SEMANARIO

A 30 años de la Super Nintendo: Un repaso nostálgico en 16 bits

Yabuki

A 30 años de la Super Nintendo: Un repaso nostálgico en 16 bits

Yabuki

Ideas de Izquierda

Este 23 de agosto se cumplieron 30 años del lanzamiento de la Super Nintendo Entertainment System en Estados Unidos, también conocida como SNES, una consola que revolucionó los hogares a comienzos de los 90’s, con niñas, niños y jóvenes inmersos en narrativas hasta entonces inexploradas, junto a gráficos y colores deslumbrantes, a la par de sonidos y bandas sonoras que al día de hoy se han convertido en clásicos. Aquí, un repaso a algunos de sus aspectos más notables.

No es un misterio para nadie el enorme impacto que durante años ha venido generando la colosal industria de los videojuegos. De acuerdo a la International Data Corporation, las ganancias extraídas desde este sector de la economía durante el 2020, corresponde a unos $200.000 millones de dólares a nivel mundial. Cifras exorbitantes, si es que pensamos que significa un incremento de más del 20%, con respecto al año 2019.

Cabe destacar que dos enormes industrias como son el cine y los deportes, recaudaron $175.000 millones de dólares de manera conjunta, donde si bien el contexto sanitario derivado de la pandemia del Covid-19, incidió de manera bastante significativa, no deja de ser importante, puesto que capitalistas de todo el mundo, desde años han venido apostando por esta clase de nichos que se expanden hacia muchos más sectores y estratos de la sociedad.

Sin embargo la realidad que se vive ahora respecto a la industria de los video juegos, no fue algo que se construyó de la noche a la mañana, sino a partir de un proceso de décadas en que un país tan alejado geográficamente como es el caso de Japón, apostó por un sector que combinaba la tecnología y el entretenimiento, convirtiéndose en la gallina de los huevos de oro. Desde las denominadas máquinas arcades, hasta computadoras de oficinas fueron la gran apuesta de estas emergentes industrias, sin embargo, todo cambiaría cuando los sistemas de entretenimiento familiares se consolidaran al interior no sólo de los hogares japoneses, sino también norteamericanos.

Es precisamente sobre uno de estos sistemas o consolas, a la que nos referiremos durante este artículo. Ni más ni menos a la Super Famicom o Super Nintendo Entertainment System (SNES), más conocida como Super Nintendo, una consola que hoy cumple su 30 aniversario, siendo recordada por muchos como una revolución a nivel gráfico y sonoro que se consolidó desde 1991, hasta mediados de los 90’s, siendo eclipsada por otras nuevas como la Sony Playstation y la Nintendo 64.

El terreno antes de la emergencia de la SNES

La relevancia de los video juegos al interior de los hogares, si bien toma mayor fuerza a comienzos de los 90’s, la necesidad de instalarse como un aparato predilecto de entretención familiar, data de mediados de los años 70’s con la consola Atari 2600, que aun teniendo un reducido catálogo de video juegos, se convirtió en el primer gran esfuerzo por parte de una empresa japonesa.

En el caso previo a los que fue la emergencia de la Super Nintendo, en el terreno comercial, ya existían dos consolas con un fuerte renombre, la Nintendo Entertaiment System (NES), el modelo previo de la SNES, y la Mega Drive, conocida como Sega Genesis en Estados, que ya se había hecho un nombre por lo revolucionario de su sistema de juego de 16 Bits, resolución, sonido, jugabilidad y otros diversos aspectos, donde si bien tenía un catálogo mucho más reducido que la NES, había una absoluta mejora, en cada uno de sus niveles.

A la vez, el principal CEO de SEGA en Norte América, Kalinske, entre uno de sus tantos propósitos, se había propuesto destronar a la marca Nintendo como el principal sistema de entretenimiento en los hogares, declarándole la guerra a su personaje más icónico, Mario. Y para eso, la carta que traía bajo la manga era su personaje más icónico, Sonic el Erizo, convirtiéndose en un juego absolutamente novedoso, tanto por la jugabilidad, el carisma de su personaje, y en particular por la velocidad que representaba y transmitía hacia sus jugadores.

¿Cómo podría Super Nintendo responder a esta amenza y mantener su hegemonía?

La emergencia de la SNES y la guerra de consolas

La Super Famicom o Super Nintendo fue diseñada por Masayuki Uemura, y lanzada en 1990 en Japón, volviéndose un éxito inmediato a nivel comercial, vendiéndose las primeras 300 mil unidades en un tan sólo un par de horas. En el caso de Estados Unidos su lanzamiento tardó hasta agosto del siguiente año 1991, con un catálogo de apenas tres juegos, el clásico Super Mario World, el F-Zero, y Pilotwings. Así se daba comienzo la guerra con su principal competidora de aquel entonces, la Sega Genesis, buscando dejar en claro cuáles eran sus diferencias, y por qué este nuevo sistema era superior.

En el caso de la SNES, si bien carecía de una serie de elementos en los que Sega Génesis era superior, como el nivel de resolución (320 x 224 vs 256 x 224), o el propio procesador Motorola 68000 de 7,6 Mhz contra el Ricoh 5A22 de 16 bits de 3,5 Mhz, uno de los aspectos ditintivos, fue la serie de chips con los que contaba la consola de Nintendo, que permitían generar una paleta de 33.000 colores, frente a los 512 con los que contaba la Genesis.

A su vez, la SNES, contaba con un chip de sonido Sony SPC700 de 8 bits, y de 64Kb ram de almacenamiento, junto a un DSP acompañante de 16 bits con 8 canales distintos, lo que aumentaba considerablemente la cantidad de instrumentos y sonidos ejecutados simultáneamente, y con un audio stereo que genera la sensación de sonido envolvente. Este elemento se volvió determinante en la llegada al público, de los distintos juegos del catálogo de Nintendo, y que hoy son un recorrido seguro a la nostalgia, por sus seguidores en todo el mundo.

Los clásicos

Sin duda en el enorme listado de videojuegos que fueron lanzados para la Super Nintendo, podemos encontrar un gran número de clásicos, que a 30 años del lanzamiento de sus consolas, no sólo son recordados nostálgicamente por sus seguidores, sino también hoy comienzan a ser estudiados desde diversos campos y disciplinas.

Dados los enormes avances tecnológicos gestados durante los últimos años tanto en la capacidad material del hardaware, como en el software, hoy quizás aquellos juegos que hoy podemos concebir de una manera limitada, o casi rudimentaria, marcaron importantes hitos en la historia de los videojuegos, ya sea por su jugabilidad, gráficos, narrativa, o su imponente banda sonora.

Claramente, hasta el día de hoy los hermanos Luigi y Mario, de Super Mario World, son algunos de los personajes insignes de la compañía, sin embargo hay una serie de juegos más que merecen ser analizados y reseñados, por distintas cualidades.

De la jugabilidad

Entre algunos de los juegos que más se destacaron por su jugabilidad en la SNES, se encuentran clarmente el pionero Super Mario World, Super Metroid, Megaman X, Contra III, Super Castlevania IV, la trilogía Donkey Kong (desde el homónimo hasta el Dixie Kong’s Double Trouble), Kirby no Kira, y el Star Fox, entre otros. Este último bastante conocido por sus novedosas gráficas para una consola de 16 bits, al utilizarse el chip procesador Super FX.

Sin embargo, producto de las nuevas posibilidades que comenzaron a experimentar los juegos de consolas hay un género que destaca notablemente entre otros debido a su complejidad narrativa y la dinámica que adquiere en la relación con el jugador, los denominados RPG, de los que se pueden reconocer cuatro grandes obras entre tantas otras: Super Mario RPG, Zelda: A Link to the Past, Secret of Mana, y el alucinante Chrono Trigger, la que es considerada por muchos, uno de los mejores video juegos RPG de la historia.

Tres grandes juegos de peleas

Otro género que marcó la pauta tanto en arcades como en consolas, fueron los denominados video juegos de peleas, de uno contra uno, en el que se llevaba la victoria aquel jugador que ganara dos de tres asaltos.

El primer gran impacto de este estilo, vino del juego Street Fighter II World Warrior, en el que se podían elegir hasta 8 personajes de distintos países, y en el que se hacían presentes una serie de movimientos característicos, siendo algunos de los más destacados el famoso Hadouken y Shoryuke de Ryu y Ken, el Sonic Boom de Guile, o el Spinning Bird Kick de Chun Li. Los hermosos escenarios, también eran un elemento característico.

Pero aquel que conseguiría un mayor impacto derivado de su jugabilidad, y también por la polémica de su contenido, fue el Mortal Kombat de 1992. Juego diseñado por John Tobias junto al programador Ed Boon, quien tenía la característica de que los personajes que se utilizaban, eran personas de carne y hueso digitalizadas. Un videojuego que dio y quizás aún sigue dando bastante que hablar por su contenido violento, introduciendo su clásico movimiento final. El FATALITY.

Otro juego de pelea bastante popular en la consola fue el Killer Instinct, juego con importante diseño en los gráficos en las consolas arcade, y adaptado para la SNES.

Si bien compartía similitudes que el Mortal Kombat II, respecto a sus movimientos finales, tales como No Mercy y Humilliation (Fatality y Friendship respectivamente), se caracterizó por las combinaciones de golpes y movimientos, siendo el golpe definitivo más reconocido como “Ultra”, al igual que el “Combo breaker”, movimiento que se utilizaba para detener los golpes asestados por el otro jugador.

Los Deportes

En lo que refiere a los videos juegos de deportes, dos clásicos absolutos corresponde al juego de baloncesto en duplas NBA Jam, y el connotado International Superstar Soccer, uno de los juegos más queridos y recordados, y que posteriormente tuvo otras versiones como el International Superstar Soccer Deluxe, Perfect Eleven y Ronaldinho Futbol Soccer.

Sonido y bandas sonoras

Como señalamos anteriormente, uno de los aspectos más llamativos en lo que refiere a la Super Nintendo tiene que ver con la calidad de su sonido y las formidables bandas sonoras con la que contaron algunas producciones, que pese a lo aún limitado que podía ser para aquella época, se las arregló para inmortalizar algunos de los grandes momentos.

De aquí encontramos las formidables composiciones de David Wise en Battletoads o Donkey Kong Country, Adachi & Kudo con la entrega del Super Castlevania IV, Koji Kondo con Zelda: A link to the past, o Yoko Shimaura para el Street Fighter II, y los colosales Secret of Mana de Hiroki Kikuta y la alucinante banda sonora de Chrono Trigger, compuesta por Yasunori Mitsuda, entre otros.

El legado y el futuro de los videojuegos

A 30 años del lanzamiento de la SNES, son notorios los cambios que hoy vemos en los distintos sistemas de juego, ya sea desde las consolas, PC, hasta incluso celulares.

Diseños absolutamente desorbitantes, con una clara tendencia a un realismo mucho más fuerte, y con niveles de inmersión sin precedentes, como bien señalara Harun Farocki en su momento, a través de algunas de sus últimas películas e instalaciones.

Playstation 5, XBOX, Nintendo Switch, son millones los que consumen diariamente nuevas producciones, que también son historias, y pasadizos a mundos totalmente indescriptibles, buscando acortar cada vez más aquella brecha entre la realidad y la ficción.

Sin embargo existe una por qué detrás de toda esta fantasía. Esa que abrió un inmenso camino para una generación de nuevos creadores, como también de jugadores y fanáticos en todo el mundo.

Todos quienes se sumergieron en narrativas absolutamente novedosas, gráficos y colores tremendamente sugerentes, y sonidos que hasta el día de hoy reverberan en la cabeza de cientos de miles de nostálgicos. Aquellos que recuerdan sus días pasando horas frente al televisor, como también jugadores que aún siguen buscando nuevas experiencias. Sea lo que sea, aquel periodo aunque lejano, aún se atesora. Quizás inocentemente, pero con un cariño que traspasa las décadas.


VER TODOS LOS ARTÍCULOS DE ESTA EDICIÓN
COMENTARIOS
CATEGORÍAS

[Tecnología]   /   [juegos]   /   [Infancia]   /   [Juventud ]   /   [Videojuegos]

Yabuki