Mundo Obrero Estado Español

HUELGA AUTOBUSES ZARAGOZA

AUZSA ningunea a los trabajadores y ZEC se pone del lado de la multinacional

El conflicto de los autobuses de Zaragoza continúa sin resolverse debido a que la empresa sigue negándose a aceptar las principales reivindicaciones del personal. Mientras Zec insta al comité a que se plantee firmar un “acuerdo” unilateral e inadmisible.

Sara Povo

Zaragoza | @sarapovo

Jueves 24 de marzo de 2016

Después de 104 días de paros parciales para defender sus derechos laborales los trabajadores y trabajadoras de AUZSA siguen adelante con su lucha. La empresa sigue sin dar su brazo a torcer y de momento parece que no tiene intención de cumplir con las justas demandas de la plantilla. Una dura lucha que se ha llevado adelante gracias a la unidad de la plantilla y del Comité de Empresa y a que se han ido recabando apoyos entre las organizaciones sociales, políticas, sindicales, AAVV, usuarios etc. y a pesar del boicot de los medios de comunicación y la prensa burguesa.

La última reunión en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA) ha sido de una nueva sesión “maratoniana” de más de nueve horas en las que el resultado venía atado desde Madrid por parte de la empresa sin posibilidad de negociación alguna. Inaceptable y por ello in-asumible para el Comité de Empresa. Un “ultimátum” o más bien una “tomadura de pelo” presentado por la empresa que no recoge las reivindicaciones principales de su lucha. En esta reunión se personaron representantes del Ayuntamiento de Zaragoza para instar a los trabajadores a que escucharan la oferta “Oferta-Ultimatum”de la empresa. Poniéndose claramente del lado de la Multinacional.

Después de esta agotadora reunión, el martes 22 ha tenido lugar una asamblea en la que los trabajadores han debatido la propuesta. Esta asamblea ha constatado lo que ya antes de la misma dijo el presidente del Comité de Empresa, Javier Anadón: “es inaceptable, puesto que no cubre, ni siquiera mínimamente, lo que se pretende con estos paros que se están realizando”.

La multinacional ofrece una supuesta “subida salarial” del 4% hasta el 2019, pero el Comité de Empresa ha recalcado que eso “no garantiza ni siquiera el IPC que pudiese haber”, además que está sujeta a contra-prestaciones “excesivas”, en este sentido afirma Anadón que: “nos quieren quietar cosas que ya tenemos en el convenio en estos momentos” .

Mientras tanto los paros siguen siendo asumidos por el 97% de la plantilla, que a pesar de las diferentes presiones que sufren tanto por la empresa como por los medios de comunicación han cerrado filas y piensan mantenerse hasta conseguir sus reivindicaciones. Incluso con el apoyo del la aplastante mayoría de la plantilla que cada día secunda los paros el Comité de Huelga someterá a referendum la propuesta de la empresa el próximo martes día 29 de marzo.

La actitud del Ayuntamiento de Zaragoza no ayuda para nada a la resolución de un conflicto que surge por el afán de la empresa de recortar derechos a los trabajadores y trabajadoras. Un servicio del cual este ayuntamiento es responsable.

Los responsables de Movilidad y Servicios Públicos, Teresa Artigas y Alberto Cubero, aparecieron en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA) para exigir al comité que, al menos, escuchase la oferta de la empresa. Así pretenden solucionar el conflicto, haciendo de árbitros entre la empresa y los trabajadores e imponiendo a estos que acepten un acuerdo intolerable.

El miércoles día 23 de marzo, un día después de la asamblea, el Gobierno local se reunió con el comité de empresa y volvió a insistir en los “positivo del documento empresarial” el Comité de Huelga; “ se decantan claramente con las tesis de la empresa”. Está claro que la posición que mantiene Zec desde el principio sólo beneficia a la multinacional. Según Anadón, el gobierno de Zaragoza "tiene que obligar a esta empresa a que cumpla sus deberes, lo que tiene firmado y si no, intervenirla, solucionar el conflicto; si el Ayuntamiento interviene la empresa, automáticamente desconvocamos los paros". Pero la realidad es que desde el Ayuntamiento no se han enfrentado en ningún momento a esta Multinacional que impone recortes de derechos de los trabajadores y trabajadoras de servicio público de transporte urbano.

Zec debe abandonar su aptitud pro-empresa y timorata y ponerse de una vez por todas del lado de la plantilla que lucha por sus derechos y por la mejora del servicio. En lugar de intentar mediar como si de un partido de Fútbol se tratara. El ayuntamiento de Zaragoza tiene el deber de apoyar las demandas de los trabajadores, cumplir sus promesas electorales comenzar un proceso de remunicipalización. Es la única manera de que se brinde un servicio de calidad y respetuoso con los derechos de los trabajadores y dejen de ser la “gallina de los huevos de oro” para unos pocos.






Temas relacionados

Auzsa   /   Mundo Obrero Estado Español   /   Zaragoza en Común   /   Zaragoza   /   Transporte

Comentarios

DEJAR COMENTARIO