Política

POZO DE BANFIELD, QUILMES E INFIERNO

Continúan declarando sobrevivientes en el juicio por los Pozos

El pasado 9 de marzo se realizó una nueva audiencia en el juicio por los crímenes de lesa humanidad perpetrados en los centros clandestinos de detención conocidos como Pozo de Banfield, Pozo de Quilmes e Infierno. En esta oportunidad declaró una persona sobreviviente que decidió resguardar su identidad y el sobreviviente Miguel Prince.

Maine García

Hija de desaparecidos | Miembro del CeProDH y de Justicia Ya!

Sábado 13 de marzo | 19:42

El testigo Miguel Prince ya había declarado en el año 2004 en los Juicios por la Verdad. Relató nuevamente en esta ocasión que fue secuestrado la noche del 2 de septiembre de 1976 en la pensión universitaria donde vivía en la calle Lavarden y Patagones de Parque Patricios. Luego de torturarlo allí y, luego de someterlo a simulacros de fusilamiento, fue traslado en el baúl de un auto a lo que luego supo que era la Brigada de Lanús, apodada por los propios genocidas como “El Infierno”.

Prince describió con detalle el lugar de cautiverio y aquel en el que era sometido a torturas. También hizo referencia a que compartió el secuestro con Carlos Ochoa que era empleado del Banco Nación de la localidad de Monte, con Víctor Marcaciano. un adolescente de alrededor de 15 años del Colegio Nacional de La Plata, que estaba vinculado a la militancia secundaria y a la lucha por el boleto estudiantil y con Gustavo Fernández.

Seguí la cobertura del Juicio

Pudo identificar en su cautiverio fuerzas represivas pertenecientes tanto a la Policía bonaerense como al Ejército con jurisdicción en cuanto a la represión en Luján y con vinculación con el regimiento 6 de Infantería que estaba en la localidad de Mercedes.
Fue testigo de conversaciones entre integrantes de las mismas y de ciertas diferencias entre ellas en cuanto al objetivo de la represión.

Relató que había una división de actividades, el ejército se organizaba en grupos de tareas que secuestraba, torturaba y trasladaba a las personas secuestradas y la policía llevaba la comida y les trasladaba al baño.

Mencionó que cinco días después lo liberaron con Collin Joli, trasladándoles en la parte trasera de un auto y al hermano de ella en el baúl dejándoles en un baldío de Doc Sud.

En cuanto a la identificación de los genocidas, mencionó que recuerda a uno de ellos de apellido Durá, que tenía una voz muy particular, que era un teniente primero que tuvo mucha actuación en inteligencia y procedimientos en el regimiento 6 de infantería y que luego reconoció en los levantamientos carapintadas durante el gobierno de Alfonsín que buscaban la impunidad.

Además de los tiempos de traslado del secuestro y de la liberación dedujo que se encontraba en el “Infierno” por la publicidad sobre un circo desde un avión que escuchó ese fin de semana largo. Manifestó que en los interrogatorios le preguntaban por compañeros de Luján y en particular por Kelly y Palacios.

Podés leer: Sobran razones para salir a las calles el 24 de Marzo

Una de las últimas preguntas que respondió a la abogada Luz Santos Morón de la querella de Justicia Ya fue acerca de las consecuencias en su vida de los hechos narrados. “Las consecuencias de todo esto son hasta el día de hoy, cada tanto uno se despierta o entre sueños aparecen referencias a estos hechos, hay cosas que uno todavía no ha terminado de digerir o de entender o de evaluar el impacto de aquellos hechos”.

Tiempo después del secuestro junto con otros compañeros describió que vivían una situación de persecución, de dudar si los seguían, si cuando uno volvía a su casa habría alguna presencia que a uno le resultaba sospechosa, o algún coche. Finalizada la dictadura siguieron siendo víctimas de estigmatización y prejuicios. Luego de la apertura de los archivos de la DIPPBA supo que estaba investigado como “delincuente subversivo”.
Sus últimas palabras fueron de agradecimiento por el trabajo en búsqueda de memoria, verdad y justicia.

Desde el CeProDH convocamos a acompañar la próxima audiencia en la que declararán Eduardo Nachman, Alejandro Reinhold, María Esther Alonso y nuestra compañera legisladora del PTS y referente del CeProDh Alejandrina Barry. Desde La Izquierda Diario transmitiremos en vivo la misma.

Acercándonos a un nuevo aniversario del golpe genocida convocamos a movilizar masivamente el 23 de marzo en La Plata con la Multisectorial de La Plata, Berisso y Ensenada y el 24 en Capital Federal con el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia.






Temas relacionados

Pozo de Quilmes   /   Pozo de Banfield   /   Crímenes de lesa humanidad   /   Dictadura cívico-militar-eclesiástica   /   Lesa humanidad   /   Libertades Democráticas   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO