×
×
Red Internacional

Humor. El candidato a intendente por Rocha por Cabildo Abierto en una cruzada contra los hippies (pobres)

Inauguramos la sección de humor, motivada por los dichos (tragi) cómicos del Martín Rodríguez. Aquí una entrevista en exclusiva para este medio.

Lunes 31 de agosto de 2020 | 23:42

En esta ocasión estamos de forma exclusiva entrevistando al candidato rochense a intendente de Cabildo Abierto, que tras la polémica que se generó luego de sus declaraciones ha accedido a tener una pequeña charla en plan hogareño para poder dejar en claro su postura y que no hayan malentendidos.

Por motivos plenamente de educación y cortesía básica, (no por temas legales, absolutamente no por eso) decidimos no mostrar su nombre. (De aquí en más referido como MR).

Tras haber llegado a la sala de entrevistas me miró con los ojos bien abiertos, arrugando un poco la nariz.

MR: Que tufo que hay, ¿no? ¿Son zurditos acá que no se bañan?

SI: Bienvenido Martín, si, la verdad a veces se hacina un poco el aire acá. ¿Querés que dejemos abierto así se ventila un poco?

MR: ¡Ni loco! Vi a un par de barbudos de camino para acá y estoy seguro que me deben de estar siguiendo. Me tiene re junada la gente últimamente. Viste que nosotros los de Cabildo Abierto sufrimos persecución política constante.

SI: Uff, me imagino.

MR: Bueno, ¿cuándo empezamos la entrevista? Dale que tengo el tiempo apretadísimo porque tengo un asado con los compañeros de Varones Unidos....

SI: Empezamos cuando quieras.

MR: ...chicos muy de bien, super comprometidos con la causa. La Vero Alonso estaba por hacer un evento con ellos, pero les molestó un poco que ella hablara sin pedir permiso. Viste cómo son las mujeres ahora.

Se hace un silencio incómodo de varios segundos. Cuando cuento que ya pasaron más de diez y mi invitado todavía no dijo nada, opto por comenzar oficialmente la entrevista.

SI: Entonces señor Rodríguez, si le parece empezamos por la primera pregunta. A partir de sus declaraciones esta semana---

MR: Sobre erradicar el turismo de hippies.

SI: Exactamente. Hay varias versiones, gente preguntándose cómo interpretar esto. Muchos opinan que es una postura que segrega sectores enteros de la población.

MR: Opiniones muy bolches, qué querés que te diga. Es típico. Malinterpretan todo, y lo que no lo malinterpretan lo sacan de contexto para dejar a uno pegado.

SI: Disculpe señor Rodríguez, ¿no dijo usted, y cito, que “Rocha ni siquiera tiene un hotel cuatro estrellas” por culpa de “los hippies que ponen dos estacas y nadie los saca”?

MR: Y Colonia tiene tres cadenas de hoteles cinco estrellas. ¡Un disparate! Cinco por tres son quince estrellas, y nosotros no tenemos ni cuatro. Los departamentos son diecinueve nomás aparte. O sea que ya nos quedamos sin estrellas por culpa de Colonia y de estos pichis principalmente.

SI: Me parece que nos estamos desvirtuando un poco de la pregunta.

MR: Perdón, es la costumbre. Voy a asados con colegas del tribunal de honor del ejército y es un hábito que se contagia.

SI: Entiendo.

MR: Mirá, te tiro un dato. Cada cuarenta minutos, entra un hippie a Rocha.
SI: ¿Ese dato de dónde lo sacó?

MR: Me lo pasó un amigo. Yo no quiero que la gente se confunda. A mí no me gusta que me digan facho.

SI: ¿Porque no se considera un fascista?

MR: ¡Porque facho rima con tacho, y eso es de pobre!

SI: Entonces el problema es con el hippie pobre.

MR: ¡Y claro! La gente con esto de lo correctamente político tiene miedo de decir las cosas como son, pero todos sabemos que el problema son los zaparrastrosos esos.

Si vos me decís que son hippies chetos, de esos que tienen el perrito de Susana Giménez. Ciudadanos de bien. Pero no, son siempre estos pescadores malolientes.

SI: Pescadores en Rocha, ¿dónde se vió?

MR: ¡Eso pregunto yo! Nadie lo dice pero todos sabemos como son las cosas. Todos sabemos que los ciudadanos de bien no andan pescando y fumando marihuana, los ciudadanos de bien toman cocaína y organizan redes de tratas de blanca. Porque es el color más puro.

SI: ¿Su plan entonces sería relocalizar a esta gente?

MR: Y mandarlos a la isla

SI: ¿A una isla?

MR: ¡A “La Isla”! ¡Y que se compren ropa, que dentro de poco andan usando trapos de piso como taparrabos!

SI: Usted cree que es un problema de accesibilidad como quien dice.

MR: Claro, fijate, si tuviéramos un shopping como corresponde esta gente podría empezar a reinsertarse en la cultura local y consumir, que es lo que nos importa a nosotros. Pero es imposible cuando Colonia se está quedando con todas las estrellas.

SI: Recientemente hubo un atentado de violencia en el interior del país contra militantes de un partido en específico...

MR: Otro malentendido.

SI: ...los responsables agredieron verbalmente a los implicados en primera instancia...

MR: Ves, ahí ya te das cuenta del nivel de mentiras que se están manejando. ¿Cómo vas a agredir a alguien “verbalmente”? ¡Eso no existe! Agrede el que por ejemplo acuchilla a otra persona.

SI: ...y luego estos dos responsables volvieron y acuchillaron a los militantes.

MR: Estás distorsionando los hechos. Ellos se cayeron arriba de los cuchillos que mis colegas estaban empuñando para realizar un asado. Cuando se los ve irse con el cuchillo en mano en realidad fue un acto caritativo, porque lo que hicieron fue retirar el cuchillo que ya estaba previamente incrustado. Por causas naturales claro está.

SI: ¿Por eso usted cree que los integrantes de Cabildo Abierto no repudiaron este acto de violencia?

MR: Por eso y porque lo tenían merecido.

SI: Muchas gracias nuevamente, señor Rodríguez, por regalarnos este tiempo...

MR: ¡Regalar nada! ¿Qué me viste cara de socialista? ¿Vos sabés lo que es el comunismo?

SI: Ilumíneme.

MR: Comunismo es cuando yo me compro un reloj... el mejor reloj. Y a un comunista se lo roban.

¡Ahí es cuando empieza a defender la propiedad privada!

SI: Muchas gracias.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias