Mundo Obrero Uruguay

#CORONAVIRUS

Ante la emergencia, la olla popular y la solidaridad obrera

No hay perspectivas a corto plazo para el fin de la crisis sanitaria, y la enorme crisis económica y social que se ha precipitado. Pero la clase trabajadora, con su solidaridad y su creatividad, es una luz en el camino.

Viernes 3 de abril | 21:03

Desde el momento de la declaración de emergencia anunciada para todo el país, después de establecida la confirmación a nivel mundial de la enfermedad epidémica extendida (Pandemia) a consecuencia de la propagación del Covid-19, nos vemos enfrentados ante una situación de crisis sanitaria. En este marco, agrupaciones sociales y sindicales han tomado la iniciativa de organizarse y emprender acciones de solidaridad para asistir a aquellos que están siendo más perjudicados.

“Contagiemos Solidaridad”

Esta situación ha provocado que determinados rubros de actividad, formales e informales se hayan visto fuertemente restringidos en su función laboral, sometiéndolos a la pauperización de sus salarios que, si ya antes eran reducidos, ahora son totalmente insuficientes y esta situación los golpea cada vez más profundamente.

Entre tantos se hallan, los trabajadores ambulantes, artistas callejeros y otros que subsisten en el marco de la informalidad, carentes de seguridad social. También otros precarizados, como los repartidores de delivery, mozos y mozas, artistas que cancelaron sus funciones etc.

Te puede interesar: Precarización y trabajo independiente: la masa laboral indefensa

Con las medidas dispuestas para evitar la propagación del virus, se han sumado inconvenientes con el régimen de cuarentena. Y hoy vemos calles vacías, locales de infinidad de rubros cerrados, o con horarios restringidos, provocando que la estructura de la economía entre en recesión. Porque es el pueblo en sus funciones, es la masa trabajadora la que sostiene el país. Y sin gente en las calles, el transporte semi paralizado, con envíos por miles al Seguro de Paro, con retribuciones sumergidas, y un gobierno que exige más y más a la clase obrera siendo a la vez condescendientes con la patronales, está cargando el peso de la crisis sobre los hombros de los trabajadores.

Ante esta coyuntura, han surgido iniciativas para palear la situación. Organizaciones sociales, y movimientos sindicales se han visto en la necesidad de afrontar con solidaridad a la disminución del trabajo y al hambre provocada en los sectores de más vulnerabilidad.

Te puede interesar:Frente a la crisis, (re) surgen las ollas populares y los merenderos

Se han puesto de manifiesto en este proceso la identidad de clase, reforzando los lazos de convergencia entre la armadura social y popular.

Es un orgullo ver, en tiempos difíciles, cómo se ponen de manifiesto espontáneamente estos canales solidarios.

Han surgido para enfrentar esta situación infinidad de Ollas Populares y emprendimientos de recolección de alimentos y artículos de limpieza, conformando canastas para ser distribuidas entre los más necesitados.

Un ejemplo es el Sindicato de taxistas (SUATT) que, mancomunados con otros, han sacado adelante una Olla Popular que en estos momentos llevan a cabo en el local de AUTE, distribuyendo diariamente casi 450 viandas.

Allí estuvo La Izquierda Diario para difundir esta iniciativa, y ponernos a disposición para colaborar con nuestra ayuda.

Llegamos en la mañana en un momento en que se estaba realizando una asamblea de coordinación. Nos presentamos, e inmediatamente nos sentimos integrados. Fue asombroso advertir que, siendo componentes de distintos sindicatos, actuaban mancomunados como un sólo núcleo, en una relación de fraternidad, y entusiasmo.
Entre este grupo de militantes sindicales entrevistamos a Damián Fernández, Secretario del SUATT.

LID: ¿Cuántos sindicatos integran este emprendimiento?

DF: En estos momentos somos alrededor de nueve y unas Cooperativas de vivienda del Cerro. Entre los que están incluidos: EL SUATT, AUTE, Sindicato de CORREO, UNIDAD FERROVIARIA y otros.

LID: ¿Cómo surgió esta iniciativa?

DF: Esto arranca en el momento en que se produjo la emergencia sanitaria, vimos menguada nuestras retribuciones, producto de la baja recaudación, y en primer lugar realizamos unos bolsones económicos que los compañeros que pasaban a retirar por el sindicato. Y después en coordinación con otros sindicatos, con los compañeros, en el ámbito en que nos encontrábamos, nos vimos en la necesidad de armar una Olla.

LID: ¿Cuándo Comienza?

DF: Y esto surge allá en nuestro propio local sindical, el miércoles pasado (se refiere al miércoles 25 de marzo) con los compañeros del CORREO, compañeros SUGHU, compañeros de la Unidad Ferroviaria, AUTE, SINTEC, CODICEN, SAG, MEDICA URUGUAYA, COVISOL Y COVIFASIN, (cooperativa de vivienda de nuestro sindicato). Y ahora, estaría por sumarse el Sindicato de Bancarios.

LID: ¿Cómo se organizan?

DF: Y bueno, esto sigue creciendo. Comenzamos repartiendo alrededor de 150 viandas, las cuales se coordinaban. Muchas se entregaban en las casas, porque tenemos un montón de compañeros que están haciendo cuarentena por estar en edad de riesgo y a otros que no pueden arrimarse al local sindical, producto de que no tienen medios, o dinero para trasladarse. Hoy por hoy, se están repartiendo alrededor de entre 350 a 400 viandas, que salen a la calle con los compañeros de las cooperativas del Taxi, que están dando una tremenda mano, son los compañeros del Plenario de Cooperativas, que pertenecen al SUATT. Actualmente se está armando una red de distribución que, en el día de ayer, por este sistema salieron 220 viandas que se entregaron a domicilio.

LID: ¿Qué otras formas de distribución utilizan?

DF: Si, a medida que van surgiendo las necesidades, vamos haciendo llegar a diferentes barrios a Merenderos, o alguna organización social que plantea la necesidad de tener alguna vianda, o en los barrios donde ellos militan, cundo lo solicitan lo agregamos a la lista de entrega.

LID: ¿Quiénes brindan sus aportes?

DF: Los aportes, las donaciones que recibimos, tienen su origen en los propios sindicatos que participan de esta coordinación y de otras agrupaciones sindicales, que se van arrimando de a poco, y vecinos del barrio. Y organizaciones sociales que vienen a dar una mano en cuanto, no sólo en elementos, en materia prima para armar la olla, sino que también en tareas militantes. Y todo eso va sumando. Es de nuestro agrado ver cómo los vecinos se van arrimando también con elementos, con algún aporte para esto, que cada vez crece más. Y esperamos que lo podamos sostener por largo tiempo.

LID: ¿Cómo distribuyen las funciones?

DF: Bueno, nosotros estamos divididos en tres Comisiones: los compañeros de cocina, los compañeros receptores que reciben las donaciones que van contactando con los sindicatos, y los compañeros de logística que van armando la distribución que está llevando un trabajo bastante importante, hoy nomás serán llevadas 250 viandas a domicilio.

LID: Bueno muchas gracias y sigan adelante.

DF: “No, gracias a ustedes, por también estar”.

Te puede interesar:Bocinazo de taxistas en defensa de sus jornales






Temas relacionados

SUATT   /   Covid-19   /   Coronavirus   /   Mundo Obrero Uruguay   /   Taxistas   /   Precarización laboral

Comentarios

DEJAR COMENTARIO