×
×
Red Internacional

Aniversario. Hoy se cumplen 49 años del Dark Side Of The Moon de Pink Floyd

Un día como hoy, pero de 1973, vio la luz uno de los álbumes musicales más influyentes en toda la historia: el Darkside Of The Moon (DOTM) de Pink Floyd.

Martes 1ro de marzo | Edición del día

Por un lado, se le considera tanto una de las bandas precursoras del rock psicodélico, como una de las desarrolladoras del género. Por otro, la tendencia de esta banda a innovar incorporando en su momento nuevos recursos tecnológicos como sintetizadores y samples, así como a buscar ideas frescas en el campo de la ingeniería de sonido para producir sus discos, los llevó a ser categorizados como una banda emblemática también del rock progresivo y experimental. Precisamente este álbum es la síntesis de estos dos aspectos característicos de la música “floydiana”.

Para 1973 Pink Floyd ya contaba con 7 álbumes de estudio entre los que destacaban Ummagumma (1969), Atom Heart Mother (1970) y Meddle (1971) ─parte de este último trabajo realizado en los legendarios estudios Abbey Road- así como con una breve gira en la que teloneraron a nada más ni nada menos que Jimmy Hendrix en el 67.

En 1972 comenzaron a surgir y fluir algunas de las ideas tanto musicales como conceptuales que darán nacimiento al “Dark Side”; la madurez artística es notoria. Y es que, si tomamos en cuenta que lo “conceptual” en la creación de un álbum reside en un elemento común que recorre todas las pistas que lo componen (este puede ser lírico, de estructura musical, narrativo o una mezcla de todos ellos), el DOTM logra dicha síntesis con una elegancia hasta ese momento no lograda por la banda.

El elemento común que cruza todas las canciones del Dark Side Of The Moon es una narrativa referente a ciertas dimensiones dolorosas de la experiencia humana: el conflicto (Us and Them), la avaricia (Money), el envejecimiento (Time), el significado de la vida (Speak to me/Breathe; Eclipse), el miedo a la muerte (The great gig in the sky; Time) y la enfermedad mental (Brain damage).

Es posible identificar también claros elementos de crítica social en las temáticas de sus pistas musicales. Rasgo característico de las creaciones de Roger Waters, quien compuso la mayor parte de las letras que escuchamos en el álbum y que se ve de manifiesto en la posición crítica y democrática que a la fecha asume frente a problemas que van desde las agresiones militares de Israel contra Palestina, hasta las políticas migratorias de Trump, pasando por los duros mensajes que en su momento dirigió contra Peña Nieto y contra las tentativas del multimillonario Mark Zukeberg de usar la música “floydiana” para promocionar sus redes sociales.

Te puede interesar: Rage Against the Machine, Roger Waters y Serj Tankian junto a 600 artistas piden boicotear a Israel

Ahora bien, en el aspecto estético/acústico del DOTM, temas como “Any Color You Like” y “On the run” nos hacen viajar densamente con los geniales efectos psicodélicos que logran los sintetizadores portátiles “EMS VSC3” y “Synth A”. Toda una propuesta futurista para la época que se complementó con otra innovación: el uso de los característicos loops presentes en las canciones “Money” y “Time”.

La grabación de este álbum dio inicio en junio de 1972 y concluyó en enero de 1973. Ve la luz el 1 de marzo de ese año en Estados Unidos, mientras que en Reino Unido lo hará el 24 del mismo mes. Fue grabado en los estudios Abbey Road, con el productor Alan Parsons, quien sacó todo el provecho posible al equipamiento de última generación de aquel entonces que proporcionaba la posibilidad de mezclas de 16 pistas.

En su producción también jugaron un papel importante los detalles: Roger Waters (vocalista, bajista y compositor lírico del grupo) reclutó a parte del personal del estudio para contestar a una serie de preguntas impresas. Se colocó a los entrevistados frente a un micrófono en una cabina donde se les mostraban las tarjetas con preguntas como «¿cuál es tu color favorito?» o «¿cuál es tu plato favorito?», antes de pasar a preguntas enfocadas a los temas centrales del disco. Producto de esta dinámica son las voces que se escuchan a lo largo de las canciones.

Otro dato curioso que contribuye a la mística sobre el DOTM es la impresionante sincronicidad que la música del álbum guarda con las escenas de la película de El Mago de Oz (The Wizard of Oz de 1939); efecto que dentro de la jerga de fans “floydianos” se conoce como “The Darkside Of Oz” y que nos hace sentir que el disco fue hecho como una especie de soundtrack para el también legendario filme. Aspecto que ha sido negado por Pink Floyd pero que no deja de ser enigmático.

Te puede interesar: El lado oscuro del arcoiris

En cuanto a la parte visual destaca la portada del álbum. El diseño original lo realizó el colectivo británico Hipgnosis, fundado en 1968 por Aubrey Powell y Storm Thorgerson, este último compañero de aulas en Cambridge de los miembros de Pink Floyd. En la parte frontal de la carpeta del "Dark Side" se muestra un prisma en el que se ilustra la dispersión de la luz en los colores que la componen. Una ilustración minimalista que ha dejado marca en el imaginario colectivo de muchxs fans del rock.

En 2001, el diseñador Storm Thorgerson afirmó sobre la portada: “El prisma hacía referencia a los efectos de luz en los conciertos de Pink Floyd y a las pirámides que evocan asimismo al cosmos y la desmesura y ambición como causas de la locura."

El DOTM fue un rotundo éxito comercial, llegó a lo más alto de la lista Billboard 200 durante una semana, y permaneció en las listas de popularidad 937 semanas (cerca de 18 años); en la historia musical es el álbum que más tiempo ha permanecido en estos rankings. Se estima que han sido vendidas más de 50 millones de copias del “Dark Side” en todo el mundo, siendo así el tercer álbum más vendido en la historia de la música, detrás de Thriller de Michael Jackson y Back in Black de AC/DC.

Desde Marcovich, el ex guitarrista del grupo mexicano Caifanes, hasta Lady Gaga; desde el trance y el psytrance en la música electrónica hasta el post punk de Joy Division; desde una banda llamada “The End” en Argentina, hasta un grupo de señores “chirrines” (algo así como norteño acústico) en Ensenada, México llamado “Los Pink Floyd del Norte”; pasando por bandas de “Death Metal Cósmico” como Blood Incantation ─escúchese la canción “Awakening From The Dream Of Existence To The Multidimensional Nature Of Our Reality (Mirror Of The Soul)" alrededor del minuto 7-, y otras del actual rock progresivo underground mexicano como Ekos; la influencia de este álbum de la legendaria banda Pink Floyd es indiscutible.

En la cultura popular a nivel mundial hay un antes y un después del DOTM. Escuchar sus canciones definitivamente también marcó un antes y un después en la vida de muchxs de nosotrxs. Un antes y un después de haber experimentado que 43 minutos de una densa experiencia sónica ─que te lleva a través de un “trip” con múltiples claroscuros- pueden hacerte sentir perdido en un viaje de una semana a través de los sentimientos más extraños, pero más genuinos que una persona podría sentir.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias