Sociedad

EE.UU.

Continúa el ridículo proceso contra activista defensor de migrantes

El jurado en Arizona aún se pregunta si es delito la ayuda humanitaria que proporcionaba Scott Warren a los migrantes sin papeles.

Laura Aparicio

Pan y Rosas México

Viernes 14 de junio | 09:40

El profesor y activista de de la organización "No More Deaths" (No más muertes) fue detenido el 17 de enero de 2018, acusado por transportar y albergar a migrantes. Al igual que muchos otros activistas en la frontera, ofreció agua, comida y albergue a migrantes que atraviesan la frontera por el desierto de Sonora.

Previó a su detención, Warren había denunciado la destrucción de víveres para los migrantes por parte de la policía fronteriza, además del hostigamineto sistemático contra los defensores humanitarios.

Su juició inició el pasado 29 de mayo, y se reunió de nuevo el martes pasado para dar una resolución, sin embargo el jurado en Arizona no logró llegar a una conclusión, definieron que las opiniones se encontraban empatadas y lo lograrían llegar a una decisión.

A raíz de esto, la fiscalía tendrá que decidir si elabora un nuevo juicio contra Warren o levanta los cargo. En medio de la oleada xenófoba en Estados Unidos y de los ataques del gobierno de Trump contra los migrantes, Scott Warren ha recibido muchas muestras de apoyo de parte de la sociedad civil, organizaciones nacionales e internacionales -como Amnistía Internacional-, y el pronunciamiento de la ONU por su liberación.

Es acusado de ayudar a los migrantes a cruzar la frontera ilegalmente, sin embargo no es el único que ofrece este tipo de ayuda humanitaria -comida, bebida y refugio-, de ambos lados de la frontera la gente y las organizaciones se solidarizan con los migrantes que huyen de su país por el hambre, la violencia, el desempleo y otras situaciones de crisis que el propio imperialismo ha propiciado y profundizado.

Trump y su gobierno, por el contrario, en su política anti-inmigrante refuerza la militarización en la frontera y enfrente con balas y toletes a hombres, mujeres y niños desarmados.

Es rídiculo el juicio contra una persona que "da de comer al hambriento" contra la legalidad de los centros de detención de migrantes, donde separan a las familias, mantienen deshidratados a los niños -algunos también han muerto-, lugares donde también son agredidos física y sexualmente por los agentes fronterizos.

Warren afirmó en un cominicado que: “En el tiempo que ha pasado desde mi detención han sido hallados no menos de 88 cuerpos en el desierto de Arizona. ¿Cuál es el plan del Gobierno en medio de esta crisis humanitaria? Políticas contra los indocumentados, los refugiados y sus familias. Casos legales para criminalizar la ayuda humanitaria, la bondad y la solidaridad” [Retomado de El País]






Temas relacionados

Persecución a inmigrantes en EE. UU.   /   Border Patrol   /   Migrantes   /   Estados Unidos   /   Sociedad   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO