Mundo Obrero México

MIGRANTES

En plena pandemia, cierran en México refugios para migrantes

El anuncio de una próxima caravana migrante, verdaderos éxodos de pobreza, para el 15 de enero, no hace sino demostrar que las políticas de expoliación y saqueo que azotan el sur del continente siguen operando y sus consecuencias se profundizan como consecuencia de la crisis sanitaria.

Martes 5 de enero | 17:51

A lo largo de la pandemia, decenas de albergues para migrantes han cerrado sus puertas en México, bajo la excusa de controlar la propagación del covid-19. Esta medida, sin embargo, está muy lejos de garantizar la seguridad de nadie y, por el contrario, expone a múltiples riesgos a los migrantes que de por sí enfrentan condiciones adversas en dichos espacios. 

De acuerdo con testimonios recolectados por Reuters, miles de migrantes enfrentan no sólo la pandemia, sino también robos y secuestros, como parte de la crisis de violencia que azota al país y que se ha agudizado en los últimos meses. El cierre y la reducción de capacidad de estos albergues se suma a otros factores que han dificultado el tránsito migrante por el país en su viaje a Estados Unidos. 

2020 fue uno de los años más mortales para los migrantes, y no sólo por Covid

El cierre de albergues ha orillado a los migrantes a acampar en aceras y a conformar guardias para protegerse del hampa y el crimen organizado. Estos no son los únicos riesgos que enfrentan. Se suman la falta de atención médica que, en plena crisis sanitaria, es un factor de vida o muerte ante el cierre de algunos refugios y el hacinamiento de otros. 

La llegada de Biden a la presidencia de Estados Unidos no ha significado ningún cambio sustancial en la política migratoria de la que es garante México como primer "muro" de contención. De la misma manera, la pandemia no ha detenido a quienes buscan cruzar el Río Bravo y así, las cifras oficiales muestran que el flujo migratorio de personas provenientes de Centroamérica no sólo no disminuyó, sino que se multiplicó tres veces en el segundo semestre del 2020.

El anuncio de la salida desde Guatemala de una próxima caravana migrante, verdaderos éxodos de pobreza, para el 15 de enero, no hace sino demostrar que las políticas de expoliación y saqueo que azotan el sur del continente siguen operando y sus consecuencias se profundizan como consecuencia de la crisis sanitaria. 






Comentarios

DEJAR COMENTARIO