×
×
Red Internacional

Prisón domiciliaria para ocupantes de Santa Catalina.Criminalización del derecho a la vivienda

La Izquierda Diario estuvo presente en Fiscalia luego del operativo policial contra los ocupantes de terrenos en Santa Catalina. Un procesamiento arbitrario contra aquellos que solo luchan por el derecho elemental de acceso a la vivienda. Compartimos dos entrevistas a referentes de los vecinos.

Sábado 18 de abril de 2020 | 17:35

En los últimos días la policía realizó un gran operativo policial contra los ocupantes de un terreno de aproximadamente 8 hectáreas en la zona de Burdeos, Dellazoppa y Camino Sanfuentes, en el Barrio de Santa Catalina.

La ocupación había comenzado en el mes de enero y progresivamente se fue ampliando el número de familias que se establecían en el lugar en busca de un pedazo de tierra para construir su vivienda.

De manera organizada los vecinos comenzaron a levantar el barrio, incluyendo la construcción de un merendero así como espacios libres para los niños y niñas y áreas verdes.

Aunque ya desde el comienzo algunos sectores políticos comenzaron a criticar y desacreditar la iniciativa de estas familias hubo también solidaridad y apoyo de distintas organizaciones sociales (sindicatos, el club vecino, trabajadores de la UTU de la zona, etc.).

Sin embargo en estos últimos días la policía concurrió al lugar con el pretexto de “censar” a los ocupantes y algunas personas fueron detenidas.

Increíblemente mientras el gobierno insiste en medio de la pandemia del coronavirus con el discurso de “quedate en tu casa” casi mil familias pueden ser desalojadas y echadas a la calle.

Finalmente en el día de hoy se dispuso el procesamiento judicial y una medida cautelar para 3 de los ocupantes (dos mujeres y un hombre) de 60 días de prisión domiciliaria por asociación para delinquir y usurpación.

Desde La Izquierda Diario repudiamos la represión, el procesamiento y el intento de criminalizar el legítimo derecho de acceder a una vivienda digna así como el papel jugado por algunos grandes medios de comunicación que intentaron asociar la ocupación con el narcotráfico para deslegitimar la ocupación.

La falta de viviendas es un problema social

El terreno en cuestión se halla hace décadas en total estado de abandono e inutilizado y los vecinos denuncian que su dueño tiene deudas millonarias con el Estado. Tal como sucede en distintos puntos de la ciudad y el resto del país cientos de miles de personas se ven obligadas a vivir hacinadas en asentamientos sin acceso a saneamiento o servicios básicos.

Mientras que hoy en día es casi imposible que las familias trabajadoras accedan a una vivienda digna; los alquileres están por las nubes y prácticamente no existen programas estatales de acceso, el gobierno se empeña en mantener el lucro y los negocios de los especuladores de tierras y viviendas en Montevideo y todo el país.

El Estado debe garantizar el acceso a la vivienda; en estos momentos de crisis sanitaria y social cuando desde el Ministerio de Vivienda no se está tomando ninguna medida concreta, se debe poner en marcha un gran plan de obras pública bajo control obrero que a la vez de generar fuentes de trabajo sea una solución definitiva y digna para las cientos de miles de familias que se encuentran en esta situación

Entrevista a referente de la ocupaciòn

Entrevista a vecinas del barrio que reclaman en Fiscalia contra el procesamiento de los ocupantes:

LID ¿Cómo comenzó esta ocupación?

E: Bueno, al principio habían hecho una cooperativa que era falsa, y nos dijeron que podíamos agarrar los terrenos. A la semana nos dijeron que era falso y como ya habíamos ocupado, nos quedamos ahí. Y fuimos edificando de a poco y al final se ocupó todo el campo.

LID: ¿Y ese campo me decías que estaba vacío hacia años?

E: Yo tenía 11 años, y ahora tengo 34, y ese campo estaba solo; dicen que hace más de 50 años que estaba solo.

LID: ¿Y fueron construyendo, se comenzaron a organizar…?

E: Si, si, cada uno tiene ya su terreno marcado, cada uno tiene su cabaña marcada, y estamos haciendo un merendero, que nos faltan las chapas que la plata está acá ahora; pensamos también hacer una pista de patines para los niños, una canchita de fútbol para los varones y para las nenas una placita. Ya tenemos todo separado en el terreno para hacer eso.

LID: ¿De cuántas familias estamos hablando?

E: En este momento ya son más de 700 familias

LID: ¿Cuántas personas serían en total?

E: Algunas familias tienen 1 niño, pero otras tienen 5, 6, 7,8 niños… Así que serían como 2000 personas, hay bebitos recién nacidos, hay bebitos que nacieron que están ahí viviendo porque las familias alquilaban muy caro y ahora agarraron el terreno y ahora viven ahí con sus criaturas.

LID: ¿Cómo es el relacionamiento con los otros vecinos?

E: Compañerismo… somos los hijos de toda la gente que ya vivía en Santa Catalina, no es como han dicho gente que tiene casa; somos los hijos de la gente que vive en Santa Catalina, que queremos independizarnos, tener lo nuestro.

LID: ¿Recibieron apoyo de organizaciones sociales?

E: Si de distintos sindicatos tuvimos el apoyo y además ya hubo cantidad de donaciones para los niños, han dado leche, surtidos, muchas ayudas… la gente que no tenía para un huevo de pascuas, lo ayudaron con un huevo para los niños…. hay tremendo compañerismo

LID: ¿Como fueron los últimos sucesos, por cual estamos acá en fiscalia?

E: Esto fue de un día para el otro…no entendemos nada, no sabemos

LID: ¿Antes tampoco hubo alguna advertencia?
.
E: No para nada… ningún vecino se ha peleado, tampoco llegó ningún cedulón ni nada tampoco nos dijeron que nos iban a sacar. Después de 2 meses de ocupación estábamos todos tranquilos, una vez fue una persona que dijo que el campo estaba ganado… que nos íbamos a quedar ahí, que no nos iban a sacar; por eso empezamos a edificar… porque al principio teníamos todos carpitas.

LID: ¿Y qué otros datos tienen de estos predios?

E: Por lo que sabemos el dueño tiene una deuda millonaria, que no la piensa pagar, pero sin embargo está encaprichado que nos quiere sacar. Justo ahora se le ocurrió hacer algo. Aunque ahora nos habían dicho que el dueño nos dejaba ahí en el campo. Por eso no fuimos atrevidos, no queríamos lío, no queríamos relajo, si teníamos que salir salíamos pero como nos dijeron que nos quedáramos, que el dueños nos dejaba quedar en el campo, fuimos edificando y nos quedamos, no nos quedamos de vivo.

LID: ¿O sea que era un dueño que tenía deudas, que no iba a hacerse cargo de esas deudas?

E: Si claro y por eso decía que nos quedáramos ahí, incluso nos pidió que cada familia hiciera una plantación en el campito. Esto fue todo de golpe, el día jueves se llenó de policías de la nada, supuestamente era que estaban haciendo un censo, pero tampoco era que pasaban por tu terreno y te preguntaban o cuantos eran, o tu apellido, nada, a nadie le preguntaron nada.

Yo le pregunté a uno de los oficiales como era esto del censo, y ahí él me dice que no estaban haciendo un censo; que eso era un operativo. El censo fue la excusa para revisar todas las casas

LID: ¿Con respecto a este operativo quieren comentar algo?

E:Acá estamos, esperando, la gente se pone nerviosa, que nos van a desalojar, ¿que vamos a hacer ahora, donde vamos?.
Del lado donde estamos nosotros se llevaron a dos compañeras, del lado de Sanfuentes se llevaron como a 45 personas.
De la casa de una de ellas se llevaron como 5mil o 6mil pesos, la plata que contábamos como para terminar el merendero, del techo del merendero. Tenemos todas las mesas y sillas afuera, que nos donaron, pero nos falta el techo; la plata está acá en el juzgado ahora.
Las compañeras nuestras eran personas del barrio, gente que colabora, que se mueve por los niños.

LID: ¿Qué expectativas tienen?

E: Que salga todo bien, nosotros estamos peleando por la tierra por un lugar para nuestros hijos, un futuro mejor; queremos hacer la casa de nosotros y estar ahí con nuestros hijos, no queremos más problemas y tampoco queremos nada de arriba. Queremos la luz, el agua y el gas legal, pero sin pagar una millonada. Incluso nosotros dijimos que si le teníamos que pagar al dueño por el terreno lo hacíamos en cuotas; pero no nos aceptaron nada de eso.

Vecinos en Santa Catalina rechazan el procesamiento de los ocupantes y el intento del gobierno de desalojar el terreno




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias