Política

Elecciones / Córdoba

5 razones para votar a Mara Beltrame y el Frente de Izquierda este 17 de enero

Este próximo 17 de enero se realizarán las elecciones para intendente en la localidad de San Javier y Yacanto, Departamento San Javier de la Provincia de Córdoba. La convocatoria y cierre de listas se produjo al final de un año difícil, con pandemia y crisis económica de por medio. Acá te damos 5 razones para votar a la izquierda.

Loly Rivarola

Pan y Rosas Traslasierra

Miércoles 6 de enero | 22:43

1 / 4

Dos localidades del departamento cordobés San Javier, tendrán elecciones en pleno enero. La convocatoria y cierre de listas se produjo al final de un año difícil, con pandemia y crisis económica de por medio. La fundamentación del oficialismo se asienta en el fallecimiento del anterior intendente, Roberto Altamirano y en el vencimiento de los plazos para la convocatoria.

Sin embargo, cabe señalar que las condiciones no son las óptimas para propiciar una elección democrática que permita al conjunto de la población conocer en profundidad la plataforma electoral de cada candidato, e inclusive, acceder a votar. La juventud, uno de los sectores más castigados por la pandemia a causa de sus condiciones laborales precarias, trabajando sólo para la temporada, de manera inestable, en negro, será la más perjudicada a la hora de ir a votar.

Te puede interesar: El Frente de Izquierda Unidad presentó su candidata a Intendenta en San Javier

En esta nota, te presentamos 5 razones básicas para expresar tus demandas cotidianas en la elección a intendente. Mara Beltrame, abogada, docente y luchadora es la candidata del Frende de Izquierda.

1.- Por una juventud con derechos

Como señalamos en esta introducción, la juventud es la más castigada en momentos de crisis económicas como las que atraviesa el mundo y también nuestro país y la provincia. Conseguir trabajo sólo en la temporada, que ese trabajo sea casi siempre en negro, sin derecho a jubilación, salario familiar, obra social o ART es una realidad que impacta. En el caso de quienes trabajan en el campo, lo hacen todavía "a destajo", cobrando salarios de acuerdo a lo que produzcan como si la clase trabajadora no tuviera siglos de historia y de luchas. No es casual que bajo estas condiciones, la juventud de Traslasierra se encuentre entre ese 50% de pobreza que afecta a los y las menores de 25 años en la provincia. Si además, sos mujer, el trabajo se duplica, porque las tareas del cuidado de niños y niñas, familiares enfermos, personas mayores, así como cocinar, limpiar es “lo que te toca”.

No nos olvidemos que existen más deudas con la juventud del valle. Estudiar es un sueño truncado para la mayoría, donde cerca del 50% de la oferta educativa en terciarios es privada y, por lo tanto, paga. Si en tiempos normales era difícil, ahora casi imposible. Por eso el Frente de izquierda sostiene: Basta de trabajo precario para la juventud, peleamos por trabajo con salario que abarque el costo de la canasta familiar, y porque la juventud tiene de derecho a estudiar, proponemos realizar un plan de becas para que puedan cursar y terminar una carrera.

Una preocupación permanente es el hostigamiento y la persecución policial que sufren las y los jóvenes quienes no pueden expresarse libremente y disfrutar de los espacios públicos comunes. La juventud tiene derecho al esparcimiento y el tiempo libre para el disfrute sin acoso policial. Desde el Frente de Izquierda peleamos por la derogación del Código de Convivencia. Proponemos talleres, espacios culturales, artísticos y deportivos para dar lugar a la voz y las expresiones de la juventud trabajadora.

2.- Por los derechos de las mujeres y disidencias sexuales

El Valle de Traslasierra es testigo de todas las formas de discriminación y violencia contra las mujeres y disidencias sexuales. Las mujeres desaparecidas han sido bandera de nuestros reclamos. La desaparición de Silvia Gloria Gallardo, Marisol Rearte, Luz Morena Oliva, y Delia Gerónimo Polijo nos siguen doliendo. Sea por las redes de trata o por femicidios, ellas no están y las seguimos buscando junto a sus familias. El Estado y los gobiernos son responsables de no haber dado respuestas hasta el día de hoy. Somos nosotras las que nos procuramos recursos y herramientas para buscarlas. Por eso peleamos por una verdadera y real búsqueda de las víctimas de trata y violencia femicida; por un plan de emergencia contra la violencia de género que dé asistencia real (económica, psicológica, legal, habitacional) a las mujeres que atraviesan esa situación.

Las mujeres, personas con capacidad de gestar y disidencias sexuales, después de décadas de lucha, venimos de conquistar un derecho: el aborto es ley. Tenemos que seguir peleando para su implementación y que sea seguro y gratuito. Porque es la principal herramienta para atender a una problemática de salud pública: las muertes de mujeres por abortos clandestinos. Nuestra zona se caracteriza por la cantidad cada vez mayor de mujeres y niñas sufren innumerables situaciones de violencia. Esa marea verde que salió a las calles en todo el país, y que en Villa Dolores, Las Rosas, Mina Clavero, encabezó los pañuelazos y vigilias, muestra el camino para su implementación, para exigir la separación de las Iglesias y el estado, y conquistar todos los derechos que nos faltan. A la par de expresar nuestros votos por listas 100% verdes como las del Frente de Izquierda, la organización y la lucha en las calles, muestra el camino.

3.- Condiciones dignas para todos los y las trabajadoras

Las personas que trabajan en las dependencias estatales, como en el sistema de salud o en el mismo municipio, abundan los monotributos y contratos basura para quienes estuvieron en la primera línea frente a esta pandemia. Saben que el sueldo no alcanza. Saben que los EPP pueden ser defectuosos e insuficientes. Aún en el sector privado, muchos trabajadores lo hacen con salarios de pobreza, sufren despidos y están bajo la amenaza permanente de que si no trabajan, no cobran.

El Frente de Izquierda pelea por trabajo con derecho para todos, por el pase a planta permanente de quienes están contratados o en negro. También peleamos por igual salario para igual trabajo para las mujeres, así como el reconocimiento de las tareas del hogar, ya que es un trabajo no pago.

4.- Acceso al agua y la vivienda

El modo de generar empleo con derechos para todos, es impulsando un plan de obras públicas que dé respuesta a los problemas estructurales de la región. Es increíble que aún en la zona no haya acceso al agua potable para las poblaciones. Lo mismo ocurre con la falta de vivienda, cuando hay terrenos que se acumulan en las mismas manos de los dueños de la tierra: los empresarios de la papa o el ladrillo, los especuladores inmobiliarios que construyen barrios cerrados y exclusivos para los ricos, en manos de unas pocas familias del poder. Por eso proponemos un plan de viviendas populares accesibles a toda la población trabajadora, y plan de obras que resuelva las problemáticas urgentes como el agua y el gas que llegue a cada hogar de las familias trabajadoras.

5.- En defensa del ambiente

Este año, la provincia vivió una situación crítica en lo ambiental, porque los niveles de saqueo que genera el capitalismo sobre la naturaleza impactan también en las zonas de San Javier, Yacanto y en todo el valle de Traslasierra. La sequía no es una catástrofe natural, tampoco los incendios que asolaron nuestra provincia. Tienen responsables políticos y materiales, ya sea quienes los provocan intencionalmente especulando con la tierra y para cambiar el uso del suelo luego de las quemazones en esas zonas rojas que tienen máxima protección, como quienes miran hacia otro lado cuando el bosque nativo se quema. Lo mismo podemos decir de quienes históricamente buscaron autorizar explotación minera, como pretendieron hacerlo con el litio en nuestro Valle. Frente a eso, decimos que NO a la minería contaminante o destructiva del ambiente; BASTA de incendios intencionales para habilitar negocios. El derecho al ambiente, a los bienes comunes que provee la naturaleza, son de las mayorías trabajadoras. Basta de depredación ambiental.

Votá a la izquierda

Este 17 de enero, por todas estas razones, votá a Mara Beltrame, abogada y trabajadora docente, que ha sido protagonista y acompañó cada una de estas luchas junto a la militancia del PTS en la región. Porque hay que invertir las prioridades y que la crisis la paguen los grandes empresarios de la zona y no el pueblo trabajador.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO