Internacional

LATINOAMERICA

Cumbre del Mercosur: entreguismo y dependencia

La cumbre se realizó este 17 de julio en la ciudad argentina de Santa Fe. El bloque respaldó cerradamente el acuerdo UE-Mercosur y hubo desacuerdo sobre Venezuela.

Jueves 18 de julio

Este miércoles 17 de julio se realizó en la ciudad de Santa Fe la 54° Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur. Participaron Mauricio Macri por Argentina, Jair Bolsonaro por Brasil, Abdo Benítez por Paraguay y Tabaré Vázquez por Uruguay. Evo Morales de Bolivia asistió en calidad de miembro asociado y Sebastián Piñera de Chile como miembro observador. La reunión giró alrededor del recientemente firmado acuerdo entre el Mercosur y la UE, festejado por todos los países miembro. No hubo acuerdo en la declaración sobre Venezuela.

Mauricio Macri encabezó la cumbre y destacó en su discurso que "El acuerdo con la UE es fruto del trabajo colectivo, en el que demostramos vocación y compromiso al más alto nivel, y debemos sentirnos orgullosos de haber perseguido este objetivo con tenacidad. Esto va a impactar positivamente en la calidad de vida de la gente". Jair Bolsonaro, que asumió la presidencia pro-tempore del bloque afirmó “Daremos continuidad, proseguiremos en negociaciones de acuerdos externos y en negociaciones de reducción de tarifas". Ambos mandatarios se refirieron también al acercamiento con la Alianza del Pacífico, que integran Chile, Perú, Colombia y México. Además, impulsaron la busqueda de acuerdos con otros bloques como el EFTA, Canadá, Corea del Sur o Singapur.

Las loas que se cantaron al acuerdo Mercosur-UE son parte del programa de gobierno de los dos principales países de la región, que buscan subordinarse completamente al capital extranjero. El acuerdo, cuando entre en vigor, beneficiará desmedidamente al bloque imperialista y profundizará la dependencia económica de los países del Mercosur. La firma del acuerdo es la forma que encontró la UE, con Alemania a la cabeza, de ganar algo de terreno en Latinoamérica, en el marco de las disputas entre Estados Unidos y China en la región.

Te puede interesar: Repudio a la Cumbre del Mercosur y la visita de Bolsonaro en Santa Fe

Además, los presidentes recordaron el atentado a la mutual judía de la AMIA y firmaron acuerdos tendientes a promocionar y proteger lenguas indígenas de la región.

Pero hasta aquí llegaron las coincidencias. A la hora de firmar el documento común, Uruguay se negó a suscribir una declaración contra el régimen de Maduro y la amenaza de ruptura del bloque hizo que tanto Macri como Bolsonaro moderaran su mensaje. El documento, que hubiera sido una cerrada defensa del autoproclamado presidente Juan Guaidó y de la intentona de golpe de estado orquestada desde Estados Unidos, finalmente resalta la "importancia de trabajar por la consolidación de una región políticamente estable, próspera e integrada, basada en ideales de democracia y la defensa de los derechos humanos". Parece increíble que Bolsonaro, que llegó a la presidencia en unas elecciones amañadas que fueron la continuación del golpe institucional contra Dilma Rousseff, hable de democracia. O que Macri, que puso en duda la cifra de desaparecidos de la última dictadura militar, hable de derechos humanos. Ambos presidentes fueron la punta de lanza del reconocimiento a Guaidó y del intento de golpe contra Venezuela. Esto no es más que otra muestra de la profundidad de la subordinación de Macri y Bolsonaro al imperialismo yanqui y europeo.






Temas relacionados

Jair Bolsonaro   /   Mario Abdo Benítez   /   Donald Trump   /   Sebastián Piñera   /   Cumbre del Mercosur   /   Mercosur   /   Tabaré Vázquez   /   Mauricio Macri   /   Unión Europea   /   Estados Unidos   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO