×
×
Red Internacional

El índice de producción industrial cedió un 1,1 % frente a septiembre y el de la construcción un 3,5 %, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). Las cifras reflejan el freno de la economía en los últimos meses, fruto de los recortes del Gobierno para cumplir con el FMI y las contradicciones estructurales del país.

Miércoles 7 de diciembre de 2022 | Edición del día

La actividad fabril de octubre se ubicó 1,1 % por debajo de la de septiembre y la construcción retrocedió 3,5 %, informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Luego de la firma del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (y más aún con el nombramiento de Sergio Massa como superministro) el Gobierno profundizó el ajuste en el gasto público y favoreció que la producción del país deje de crecer. Esta caída viene impactando sobre todo en los sectores de menores ingresos, para los cuales es cada vez más imposible llegar a fin de mes.

Si bien en lo que va del año, la actividad industrial aumentó 5,7 % y la de la Construcción el 5,5 %, esto se debe al crecimiento durante los primeros meses del 2022 ya que está tendencia se revirtió desde julio cuando ambos índices se ubicaron en números negativos. Las industrias más golpeadas son las de muebles y colchones (-5,3 %) y textiles (-4,7 %); en el caso de los insumos para construcción las mayores caídas se presentaron en asfalto (-24 %) y pinturas (-23,3 %).

Estos síntomas de estancamiento no son una sorpresa ya que las medidas de ajuste para cumplir con la meta del déficit fiscal 2,5 %, sumadas a una situación internacional plagada de problemas, hacen prever un escenario de recesión (un decrecimiento sostenido de la producción) para la Argentina. De darse un escenario de ese tipo también se verán afectados los ingresos del Estado, frente a la cual las recetas del Fondo suelen ser redoblar el recorte presupuestario.

La falta de dólares que Massa busca sostener entregando beneficios a los grandes empresarios exportadores y la inflación cercana a los tres dígitos son factores que pueden desacelarar aún más rápido la actividad económica en los próximos. El FMI mantuvo sin cambios su proyección de crecimiento de la economía argentina para este año en el 4%, pero redujo un punto su expectativa de expansión de la actividad para el año que viene al 2 %, en sintonía con el Gobierno.

El Presupuesto 2023, que fue aprobado con el acompañamiento explícito de Máximo Kirchner y el espacio político referenciado en la vicepresidenta, implica una profundización del ajuste que viene afectando a las grandes mayorías. Los diputados y diputadas del Frente de Izquierda Unidad fueron los únicos que lo rechazaron y plantearon la necesidad de enfrentarlo mediante la movilización.

Te puede interesar: Bregman sobre política y jueces: “Los que nos metieron en este barro no nos van a sacar”


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias