×
×
Red Internacional

En otro aniversario del asesinato de Javier Chocobar, la Comunidad Los Chuschagasta concentró frente a la Casa de Gobierno para exigir justicia. Graves ataques en Tacanas Grande a los Tolombón.

Juan Lobo@CanisLupus1917

Jueves 14 de octubre | Edición del día

En una nueva jornada de lucha, el pasado 12 de octubre, los comuneros repudiaron las dilaciones de la Justicia y la complicidad del Estado. “Queremos que la sentencia quede firme, ¿Cuánto más tenemos que esperar? Exigimos a la Corte que acelere los pasos, esto no avanza en nada. Queremos que la Corte Suprema deje firme la sentencia, así nosotros como Comunidad podamos vivir tranquilos. Seguimos sufriendo amenazas por parte de la familia Amín. En 2019 sufrimos un intento de desalojo, enfrentamos un juicio (al propio sobrino de Javier) y nuestras familias siguen siendo amenazadas, es muy preocupante la situación. Amín ha muerto en su casa en libertad; eso para nosotros no es Justicia, están condenados, pero no están cumpliendo su condena. Nos preocupa que los otros dos asesinos, Gómez y Valdiviezo, estén sueltos. Son ex policías, nosotros sabemos la clase de personas que son y estamos muy preocupados”, manifestó Audolio Chocoabar.

Audolio es hijo de Javier Chocobar, autoridad tradicional y que fue asesinado por el terrateniente Darío Amín, con la complicidad de los expolicías Gómez y Valdivieso.

Ataques y desalojos en Trancas: todos los caminos conducen a Jaldo

Los Chuschagasta señalaron con claridad a los responsables políticos de las graves vulneraciones a los derechos ancestrales de los diaguitas en Tucumán: “Para nosotros, el Estado, quienes están al frente de este Gobierno, son culpables. Son ellos quienes mandan a matar y a desalojar. Jaldo es otro terrateniente más, como Amín, Critto, López de Zabalía y tantos otros. El Estado forma parte de todo esto que estamos sufriendo”, sentenció Audolio Chocobar en la jornada de lucha que también contó con el apoyo de organizaciones como la APDH, la CTA, el PTS y las secretarias de Medio Ambiente de Ciencias Naturales y la de DDHH de Medicina.

Gravísimo ataque a los Tolombón en Tacanas Grande

Sucedió la semana pasada. Es sobre el nuevo ataque contra la Comunidad Pueblo Tolombón en Trancas, donde comenzó su carrera política el gobernador interino, Osvaldo Jaldo, y donde desarrolla sus negocios ganaderos. Esta vez denuncian que la policía liberó la zona en Tacanas Grandes para que un grupo de personas armadas con armas blancas intenten usurpar un terreno comunitario. Una mujer embarazada recibió un machetazo en la cara, entre otros tantos heridos.

Nuevamente se producen ataques impunes contra las Comunidades Originarias de la zona de Trancas, esta vez a manos de una patota armada con cuchillos, machetes y otros elementos contundentes que contaron con la zona liberada por parte de la Policía.

“Son todos matones que responden a la usurpadora terrateniente viuda de Saleme y la familia Marcial, que cometen ilícitos en todo el Departamento de Trancas y que actúan en complicidad con las Comisarías de la zona para cometer hechos aberrantes. Violentando todas las normas Constitucionales en materia de Pueblos Originarios y Derechos Humanos. Las evidencias están a la vista, se dio aviso desde el primer momento de la llegada de los matones, denunciamos, nos cansamos de pedir que intervengan para frenar esta oleada de violencia y nos dimos cuenta que era zona liberada”.

Así informaban del brutal ataque desde la página de Facebook

Los Chuschagasta están exigiendo la confirmación de la condena para los dos expolicías que participaron del homicidio, que fueron miembros del Grupo Atila, la banda parapolicial comandada por el “Malevo” Ferreira. Muchos de ellos fueron recauchutados como personal de seguridad de empresas fabriles, ingenios y vinculados al poder, como Valdivieso Sassi y Luis Humberto Gómez.

El principal condenado, el terrateniente usurpador Darío Amín, murió impune de Covid-19 y recibía un sueldo de la Legislatura que hasta hace unos meses presidía Osvaldo Jaldo.

Javier Critto, militante del PRO y terrateniente usurpador, y que ha sido señalado por recientes ataques contra la base territorial de Gonzalo (una de las seis bases que integran la Comunidad Pueblo de Tolombón), también está recibiendo un sueldo del Superior Gobierno de la Provincia de Tucumán; quizás por su voto positivo para lograr la destitución del Juez Pedicone, quién denunció que se lo presionó desde el Gobierno para que la causa por abuso sexual que enfrenta Bussi se “mantenga picando bajito”.

Los sucesivos ataques a Los Tolombón en Tacanas Grande son llevados adelante por la familia Marcial, una familia que integran muchos policías; son conocidos en San Pedro por su accionar mafioso y la comunidad también denuncia que varios de sus miembros son “ñoquis” de Osvaldo Jaldo.

Apoyo desde el frente de Izquierda

El diputado Raúl Godoy PTS/FITU en Neuquén y obrero de Zanon, hizo llegar su saludo de solidaridad y apoyo incondicional a la comunidad Diaguita, ante los ataques e intentos de desalojo.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias