×
×
Red Internacional

PBA. Debates Marxistas Contemporáneos: presentación del libro Tras las huellas del marxismo occidental en la Universidad Nacional de Quilmes

El encuentro contó con la participación del autor Santiago Roggerone, el docente Alberto Bonnet y el dirigente del PTS/FITU Christian Castillo quienes realizaron comentarios sobre el libro.

Viernes 27 de mayo | Edición del día

Este jueves 26/5 se realizó una nueva presentación del libro Tras las huellas del marxismo occidental del investigador del Conicet y docente UBA Santiago Roggerone. La misma contó con la participación del docente e investigador UNQ Alberto Bonnet y del docente UBA y UNLP y dirigente del PTS/FITU Christian Castillo y es parte de un ciclo de charlas y talleres que está impulsando En Clave Roja en las universidades del país, como parte de desarrollar debates marxistas en una época de crisis capitalista.

El libro, publicado por Ediciones IPS, es parte de la colección Debates Marxistas Contemporáneos que ya cuenta con 7 títulos y que busca recrear el marxismo en variedad de temáticas con diálogos y polémicas actuales.

La presentación realizada en el salón La Rosa de los Vientos de la Universidad de Quilmes tuvo un marco atrayente no solo para los asistentes sino también para docentes y estudiantes que, tras cursar, se quedaban escuchando e intercambiando sobre las intervenciones de los panelistas.

Con una concurrencia de casi 100 personas, de las cuales se encontraban docentes, auxiliares, ferroviarios, trabajadores despedidos de la Municipalidad de Berazategui, estudiantes terciarios como también estudiantes de la Secretaría obrero estudiantil en el Cecsea UNQ, Secretaria de la juventud de Cesoc de la UNDAV, Secretaria de género de UNLZ y Secretaria del Cesaco UNLA. Contó con la presencia de Carla Villani, consejera electa de la departamental de sociales en UNQ y la reconocida luchadora contra el gatillo fácil y por los derechos humanos Carla Lacorte.

Alberto Bonnet comenzó agradeciendo la invitación y felicitando a Ediciones IPS “por la calidad de las colecciones y por lo valioso del trabajo intelectual que viene realizando”.

Luego, planteó que “el libro es un muy buen planteo sobre la problemática del llamado marxismo occidental de Perry Anderson, pero incluye mucho más: (…) rastrea el concepto previo en la década del ´20 con la emergencia de Lukacs y Korsch y luego con Mearleau-Ponty en los ´50. Y también de la revista New Left Review cuyo director fue el mismo Anderson en el momento de la publicación del libro Consideraciones sobre el marxismo occidental. (…) Luego hace una introducción crítica sobre el concepto en Anderson, las críticas que recibió de otros autores y las rectificaciones posteriores. Por último, algunos desarrollos del marxismo tras la caída del muro de Berlín, por un lado como diversificación y por otro como globalización. Es un libro interesante. Muy valioso como reconstrucción y lo recomiendo.”

Además, Bonnet debatió con la visión de marxismo occidental de Anderson “que es una mala guía para quienes buscamos recuperar autores de aquella corriente y ponerlos en circulación. (…) No solo por los nombres olvidos (Ernst Bloch o Wilhelm Reich)(…), por cómo reúne autores diversos entre sí (como los dialécticos y no dialécticos) (…)sino también por la elección arbitraria en cuanto al marxismo clásico omitiendo algunos como Bernstein”.

Por último, destacó polémicas con Anderson respecto a la Escuela de Frankfurt en cuanto a la supuesta derrota, a su oposición no al marxismo clásico sino al soviético, a la escisión entre teoría y praxis y a su desvinculación con la política y la economía, entre otras cosas.

Christian Castillo, en su intervención, sostuvo que “el libro de Santiago desarrolla el marxismo occidental y el extendido recorrido de Perry Anderson y sus debates como el muy interesante llevado adelante con E.P. Thompson sobre Althusser. (...) Según Santiago, el lugar que Anderson le daba a Fredric Jameson como el último marxista occidental, lo ocuparía el propio Anderson. Además, hay un debate muy pertinente con Domenico Losurdo y por último preguntas de si se agotó o no el marxismo occidental en la actualidad. Hay en el libro una tensión permanente (irresuelta) en la reflexión sobre el marxismo occidental y sobre el marxismo en general”.

En cuanto a los contornos del marxismo occidental que destaca Anderson, Castillo planteó que “uno de los más problemáticos es Antonio Gramsci quien no es un académico y si un dirigente de partido(...) cuya reflexión está centrada en la estrategia revolucionaria como la de los marxistas clásicos(...). En la academia y en las ciencias sociales, cuando se periodiza el marxismo se dice que Marx fue muy creativo e importante, luego Engels generó un marxismo burdo y codificado, posteriormente vino el marxismo soviético `ortodoxo, determinista y economicista´, y luego Gramsci que pensó las superestructuras y salvó al marxismo, además de otros autores interesantes para leer. Prácticamente no se lee a Lenin, a Trotsky, a Rosa Luxemburgo que son lecturas canceladas en la academia por la propia historización de la tradición marxista que los excluye de su interés. (...) Y en la lectura de Gramsci en la academia, que se hace hasta de manera abusiva, se lo despoja de su militancia revolucionaria y su rol como estratega político. Un déficit de Anderson es que opera en espejo con la definición que ha asumido el mundo académico de la tradición marxista”.

Luego Castillo planteó que “en Anderson los teóricos del marxismo latinoamericano (Mariátegui, Mella y Recabarren) no están mencionados, cuando son autores originales para pensar la revolución en América Latina(...) Pero además, los intelectuales nucleados en la Revista Pasado y Presente, los gramscianos argentinos, no solo son derrotados sino que si se doblegaron, abandonaron una perspectiva anticapitalista, como Aricó y Portantiero que escriben para Alfonsín justificando la obediencia debida y el punto final o debatiendo desde una posición socialdemócrata. Esta demarcación hay que destacarla con fuerza para pensar el marxismo latinoamericano hoy”.

Y mirando hacia la reconstrucción del marxismo, Castillo concluyó que “obviamente, tiene que ver con la lucha de clases, porque el marxismo fuera de la lucha del movimiento obrero por su emancipación es una teoría sin sujeto, una teoría crítica más. Lo diferencial del marxismo es que es una teoría para la autoemancipación de la clase obrera, que incluye la relación inescindible entre teoría y práctica para operar sobre el mundo. Pero también no hay recuperación del marxismo sin un proyecto colectivo, no hay grandes autores individuales sin eso. Y, modestamente, estamos haciendo ese aporte con la construcción de una izquierda revolucionaria en Argentina(...) y con la reflexión sobre los debates de nuestro tiempo que incluyen temas como la crisis socioambiental, o la amenaza de una catástrofe nuclear, o la guerra que vuelve a la escena, o la recomposición de la clase obrera, o el movimiento de mujeres o la estrategia para derrocar el orden capitalista. Todos temas, junto con otros, que hacen a la recomposición del marxismo desde la totalidad(...)”.

Santiago Roggerone agradeció la invitación de En Clave Roja y destacó que la publicación de su libro es “algo muy interesante que está pasando en cuanto a los propósitos de Ediciones IPS y del PTS”.

Destacó que “el libro, que se inscribe en lo que se llama historia intelectual, tiene 2 propósitos: una aproximación cartográfica al concepto del marxismo occidental y un repaso de la trayectoria intelectual de Perry Anderson quien establece los lineamientos elementales del canon del mismo marxismo intelectual, con todas sus polémicas operaciones de lectura incluidas”.

Sobre la hipótesis final en la obra Consideraciones…de Anderson sostiene que “es particular la idea de trotskismo del autor, que pronostica que va a ganar fuerza en la escena luego del ascenso de 1968, ya que es un trotskismo selectivo, abstracto e idealista, reducido a las figuras de Isaac Deustcher, Roman Rosdolsky, Ernest Mandel y el propio Trotsky. (...) Excluyendo a América Latina, que deja afuera mucho y muy alejado de la práctica política”.

Asimismo, en cuanto al debate marxista actual y los futuros, sostuvo que “(...)desde la crisis del 2008 para acá se han alterado muchísimas cosas, pero continuamos viviendo en un capitalismo globalizado, transnacional, tardío, donde (...) la unidad de la teoría y la práctica sigue teniendo potencia pero con límites.(...) Con su pertinente autonomía relativa, hay que ponerlas en diálogo, buscar su confluencia que tenemos que seguir pensando junto a los problemas estratégicos y revivir algo del marxismo clásico, lo que produce diálogos interesantes”.

***

La charla completa se podrá ver en el suplemento Ideas de Izquierda del próximo domingo.

El libro Tras las huellas del marxismo occidental y todo el catálogo de Ediciones IPS se puede conseguir en www.edicionesips.com.ar , en Riobamba 144 CABA y en las principales librerías del país.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias