Política

MOVILIDAD JUBILATORIA

Del Caño: "¿Cuál es el problema de incorporar una cláusula gatillo a la fórmula de jubilación?"

En el debate en comisiones de la nueva movilidad jubilatoria, el ministro Moroni defendió la gestión del Gobierno y el ajuste de las jubilaciones, mientras se profundiza la pérdida de los haberes de los adultos mayores.

Lunes 21 de diciembre de 2020 | 22:23

Del Caño "¿Cual es el problema de incorporar una cláusula gatillo a la formula de jubilación?" - YouTube

Este lunes tuvo lugar un plenario de las Comisiones de Previsión y Seguridad Social y de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados. Concurrieron a exponer en nombre del Poder Ejecutivo el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, la titular de la ANSES, Fernanda Raverta, y el secretario general de la ANSES, Santiago Fraschina. Moroni y Fraschina respondieron preguntas de los diputados y diputadas de cara a la votación de la nueva fórmula de movilidad jubilatoria propuesta por el Gobierno. Nicolás del Caño, desde el Frente de Izquierda, cuestionó en qué sentido esta propuesta viene a profundizar la pérdida en los haberes de jubilados y jubiladas.

En su intervención, Del Caño, planteó: “la suspensión de la movilidad macrista, a la que nos opusimos en su momento porque, entre otras cosas significó un recorte de $ 100 mil millones, no fue hecha con el objetivo de aumentar las jubilaciones por encima de aquella fórmula, como en algún momento afirmó algún funcionario del Gobierno, sino que resultó todo lo contrario, inclusive para la jubilación mínima. En el año 2020 la movilidad que regía hasta el año pasado, que aprobó Juntos por el Cambio iba a recomponer un 5,6 %, por primera vez, el poder de compra de los haberes. Sin embargo, con los aumentos que se dieron por decreto, se aumentó entre un 24,3 % y un 25 % por ciento aproximadamente, o sea que fueron entre 7 y 18 puntos por debajo de lo que correspondía según la fórmula anterior”.

El diputado también planteó una serie de preguntas a los funcionarios. En particular preguntó “si esta fórmula no garantiza que no se pierda con respecto a la inflación, y hay predicciones para el año que viene de una alta inflación, si el Gobierno plantea que quiere cuidar el poder adquisitivo de las jubiladas y los jubilados, ¿cuál es el problema de establecer una cláusula para que, si los aumentos que se establecieron durante un año quedan por debajo de la inflación, no puedan ser compensados por un aumento de manera automática? es decir que se establezca una cláusula, esto ni siquiera está planteado para las jubilaciones mínimas”.

“Por último, con el nuevo cambio en la movilidad de la fórmula, no se va a computar el tercer trimestre del 2020. Esto es una nueva confiscación de un trimestre, como ya lo hizo el macrismo con el empalme, cuando en marzo de 2018 otorgó un aumento de alrededor del 5 % cuando correspondía un 14 %. Entonces, según informó en un momento el Poder Ejecutivo en el Congreso, el aumento de marzo iba a rondar el 12 %. ¿Cuánto estiman ahora que va a ser el aumento de marzo, teniendo en cuenta que estos cambios implican pasar por alto un trimestre?”.

Por su parte, el ministro Moroni, respondió con elementos que poco parecían dialogar con los datos que mostraban la pérdida del poder adquisitivo de los jubilados y jubiladas durante el año que termina: “No podemos desenganchar la fórmula de un proyecto político económico. Vamos a un modelo de desarrollo. Si en el peor año de la economía Argentina mantuvimos y crecieron los haberes mínimos por encima de la inflación. Mantuvimos vigentes los mecanismos de negociación paritaria y pusimos incluso pisos para los mecanismos de negociación paritaria para que el salario real creciera, como hicimos através de decretos. Si hicimos todo esto en el peor año de la economía Argentina ¿Por qué vamos a hacer algo distinto en años mejores?”. Con índices de pobreza que se acercan peligrosamente al 50 % de la población, paritarias que quedaron muy atrás de la inflación vigente y una larga serie de medidas destinadas a recortar ingresos elementales sobre los sectores más vulnerables como el propio IFE, enmarcado en un plan económico que viene siendo diseñado para complacer los mandatos del propio Fondo Monetario Internacional, no queda claro de qué realidad da cuenta el Ministro.

Moroni, en relación al problema de la cláusula gatillo, reafirmó su negativa: “Para los que piden garantías para el futuro. Nosotros no tenemos que plantear una fórmula compleja, cláusula gatillo, etc. Nosotros queremos una fórmula que sea coherente con nuestro proyecto político/económico y es esta fórmula. Y mostró que funciona”.

Lo que no queda claro es porqué, si según el ministro los ingresos serán superiores a la inflación, no se incorpora una cláusula para garantizar un piso para que no sigan perdiendo. Sin dar lugar a réplica, el ministro sigue sin responder a este problema y esta pregunta elemental.

Por su parte, Santiago Fraschina trató de explicar que para él nuevo Gobierno el criterio “no es fiscalista, es sustentable”. Es justamente esa sustentabilidad la que implicó un ahorro al Estado de casi $ 100.000 millones, sacados directamente de los bolsillos de los adultos mayores.

Además de estas críticas que planteó Nicolás del Caño al proyecto oficialista, desde el Frente de Izquierda vienen sosteniendo la perspectiva de un programa integral para dar cuenta de cómo podría plantearse una alternativa a la situación de creciente miseria de los trabajadores retirados. Esta incluye la recomposición inmediata de los haberes en relación a lo perdido durante el macrismo y este año de Gobierno del Frente de Todos. Establecer una jubilación que sea equivalente al 82 % móvil, lo que podría alcanzarse mediante la restitución de las contribuciones patronales al 33 %, aplicando verdaderos impuestos progresivos a las grandes fortunas y terminando con el pago de la odiosa deuda externa, entre otras medidas. Estas dan cuenta de que en la “sustentabilidad” que mencionan los funcionarios del Gobierno no entra la posibilidad de afectar estos intereses, sino usar las jubilaciones de variable de ajuste como vienen haciendo uno tras otro todos los Gobiernos.

Este martes 22, desde el Frente de Izquierda realizarán un acto frente al Congreso para denunciar este intento de profundizar el saqueo en curso.






Temas relacionados

Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO