca se volvió violencia para cuando el turno terminó, agregó el trabajador".
La protesta fue reprimida y cerca de 100 trabajadores fueron presos por la policía.

Según cuenta el mencionado diario, el grupo Wistron recibió del gobierno 43 acres en el área industrial de Narasapura. Un vocero del grupo Wistron dijo que "Hemos cumplido la ley estamos ayudando a las autoridades con su investigación". Por su parte, desde Estados Unidos Apple ha deslindado responsabilidad diciendo que "se dedican a asegurar que todos en su cadena de proveedores sea tratado con dignidad y respeto".

El secretario de la central sindical AITUC dijo que la culpa es de "la brutal explotación de los trabajadores y las condiciones de ’fábrica del sudor’" de la compañía.

Esta explosión obrera no es rayo en cielo sereno, sino todo lo contario. Se da en el marco de protestas campesinas en rechazo de tres leyes que liberalizan el sector agrícola que ya llevan 19 días y se siguen intensificando.

Este lunes se desarrollaron movilizaciones de presión, sobre todo con el corte de las carreteras de acceso a la capital india. Una de las principales organizaciones campesinas opuestas a la reforma, la AIKS, insistió en que a pesar de las diferentes rondas de negociación con el Ejecutivo, "la derogación de estas leyes es la única forma de suspender las protestas".

El viernes pasado se sumó la protesta de la Corporación de Transporte Metropolitano de Bangalore (BMTC), la Corporación de Transporte por Carretera del Estado de Karnataka y otras corporaciones estatales. La huelga fue ratificada este lunes a pesar del llamado del sindicato KSRTC, afiliado a la central sindical mayoritaria AITUC, a volver al trabajo.

El Gobierno del nacionalista Narendra Modi impulsa leyes laborales que buscan flexibilizar al extremo el trabajo y reducir salarios, lo que ya ha provocado una huelga que fue acatada por más de 200 millones de personas.

Busca pasar una serie de reformas neoliberales en un acelerado esfuerzo para transformar la imagen del país con promesas de desregulación para favorecer a las patronales industriales.

Te puede interesar La huelga más grande del mundo: 200 millones de trabajadores paralizan la India

Modi busca también destruir el sistema de agricultura actual, permitiendo la apertura y el ingreso de las grandes transnacionales del agronegocio. Esto generó el descontento entre los trabajadores agrícolas y sus familiar. Cerca de 500 millones de personas trabajan directa e indirectamente en el sector agrícola y el 50% de la población, de 1.300 millones de habitantes, depende de este sector para sobrevivir.

La represión policial contra los agricultores que protestaban en la carretera Delhi-Jaipur en las afueras de Delhi dejó cerca de 20 campesinos detenidos, que fueron liberados una hora después tras la movilización de cientos de agricultores al lugar donde se encontraban.

El Gobierno de Modi ha venido desarrollando un fuerte perfil nacionalista, xenófobo y racista hacia musulmanes, paquistaníes y, también aprovechando la confrontación con China, para intentar soldar una unidad nacional reaccionaria para avanzar el un ataque sobre los trabajadores. Modi aprovechó la pandemia para avanzar en los planes de liberalización del campo y con leyes laborales de corte neoliberal. El coronavirus a su vez ha golpeado fuertemente en India ubicándolo como segundo a nivel mundial en cantidad de casos y fallecidos.

Estas explosivas manifestaciones de los trabajadores de la ciudad y el campo muestran las dificultades del Gobierno indio para avanzar en un ataque frontal a las conquistas históricas de la clase obrera y los trabajadores agrícolas de la India.






Temas relacionados

Salarios adeudados   /   Ataque al salario   /   Narendra Modi   /   India   /   Trabajadores   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO