×
×
Red Internacional

"A LOS NÁUFRAGOS DE GÜIRIA NO LOS MATÓ EL MAR".Diecinueve muertos en naufragio en el Caribe: Gobiernos de Venezuela y Trinidad y Tobago son responsables

Al menos 19 migrantes venezolanos murieron en un naufragio tras intentar llegar a Trinidad y Tobago. La embarcación (un peñero) habría salido tras tres días desde el estado Sucre, con destino a la isla de Trinidad. Se desconoce el número de tripulantes que viajaba en la embarcación.

Domingo 13 de diciembre de 2020 | Edición del día

Se trata de trabajadores y del pueblo pobre desesperados por el hambre, la miseria y los salarios de hambre que pierden sus vidas en el naufragio que salen en embarcaciones intentando migrar a las islas del Caribe. Los cuerpos fueron hallados flotando en el mar a 6.3 millas náuticas de las costas de Güiria, en el estado Sucre, lugar desde donde salió con destino a la isla.

Se trata de diecinueve venezolanos que murieron cuando naufragó la embarcación precaria en esa parte del Caribe, entre Venezuela y la isla de Trinidad, aunque de acuerdo al gobierno venezolano se trataría de catorce al momento de escribir este artículo.

A los náufragos de Güiria no los mató el mar

“A los náufragos de Güiria no los mató el mar” escribió correctamente Willy McKey en el portal Prodavinci, sentenciando que “No hay periodismo capaz de alcanzar el tamaño de la noticia”. La indignación es atroz.

El Gobierno y el Estado venezolano son responsables de esta tragedia que expulsa por la miseria y la catástrofe a millares de pobladores pobres y trabajadores. Los pobladores de la Península de Güiria buscaban el lugar más cercano, la isla de Trinidad.

Es responsable también el Gobierno y el Estado de Trinidad y Tobago, los rechaza y los devuelve al agua “como quien se quita de encima un problema ajeno, convirtiendo la política exterior en una de esas planchas que en los barcos piratas equivalía a la pena de muerte”, como refiere McKey.

Son responsables también las potencias imperialistas con sus sanciones económicas, sobre todo Estados Unidos que con su boicot petrolero y sus sanciones económicas no hacen más que aumentar las penurias del pueblo. De igual manera es responsable la derecha proimperialista que ha venido pidiendo el aumento de las sanciones, como el miserable y autoproclamado “gobierno interino de Guaidó”.

Tiene razón McKey: “A los náufragos de Güiria no los mató el mar.”

La miseria del Gobierno de Maduro llega al extremo, y habla que las bandas que operan en la zona tienen vínculos "con las mafias del extremismo venezolano". Ya no se trata de irresponsabilidad. Es el resultado de políticas conscientes que nos condenan a estas tragedias.

No menos responsabilidad le cabe al gobierno de Trinidad y Tobago. El pasado 22 de noviembre, 16 menores venezolanos, entre los que había un bebé de cuatro meses, fueron deportados por Trinidad y Tobago y, tras estar en paradero desconocido en el mar cerca de 48 horas, volvieron al país del que habían salido por las condiciones miserables de vida.

Esta tragedia es tal como las que acontecen en el Mediterráneo donde mueren centenares de migrantes para llegar a Europa. Hoy esta tragedia está en nuestras puertas.

Repetimos desde la rabia de nuestra indignación, “no los mató el mar”, sino los gobiernos de Venezuela, de Trinidad y Tobago, las potencias imperialistas con sus sanciones y la derecha venezolana como la de Guaidó que reclama más sanciones que solo hacen aumentar las calamidades de los trabajadores y de las grandes mayorías populares.

Noticia en desarrollo




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias