Política

DERECHA PERONISTA

Causa CNU II: iniciaron los alegatos de la defensa de los criminales de la banda paraestatal

El pasado miércoles 18 y jueves 19 en Mar del Plata, se llevaron adelante en forma presencial las audiencias de los alegatos de la defensa de Oscar Héctor y Eduardo Salvador Ullúa, miembros de la patota paraestatal de la ultraderecha peronista. Sin acceso para el público, transmitidas virtualmente por el Centro de Información Judicial.

Sofía Talbot Wright

CeProDH Mar del Plata

Lunes 23 de noviembre de 2020 | 20:03

Foto: Fiscales.gob.ar

El miércoles 18 y jueves 19 de noviembre tuvieron lugar en el TOF N°1 de la ciudad de Mar del Plata los alegatos por parte de los abogados defensores en el juicio que se desarrolla desde septiembre del año pasado, donde tanto Oscar Héctor Corres como Eduardo Salvador Ullúa están acusados de integrar la asociación ilícita CNU (Concentración Juvenil Universitaria), junto a los siete miembros que ya fueron condenados en diciembre de 2016, con el objetivo y una clara voluntad de persecución a sangre y fuego hacia militantes de organizaciones políticas de izquierda y del peronismo de izquierda. Su accionar comenzó a principios de los 70, con base en Mar del Plata y La Plata, y luego se fusionaría, a fines del 73, con a Triple A.

Eduardo Salvador Ullúa está acusado por los homicidios de Enrique “Pacho” Elizagaray, sus primos y tío Guillermo Enrique Videla, Jorge Enrique Videla, Jorge Lisandro Videla; el médico Bernardo Alberto Goldemberg; Daniel Gasparri y Jorge Stoppani; y la privación ilegítima de la libertad y homicidio de la entonces decana de la Facultad de Humanidades de la Universidad Católica, María del Carmen Maggi.

Corres ocupaba un lugar estratégico en la estructura estatal universitaria que le permitía estar en contacto con información para combatir a los sectores de izquierda, además de participar en los violentos operativos. Incluso fue parte de la Policía Bonaerense desde 1968 hasta 1972 cuando fue exonerado por el homicidio en 1971 de Silvia Filler.

Las audiencias

Fueron dos largas jornadas. En el día miércoles fue el alegato Dr. Horacio Insanti defensor de Oscar Héctor Corres. Una de sus primeras objeciones que realiza fue dirigida al alegato de la fiscalía objetando la figura de plan sistemático direccionado desde el peronismo ortodoxo hacia sectores de izquierda.

Recordemos que el fiscal Pablo Ouviña se refirió al accionar de la CNU como un “plan sistemático de eliminación del enemigo común”, y pidió una pena de prisión perpetua para Eduardo Salvador Ullúa y de diez años para Oscar Héctor Corres. Las querellas adhirieron a los pedidos que realizo la fiscalía.

Insanti, defensor de Corres, durante su alegato atacó al fiscal acusándolo de cambiar el objetivo procesal al ubicar a Perón como partícipe necesario de los crímenes juzgados.

En ese sentido, llamó la atención cuando hizo hincapié en algo que según él es inusual y es la primera vez que lo ve: “que las propias querellas tuvieron que separarse nítidamente del esquema de alegación fiscal”.

De esta manera mencionó las palabras de la Dra. Gloria León, que representa la querella de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, quien señaló que: “no juzgamos a Perón, no juzgamos al peronismo y ni siquiera juzgamos a Isabel Perón”.

Una afirmación que poco puede sostenerse dado que es público que tanto Perón como Isabel fueron responsables políticos tanto de esta banda criminal de ultraderecha como de la Triple A.

Te puede interesar: Causa CNU II: finalizaron alegatos de fiscalía y querellas, se esperan alegatos de las defensas

El Dr. Insanti, que se caracteriza en la ciudad por defender a policías y militares, mantuvo la palabra durante la jornada que supero las seis horas.

El día jueves tuvieron lugar los alegatos del Dr. Rodríguez Estévez, también defensor del señor Corres y los alegatos de los Dres. Manuel Bailleau y José Galán pertenecientes a la defensa Pública Oficial representando a Eduardo Salvador Ullúa.

Los mismos intentaron negar en todo momento la dirección del poder estatal sobre la CNU. Por cuestiones de extensión no se finalizaron los alegatos.

Perón y la CNU

Lo real es que desde la asunción de Perón en 1973 el gobierno aceleró su giro hacia derecha debido al frustrado intento de desviar la creciente protesta social y la movilización de las masas con un gobierno “popular”. Frente a las pujas dentro del peronismo el presidente se inclinó por el bando sindical, trazando las primeras líneas de acción para liquidar a la vanguardia mas radicalizada, recurriendo a métodos represivos extremos. Bandas como la Triple A, creada por el propio Perón y la CNU, van a tener vía libre para secuestrar y asesinar a luchadores sociales y estudiantes incorporando a sus filas policías retirados y hombres de los sindicatos. Volviéndose habituales los operativos conjuntos entre las fuerzas represivas legales e ilegales: el ejército, la policía, la armada y la SIDE junto a la Triple A, la CNU y la CdeO.

Por eso es clave y continuamos pidiendo la apertura de todos los archivos de las fuerzas y los servicios de inteligencia.

Próximas audiencias

Se definió un cuarto intermedio hasta los días 16 y 17 de diciembre, donde se tendrá previsto si los tiempos lo permiten destinar la jornada del 16 para finalizar los alegatos y el 17 para replicas y dÚplicas.






Temas relacionados

Derecha peronista   /   CNU   /   Crímenes de lesa humanidad   /   Genocidio   /   Libertades Democráticas   /   Mar del Plata   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO