Política Chile

BASTA DE REPRESIÓN

Blumel y Guevara, responsables políticos de la represión y las muertes

El ministro del interior Blumel y el intendente de Santiago Felipe Guevara, son los responsables políticos de las muertes y de la represión este último mes, que el ultimo viernes cobro la vida a Mauricio Fredes, y que la semana pasada casi le cuesta la vida a Óscar Pérez.

Ricardo Rebolledo

La Izquierda Diario / Partido de Trabajadores Revolucionarios

Domingo 29 de diciembre de 2019 | 08:10

Dos imágenes quedaron del viernes pasado que volvieron a remarcar la política que ha llevado la intendencia, y de ya el gobierno central, desde que asumió en reemplazo de Rubilar, Felipe Guevara; la muerte de un hombre en dolorosas condiciones, electrocutado mientras escapaba de carabineros, y el incendio de un icono cultural de la capital, como es Cine Arte Alameda, que además funcionaba como centro de emergencia del SAMU y de resguardo de heridos, donde ya varios testigos apuntan a que se inició por el propio actuar de la policía.

Primera Línea muere tras huir de la represión policial: ¡Fuera Guevara!

Es que el gobierno, en este caso vía intendencia, no deja de insistir en su política represiva y a estas alturas asesinas; solo el pasado viernes 20, Oscar Pérez era aplastado entre dos “zorrillos”, logrando sobrevivir con fracturas de pelvis, quienes hemos visto las imágenes sabemos que solo el azar permitió no haya sido reventado, o el mismo caso de Abel Acuña muerto a los pies de la estatua de Baquedano, que mientras era atendido, carabineros no dejaba de atacar el lugar.

Y este recuento solo nombrando los hechos donde hubieron muertos o de quienes se salvaron, porque de ahí para abajo nos encontramos nuevamente con cientos de lesionados, más mutilaciones oculares (que a la fecha superan las 350), la utilización de perdigones que supuestamente habían quedado prohibidos, o el mismo uso de soda caustica en el carro lanzagua.

Revisa las estadisticas al 20 de diciembre del INDH:

Tolerancia “Cero”

Pero a pesar de todo esto, el gobierno no puede acabar con las manifestaciones, porque aunque los viejos partidos de la Concertación, y lo mas importante del Frente Amplio, le dieron sobrevida al gobierno, salvándole del ahogo en que se encontraba, asentando un desvió de las grandes movilizaciones, hacia una Constituyente “tramposa”, contando además con el apoyo de la Mesa de Unidad Social, que pacto una verdadera tregua con Piñera, el descontento sigue ahí, y se sigue expresando en las calles.

Una imagen. Los dos últimos viernes a pesar de la táctica de "copamiento" de carabineros, las y los manifestantes se han logrado quedar con Plaza de la Dignidad.

Último viernes de movilización: fracasa intento del gobierno por despejar la calle

Tan fuerte este envalentonamiento de la derecha, en esta sobrevida que le dio la "oposición", que el mismo Felipe Guevara (RN) llamo a su política Tolerancia “Cero”, una verdadera amenaza social para quienes aun se manifiestan en las calles. Porque mientras por arriba el gobierno termina de afinar los acuerdos que le dieron sobrevida, y que se expreso muy bien cuando hizo firmar a la mayoría de la oposición su ley anti-protesta, una verdadera afrenta a la movilización obrera y popular, facultando incluso presencia militar en sectores estratégicos de la economía, por abajo busca afanosamente acabar con las movilizaciones, que aun son su piedra en el zapato.

Blumel en silencio

Pero Guevara no es el único responsable de las brutalidades que han pasado en la región metropolitana, y que ademas marca la pauta al resto de intendencias (todas designadas por el presidente), Gonzalo Blumel (Evopoli) como ministro del interior y de seguridad publica, sigue siendo el responsable por el actuar de las policías, de todo lo que hagan o no hagan. El mismo ex ministro Chadwick, fue acusado por mucho menos que eso durante su acusación constitucional. ¡Blumel es aún más responsable que Guevara!

Terminemos con la política asesina del gobierno

Chile despertó, no queda duda de eso, los cuestionamientos a mas de 30 años de una neoliberalismo feroz que arraso con derechos, y que subordino a millones a una vida de sobrevivencia, termino de explotar ese 18 de octubre; gobierno y partidos de "oposición", incluyendo al Partido Comunista, que a través de Mesa de Unidad Social le dio una tregua al gobierno, buscaron darle gobernabilidad al gobierno, y a ese mismo Estado que asegura todas las condiciones para que nada cambie realmente.

Pero a pesar de todo esto, un amplio sector se niega a abandonar las calles, escépticos de los acuerdos que se han firmado, y de quienes sostuvieron todo este régimen durante 30 años, y que ahora prometen cambiarlo.

Obrero de la construcción "primera línea": "yo no quiero que mi mamá trabaje hasta la muerte y mueran personas en listas de espera"

A ellos y ellas, el gobierno les ha lanzando de todo, los informes de organismos de DDHH son claros, las muertes, las torturas inclusive, están ahí, incluso a gente que ni siquiera se manifestaba, como fue el caso de Fabiola Campillay, que perdió sus ojos a manos de carabineros, o el mismo joven Gustavo Gatica.

La condición mínima para detener las muertes, heridos y mutilados es la renuncia de Guevara y Blumel, responsables políticos de todos estos ataques contra la población.






Temas relacionados

Represión en Chile   /   Chile Vamos   /   Política Chile   /   Sebastián Piñera

Comentarios

DEJAR COMENTARIO