Cultura

Rock

A 50 años de L.A. Woman: la última genialidad de The Doors con Jim Morrison

Se cumple medio siglo del lanzamiento del sexto disco de estudio de la banda, el último con Morrison al frente. Un clásico de temas inolvidables como “Riders on the Storm”.

Augusto Dorado

@AugustoDorado

Lunes 19 de abril

Foto: sitio maxvandaag.nl

El 19 de abril de 1971 se lanzó L.A. Woman (Mujer de Los Ángeles), el último disco de The Doors con Jim Morrison. Aunque las críticas del momento lo consideraron un disco desparejo, con el correr del tiempo se lo revalorizó como una última genialidad, teniendo en cuenta las condiciones en las que se produjo: la banda no estaba en un buen momento en cuanto a sus relaciones internas sobre todo por el inestable estado emocional de Morrison, que fue la razón por la que el productor de los discos anteriores -Paul Allen Rothchild- desistió de participar. La banda se vio empujada a producir el disco junto a su ingeniero de sonido, Bruce Botnik, y a grabarlo en su propia sala de ensayo a la que adaptaron como estudio.

En el documental Mr. Mojo Risin; The Story of L.A. Woman el guitarrista Robby Krieger cuenta que para él fue el disco más divertido de componer porque ese “espíritu de sala de ensayo” dio lugar a que los temas surgieran de zapadas. Eso se percibe en la preeminencia de temas que se acercan al blues (género que permite momentos de mayor improvisación) y en la duración de algunos temas, que claramente no estuvieron pensados para su comercialización ni su rotación en radios. La genialidad de los Doors se evidencia en que, sin ser su disco más producido y trabajado, el resultado es un álbum inmenso que les salió “de taquito”: para la revista Rolling Stone está entre los 500 mejores discos de la historia (en el lugar 362 de una lista confeccionada en base a la opinión de músicos, productores, periodistas especializados y otros personajes de la industria musical).

El tema que le da título al disco es tan brillante que, aunque dura casi 8 minutos, en los que nos “pasea” por diferentes “climas”, nunca resulta tedioso. En un momento en que se ralentiza, la letra menciona a un misterioso “Mr. Mojo risin”. Al momento de grabarlo nadie -excepto Morrison que lo compuso- sabía de qué se trataba esa referencia. Tiempo después descubrieron que era el anagrama de Jim Morrison: con las letras de su nombre se formaba “Mr. Mojo risin”, una especie de alter-ego del propio Morrison que falleció casi 3 meses después. Por otro lado, “risin” en inglés significa “resucitando”: tal vez la metáfora sea que cada vez que escuchamos la música de los Doors resucita el misterioso Mr. Mojo que es nada más ni nada menos que Jim Morrison.

L.A.Woman además incluye clásicos como “Riders on the Storm”, brillante tema que surge de la deformación en la sala de ensayo de “(Ghost) Riders in the Sky”, un tema tradicional popularizado en el rock por artistas como Johnny Cash; Morrison aportó la letra a la base que Ray Manzarek “deformó” condimentando con un tono oscuro y jazzero. También se destacan la composición de Krieger “Love Her Madly”, una versión de “Crawling King Snake” de John Lee Hooker, y -por supuesto- el tema “L.A. Woman” que tuvo un resurgimiento hacia fines de los 80 por un video musical protagonizado por la actriz Roxana Arquette que tuvo mucha rotación en cadenas de televisión como MTV y también debido a una exitosa versión interpretada por Billy Idol en su disco Charmed Life de 1990.

Esta última obra de la banda con el “Rey lagarto” también nos permite celebrar la obra musical y la vida de Jim Morrison, Ray Manzarek, Robby Krieger y John Densmore, una de las formaciones más importantes de la historia universal del rock.






Temas relacionados

Jim Morrison   /   El Círculo Rojo   /   The Doors   /   Rock   /   Música   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO