×
×
Red Internacional

Falleció el pasado jueves a sus 95 años. Las Madres de Plaza de Mayo lo consideraban “el padre más madre” por su rol en la Asociación Madres de Plaza de Mayo. Recuerdos de una vida dedicada a la lucha contra la impunidad del genocidio.

Maine GarcíaHija de desaparecidos | Miembro del CeProDH y de Justicia Ya!

Domingo 24 de octubre | Edición del día

Carlos, según expresó en una entrevista realizada por el sitio No perdonamos, provenía de una familia con mucho interés por la política, muy solidaria y a la que la rebelaba la injusticia. Él militaba desde muy joven en el radicalismo y siempre estuvo orgulloso de la militancia de su hija Manely en la organización Montoneros.

Estaba casado con Haydee Pérez con quien tuvo tres hijes y, entre abril y diciembre de 1977 desaparecieron a su hija María Nélida -Manely -, su yerno Nereo, sus dos sobrinas Elbita y Alicia, sus respectivos compañeros Arturo y Daniel y les hijes pequeños de las tres parejas: Arturo, Leticia, Ramón, Juliana y Roxana.

Leticia y Ramón fueron encontrades a los pocos días en la Casa Cuna de La Plata, Juliana, Roxana y el nieto de Carlos, Arturo, luego de una intensa búsqueda de Carlos y Haydee. Arturo había sido apropiado por un comisario y las niñas habían sido abandonadas en un juzgado.

Carlos supo que su hija Manely, a quien había visto quince días antes de su secuestro y le había ofrecido ayuda para exiliarse que ella no aceptó – ayuda que brindó a varies militantes perseguides por la dictadura arriesgando su vida– estuvo secuestrada en la ESMA, aquel centro clandestino en el que estuvieron 5000 personas secuestradas y que era comandado por Emilio Massera, a quien Carlos conocía por haber estudiado ambos en el Colegio Nacional.

En 1983 dejó de dedicarse a la abogacía como lo hacía hasta ese momento, continuando su aporte como abogado a la lucha contra la impunidad. También fue cofundador la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de La Plata y Vicepresidente del Colegio de Abogados de La Plata.

Carlos y Haydee compartieron la crianza de su nieto Arturo y la militancia en la Asociación Madres de Plaza de Mayo. Carlos colaboró activamente con las Madres como abogado, chofer y con todas las tareas que fueran necesarias con una enorme predisposición y compromiso militante. Al igual que Haydee es recordado por su enorme generosidad y solidaridad.
Desde LID saludamos a Arturo, sus familiares y amigues ante esta dolorosa pérdida.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias