×
×
Red Internacional

Un trabajador precarizado colgado de una antena en Comodoro Rivadavia para poder laburar. Una foto de la crisis que atraviesan cientos de trabajadores y trabajadoras en el país.

Marc Arcb/@ArcbMarcTrabajador de aplicaciones

Martes 5 de julio | Edición del día

Este lunes un trabajador de la cooperativa Alvear se colgó de una antena en Comodoro Rivadavia para exigir que lo vuelvan a incorporar. Una imagen de la desesperación. Son 26 trabajadores que se encuentran precarizados y exigen mejores condiciones y el pase a planta. La respuesta: fue el despido.

Es que en la tierra del intendente kirchnerista Luque, los trabajadores de salud tienen que colgarse a una antena para que vean sus problemas.

Además, como en todo el país, los sindicatos no dieron señales de vida. Ningún mensaje de solidaridad, ningún paro ante semejante muestra de la brutalidad de la crisis. Solo una declaración y la promesa de que puedan entrar a planta permanente en tanda de a 5 trabajadores.

Te puede interesar: Basta de despidos. Comodoro Rivadavia: Ningún despido en el Hospital Regional

Pero en educación, el ajuste también se siente. A los sueldos de miseria que cobran docentes y personal no docente, se le suma la decadencia de las escuelas. Cómo reflejamos el ajuste provocó la intoxicación de casi 60 pibes en El Maitén. La crisis educativa se profundizó y para descomprimir renunció la ministra de Educación Perata.

Esta semana, el periodista Marcelo Garcia, detalla que es 20 veces mayor lo que se paga en concepto de deuda que lo que se destina para el mejoramiento educativo. Es que en lo que va del año, el gobierno desembolsó 71 millones de dólares para pagar deuda y se estima que al finalizar el año esa cifra rondará los 150 millones, es decir si lo multiplicamos al valor del dólar oficial, da alrededor de 18 mil millones de pesos. Mientras tanto el presupuesto anual para salud, educación, vivienda y rutas o mejoramiento víal es cercano a los 17 mil millones de pesos. Sin la deuda se podría duplicar el presupuesto para escuelas, viviendas, salud y obras públicas.
¿Cuántas casas se podrían construir con esa plata? ¿Cuánto más de presupuesto se podría destinar a salud? ¿Cuántas escuelas se podrían arreglar o construir? ¿Un plan de obras públicas?

La deuda con el FMI ata de pie y manos a toda la nación. El frente de todos no sólo convalidó la estafa, sino que nunca la investigó. Un ejemplo es Chubut. Con una coparticipación récord por las exportaciones, que asciende a un 69 por ciento en relación al mismo periodo del año pasado. Sin embargo, los sueldos de los estatales están por debajo de la canasta básica y la desocupación en el conglomerado urbano Trelew y Rawson es una de las más altas de la patagonia. Y no hay indicios de que eso mejore.

Por eso desde el PTS en el FIT-U venimos denunciando que el acuerdo con el fondo monetario solo hunde más a las mayorías trabajadoras. Con una economía que solo intenta ser funcional al pago de la deuda. En una política que además de ajustar, como ayer anunció la nueva Ministra de Economía, busca profundizar el extractivismo. Buscan dólares para girar al fondo.

Te puede interesar: Del Caño: “Viven en otro planeta, quieren más beneficios a grandes empresas y para las mayorías hay ajuste”

Por eso es urgente la exigencia de paro a las centrales sindicales para que la mayoría de lxs trabajadores recuperen lo perdido ante la inflación y medidas de emergencia para enfrentar la crisis. Con un desconocimiento soberano de la deuda.
Además los trabajadores tenemos que pelear por un programa propio para dar una salida a la crisis en beneficio de la mayoría.

Para que ningún laburante tenga que arriesgar su vida ni en una antena ni en un laburo precario para poder comer, ni para que ningún hijo o hija de obrero tenga que congelarse en una escuela. Para que nuestros padres o madres que laburaron toda una vida puedan descansar de una vez.

Nuestra vida vale, y vale más que sus ganancias y mucho más que sus deudas.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias