Internacional

#PORTODASELAS

[Fotogalería] Decenas de miles contra las violaciones en las calles de Brasil

Fotogalería de las manifestaciones que ocurrieron en una decena de ciudades de Brasil, en las que decenas de miles de mujeres y también hombres tomaron las calles para decir basta a la cultura de las violaciones. Luego del caso que escandalizó el país, en el que una joven de tan solo 16 años fue violada por más de 30 hombres, las manifestaciones fueron organizadas por redes sociales y tuvieron una inmensa adhesión.

La Izquierda Diario

@izquierdadiario

Jueves 2 de junio de 2016 | 18:16

  • Manifestación #PorTodasElas · Rio de Janeiro
  • Manifestación #PorTodasElas · Rio de Janeiro
  • Manifestación #PorTodasElas · Rio de Janeiro
  • Manifestación #PorTodasElas · Rio de Janeiro
  • Manifestación #PorTodasElas · Rio de Janeiro
  • Manifestación #PorTodasElas · Rio de Janeiro
  • Manifestación #PorTodasElas · Rio de Janeiro
  • Manifestación #PorTodasElas · San Pablo
  • Manifestación #PorTodasElas · San Pablo
  • Manifestación #PorTodasElas · San Pablo
  • Manifestación #PorTodasElas · San Pablo
  • Manifestación #PorTodasElas · San Pablo
  • Manifestación #PorTodasElas · San Pablo
  • Manifestación #PorTodasElas · San Pablo
  • Manifestación #PorTodasElas · San Pablo
  • Manifestación #PorTodasElas · San Pablo
  • Manifestación #PorTodasElas · San Pablo
  • Manifestación #PorTodasElas · San Pablo
  • Manifestación #PorTodasElas · San Pablo
  • Manifestación #PorTodasElas · San Pablo
  • Manifestación #PorTodasElas · San Pablo

1 / 22

Hubo manifestaciones en las ciudades de San Pablo, Rio de Janeiro, Belo Horizonte, Porto Alegre, Campinas, Brasilia, João Pessoa, Natal, Recife, Vitória, Bauru, Maringá, Limeira, Bertioga.

Las manifestaciones estuvieron compuestas fundamentalmente de mujeres jóvenes, muchas estudiantes secundarias de las que desde el año pasado están ocupando sus escuelas y enfrentando a los gobiernos, al lado de las universitarias también en lucha. En todos los actos se escucharon consignas contra el gobierno golpista de Temer, lo que refuerza el hecho de que cualquier lucha democrática por los derechos de las mujeres y otros sectores oprimidos solo puede darse en enfrentamiento directo con el gobierno, y las mujeres que están en la calle lo saben.

La revuelta de las mujeres que tomaron las calles se desató luego del impactante caso ocurrido en Rio de Janeiro, en el que la violación colectiva de una joven de 16 años fue divulgada por los abusadores en las redes sociales. Luego ocurrió otro caso en el estado de Piauí, con la violación colectiva de una joven por cinco abusadores, solo un año después de otro caso en el que cuatro jóvenes fueron violadas y arrojadas de un acantilado.

La brutal violación de una joven en Río de Janeiro no solo generó una ola de repudio e indignación, sino que reflotó el debate sobre las alarmantes cifras de abuso sexual en todo Brasil.

La violencia institucional contra las mujeres

La cultura de las violaciones es institucional, y es perpetuada por la policía y el Estado. El secretario de Seguridad Pública de Rio de Janeiro, José Mariano Beltrame, declaró que no tenía pruebas suficientes para meter presos a los sospechosos, aun cuando un video había sido divulgado por ellos mismos, mostrando el crimen en Internet. Luego, fue la policía la que demostró estar del lado de la cultura de las violaciones, con la actuación del jefe de la Policía Civil Fernando Veloso y el comisario Alessandro Thiers, que intentaron culpabilizar a la víctima por el crimen que había sufrido.

El mismo día en que la terrible noticia se esparció como reguero de pólvora, Mendonça Filho, el ministro de Educación del gobierno golpista de Michel Temer, recibió a un violador confeso en red nacional, el mediático actor Alexandre Frota, para escuchar sus "propuestas para la educación". Este gobierno, desde su asunción, con un gabinete compuesto exclusivamente por hombres, mostró que tiene un pie firme en la cultura misógina y patriarcal de la burguesía brasilera.

Tras la repercusión negativa que tuvo la composición exclusivamente masculina del Gabinete, Temer intentó ponerle a su gobierno la careta de la defensa de las mujeres. Pero esa farsa no se sostiene un solo día, ya que la exdiputada Fátima Peleas (PMDB), la evangélica que puso Temer para gestionar la Secretaría de Mujeres, ya declaró ser más reaccionaria que la actual legislación brasilera, afirmando que quiere terminar con el derecho al aborto incluso en caso de violación, lo que actualmente es legal.

La explosión de las mujeres en las calles es un verdadero fenómeno que muestra el potencial de esas cuestiones democráticas y el deseo de lucha de estos sectores para conquistar sus derechos. Para llevar ese enfrentamiento hasta el final, es necesario organizar estas luchas en un gran movimiento nacional, aliado con las huelgas de la educación y las luchas de otros sectores de trabajadores, para llevar hasta el final la lucha contra los golpistas.






Temas relacionados

Violaciones   /   Brasil   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO