×
×
Red Internacional

El Gobierno confirmó el aumento del piso del impuesto a las Ganancias, que pasó de $ 225.000 a $ 280.792. La medida empezará a regir desde el primero de junio. Lo que nadie pone en cuestión es que el salario no es ganancia, y el sistema tributario argentino, que es regresivo.

Viernes 27 de mayo | Edición del día
Foto: Matías Baglietto.

El Gobierno anunció este viernes la suba del piso del Impuesto a las Ganancias. Así, el mínimo no imponible pasa de $ 225.937 a $ 280.792 bruto, también quedarán eximidos los aguinaldos de aquellos salarios que estén por encima del nuevo piso.

La segunda carta de Sergio Massa a Guzmán detalló que en febrero de 2022, la cantidad de trabajadores y jubilados afectados por este impuesto fue 742.964, y en abril subió a 847.878. Es decir que hubo un 14 % de aumento de las y los trabajadores y jubilados afectados en solo dos meses.

Puntos claves de la suba del piso del impuesto a las Ganancias:

  •  La medida será efectiva a partir de los salarios devengados al 1 de junio.
  •  Los trabajadores asalariados empezarán a pagar el impuesto al Salario cuando el salario bruto sea mayor a los $ 280.792 ($ 233.057 de bolsillo). El segundo tramo de las escalas, que irá hasta los $ 324.000 ($ 268.920 de bolsillo), habrá beneficios en la actualización de deducciones especiales. Se eximirá del tributo a los dos medios aguinaldo anuales. Vale recordar que la canasta de consumos mínimos elaborada por la Junta Interna de Ate Indec alcanzó en abril $ 154.134, es decir pagan el impuesto al salario aquellos trabajadores que no llegan a duplicar una canasta que permite llegar a fin de mes.
  •  La suba del piso de Ganancias no significa que se actualizan todas las escalas del impuesto, sino que se volverá a usar un mecanismo especial de deducciones. Todavía no trascendieron los porcentajes en los que se subirán las deducciones. La medida será instrumentada a partir de un decreto.
  •  Con la suba del piso de Ganancias, Guzmán afirmó que 1,2 millones de trabajadores menos pagarán el impuesto a las Ganancias con respecto a 2019. Se estima que alrededor de 742.964 trabajadores y jubilados seguirán afectados por el impuesto, es decir se volvería a los niveles de febrero.
  •  No se mencionó si la medida alcanza a los trabajadores autónomos, y a los monotributistas.
  •  Los cambios en Ganancias no permiten recuperar todo lo que perdió el poder de compra de los trabajadores en los últimos años, en el caso de los trabajadores registrados la pérdida es mayor al 20 % en relación a 2015.

    Durante los ´90 el impuesto a las Ganancias sólo alcanzaba al personal jerárquico, como gerentes o supervisores. En 1999 el ministro de Economía de la Alianza, José Luis Machinea, estableció la conocida “tablita” y desde entonces cada vez más trabajadores tuvieron que pagar el tributo.

    El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, afirmó durante el anuncio que "el salario no es ganancia" y sostuvo que el objetivo es "que lo que el trabajador gana no lo pierda frente al Estado al momento de pagar los impuestos". ¿Si el salario no es ganancia como afirma Massa por qué se sigue pagando? No se quiere discutir que el salario en realidad es lo opuesto a la ganancia, que se sustenta en el trabajo no pago, no remunerado. Es decir, el salario no es ganancia.

    Por eso, deberían estar exceptuados todos los trabajadores bajo convenio. No así los gerentes y los que cumplen funciones vinculadas al comando empresarial. Lo que tampoco se pone en debate es el sistema tributario argentino, que por donde se lo mire es regresivo. Por ejemplo la mayor recaudación proviene del IVA, que se aplica por igual a un trabajador con pocos ingresos, a un desocupado, que a un gran empresario. Mientras tanto muchas rentas financieras no pagan impuesto a las ganancias. Tampoco los jueces más antiguos.

    Te puede interesar: El salario no es ganancia, pero un millón de trabajadores seguirán pagando el impuesto




  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO


    Destacados del día

    Últimas noticias