×
×
Red Internacional

Publicada un 8 de junio de 1949, la historia adelantada a su tiempo que habló del Gran Hermano, de la Policía del Pensamiento y la censura, todavía sigue siendo cuestionada por “material explícito” que puede ser considerado “ofensivo y molesto”.

Martes 7 de junio | Edición del día

Hace 20 años atrás la década neoliberalista de la pizza y el champagne terminaba y el mundo comenzaba a asomarse a un nuevo formato televisivo que llegaría para quedarse, el reality show . Argentina no estuvo exenta a este fenómeno y de la mano de una productora surgió un programa importado de Holanda llamado Gran Hermano (Big Brother). La premisa del show era simple: un grupo de personas eran aisladas del mundo exterior y encerradas en una casa con cámaras que monitoreaban sus movimientos las 24 horas al día. Para muchos, el nombre quizás fue algo que escucharon por primera vez. Pero para muchos otros, había una relación directa con otro Gran Hermano, el que aparece en el libro “1984” de George Orwell.

Eric Arthur Blair, más conocido por su seudónimo George Orwell, fue un escritor y periodista británico que fue marcado por tres sucesos concretos: su oposición al imperialismo inglés, su cercanía a las condiciones de vida de la clase trabajadora de su país y de Francia, y su rechazo al nazismo y al estalinismo al haber participado en la Guerra Civil Española. Estas circunstancias fueron la base de la creación de tres grandes trabajos por los que fue mundialmente conocido: “Homenaje a Cataluña” (1938), “Rebelión en la granja” (1945) y “1984” (1949).

George Orwell
George Orwell

La historia

Esta última novela lo consagró no solamente por la trama sino por la aplicación de conceptos muy nuevos para la época y que eran impensados en la sociedad de la época, como el uso de un Gran Hermano, una figura omnipresente que todo lo ve, la Habitación 101 que era un espacio de tortura y la Policía del Pensamiento, basada en la NKVD del estalinismo, que se encargaba de arrestar a las personas que cometían “crimental” o crímenes del pensamiento, es decir pensar cosas opuestas a las consignas del Partido, la única organización política permitida. Otro de los aportes de Orwell a la historia es el uso de la neolengua, una versión simplificada del idioma anglosajón que es usada por el Partido para dominar el pensamiento de sus miembros y de la población y poder así eliminar todos los conceptos que para ellos sean indeseados, como por ejemplo el término “libertad” y “decisión”.

La historia transcurre en el año 1984 en un Londres del futuro, parte de una región llamada Franja Aérea 1 que a su vez es parte del estado de Oceanía. Este estado tiene tres grupos sociales: los miembros externos del Partido Único (la burocracia estatal, permanentemente vigilada y sometida a la propaganda del Partido), el círculo interior del Partido o concejo dirigente y los proles, la gran masa de gente a la que el Partido entretiene permanentemente para evitar cualquier foco de rebelión. A su vez, existen tres ministerios: el del Amor, Abundancia, Verdad y Paz. Cada uno de ellos se encarga de cumplir y realizar tareas opuestas a las de sus nombres: por ejemplo, el Ministerio del Amor castiga y tortura para inocular con el pensamiento del Gran Hermano y el “amor” a sus consignas. En el medio de “1984” se desarrolla una historia entre Winston, un trabajador del Ministerio de la Verdad que se va dando cuenta de la realidad de su trabajo (reescribir la Historia) y Julia: ambos serán parte de la Resistencia que existe contra el poder del Gran Hermano.

Fotograma de la película "1984"
Fotograma de la película "1984"

¿Cancelada?

Sin embargo, en una época actual donde la cultura de la cancelación avanza implacablemente con muchas áreas de la cultura, la novela de George Orwell no quedó por fuera de su arrastre: hace unos meses, la Universidad de Northampton, en el Reino Unido, emitió un aviso de advertencia sobre su lectura al sostener que incluye "material explícito" que algunos estudiantes pueden considerar como "ofensivo y molesto". La advertencia fue difundida entre los estudiantes de la materia "Identidad bajo construcción". Les avisaron que la asignatura "aborda temas desafiantes relacionados con la violencia, el género, la sexualidad, la clase, la raza, los abusos, el abuso sexual, las ideas políticas y el lenguaje ofensivo". El parlamentario Andrew Bridgen se pronunció sobre la medida en el Daily Mail: "Hay una cierta ironía en que los estudiantes de ahora reciban avisos previos a la lectura de 1984. Nuestros campus universitarios se están convirtiendo rápidamente en zonas distópicas del Gran Hermano donde se practica la neolengua para disminuir el rango de pensamiento intelectual y cancelar a los hablantes que no se ajustan a él".

Te puede interesar: "1984": el clásico de Orwell desde la perspectiva de Julia

“Mi última novela (1984) no constituye un ataque contra el socialismo o el Partido Laborista inglés (al que yo sostengo). Quiere describir las perversiones a las que se ve expuesta una economía centralizada y que ya han sido realizadas parcialmente por el comunismo y el fascismo. Yo no creo que el género de sociedad que describo vaya a suceder forzosamente, pero lo que sí creo (si se tiene en cuenta que el libro es una sátira) es que puede ocurrir algo parecido. También creo que las ideas totalitarias han echado raíces en los cerebros de los intelectuales en todas partes del mundo y he intentado llevar estas ideas hasta sus lógicas consecuencias”, declaró Orwell tiempo después tras la edición de su novela, que tuvo sus adaptaciones en cómics, ópera, televisión y cine. Hasta Los Redondos en su tema “Divina TV Führer” del disco Oktubre se refiere a “1984”.

Hoy, en un nuevo aniversario de su publicación, “1984” sigue hablando de temas y de situaciones que cada vez más se adaptan y se amoldan a nuestro tiempo histórico actual. Sin embargo, no solo de Gran Hermanos estamos rodeados sino que también son la base de la Resistencia por la que tanto lucharon Winston y Julia. Es solo cuestión de romper con los sentidos únicos y abrir la cabeza a nuevas y mejores formas de cuestionar la sociedad.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias