×
×
Red Internacional

En la comunidad wichí San Benito, ubicada a 15 km de Tartagal, no tienen acceso al agua potable hace 3 meses por fallas en la bomba de agua. Allí viven 19 familias y hay aproximadamente 50 niños. Desde la municipalidad y la provincia no dan soluciones, denuncian.

Sábado 19 de septiembre de 2020 | Edición del día

La comunidad wichí San Benito está a 15 km de Tartagal, en el departamento San Martín, una de las zonas más expuestas a la pandemia del covid-19 en la provincia. Allí viven 19 familias y hay aproximadamente 50 niños.

Con el calor en aumento, no tienen agua potable por fallas en la bomba de agua. En este contexto, enfermedades como la desnutrición y el dengue se agravan aún más en el marco de la crisis socio sanitaria y económica por el coronavirus que ya llegó a las comunidades del norte.

El cacique Modesto Rojas, de la comunidad Lantawos Fwolit km 5 de Tartagal y coordinador zonal de la ruta 86, se refirió a un problema histórico como el acceso al agua, que sigue estando relegado para las comunidades.

En San Benito, contó el cacique, “hace 3 meses que no tienen agua potable. Hoy por hoy el cacique Reinaldo Arias está acá en Tartagal buscando una solución para llevar agua a la comunidad. Nadie se la da”.

“Es muy triste porque siempre pasa esto, cuando acudimos a la gente de la municipalidad no da respuesta. Cuando acudimos a la gente de la provincia no hay respuesta. No hay una solución para nuestras comunidades originarias. Nosotros nos sentimos muy abandonados pero el Estado”.

“Acá está haciendo mucho calor y hay chicos de esa comunidad que no pueden bañarse, tanto como ancianos que no tienen agua potable. Sin el agua no somos nada”, sentenció Modesto Rojas.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias