×
×
Red Internacional

Música.Chicago: cuando los Rolling Stones sorprendieron a Muddy Waters en su concierto

En noviembre de 1981 las giras de los Stones y Watters coincidieron en Chicago. Durante uno de sus conciertos, el legendario blusero vio entre el público a Mick Jagger, Keith Richads, Ron Wood y al teclista de las giras Ian Stewart. Los invitó a tocar con él y sus músicos. La totalidad del concierto fue remasterizado.

Martes 23 de noviembre | Edición del día
Muddy Waters & The Rolling Stones Live at the Checkerboard Lounge 1981 - YouTube

Cuando en 1981 The Rolling Stones, la banda ascendente comienza la gira American Tour, cuando coinciden en Chicago con uno de los conciertos de Muddy Waters, deciden la noche del 22 de noviembre, en ir a ver al mítico blusero. Los integrantes de los Rolling Stones se mezclaron con el público para disfrutar del concierto de Waters, cuando este los ve, los invita a subir al escenario. El público estalló y el blues estuvo de fiesta.

Los Stones se inspiraron en Muddy Waters al inicio de su carrera. Así lo relata Keith Richards en un documental que se emite en Netflix. En julio de 1961 en un vagón de tren, en un encuentro casual entre Mick Jagger y Keith Richards, compañeros de colegio, conversaron sobre los vinilos que Mick llevaba bajo el brazo. Casi todos importados de Chicago y Nueva York, y casi todos en sus tapas mostraba los rostros negros de quienes entonces tocaban blues. Algo más, el primer disco de Muddy Waters se llamó Rolling Stones, y así bautizaron la banda que formarán Jagger y Richards.

En 2012 se editó Live at the Checkerboard Lounge, Chicago 1981, la totalidad del concierto fue remasterizado y con muy buena calidad de imagen. Está disponible en YouTube. En el video se puede ver a Muddy y su banda tocando sobre el escenario, mientras las imágenes van y vienen con lo que pasa entre el público y las afueras del club.

Cuando suena “Baby please don’t go”, hacen su ingreso Mick, Keith, Ronnie y Stu, ingresan al local donde tocaba Waters y se ubicaron en una larga mesa.

Luego se escucha al legendario blusero decir “Mick Jagger”, repite a modo de invocación, y ahí sube uno de los líderes de los Stones. Minutos después hará lo mismo y exclama “¡Keith!”, y el guitarrista sube al escenario. Luego será el turno de Ronnie.

Todos juntos tocaron cinco canciones, con “Hoochie Coochie Man” y “Mannish boy” como momentos inolvidables. Fue la noche que el blues y el rock and roll se encontraron para dar una fiesta ante un privilegiado público.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias