Política

ELECCIONES 2019

[Video] ¿Millonarios o personas como vos? Quién es quién en la elección

En estas elecciones los principales candidatos quieren mostrarse como “gente común” para ganar el voto popular. ¿Pero esto es así?

Viernes 19 de julio | 13:13

Los patrimonios declarados de los principales candidatos, demuestra que viven y actúan como empresarios. Sin embargo, en plena campaña electoral pretenden mostrarse como gente de a pie para ocultar su realidad.

Macri, por ejemplo, en su declaración jurada de 2017 dice que tiene propiedades millonarias en Pilar, Tandil, Uruguay y depósitos bancarios de millones de dólares.

En el caso de Alberto Fernández su sueldo y patrimonio son desconocidos. Lo que sí sabemos es que en 2008 declaró dos departamentos en Recoleta y un terreno en el country La Escondida. Actualmente vive en un departamento “prestado” en el Riverside de Puerto Madero, donde el alquiler son 2000 dólares al mes -a dólar de hoy son cerca de 86.000 pesos-.

Cristina Fernández, por su parte, cobra como senadora 200.000 pesos por mes y declaró en 2016 un patrimonio de $77.000.000 entre acciones, dinero e inmuebles.

Los abultados bolsillos de la casta política muestran que viven y se manejan como ricos, alejados de la mayoría de los trabajadores y sectores populares donde el sueldo promedio es de 20.000 pesos y cada día hay miles que se quedan en las calles, donde la pobreza supera al 30% de la población y crece el trabajo en negro y ultra precarizado.

Todos estos políticos se enriquecieron con su carrera política o haciendo negocios con el Estado. Todos ellos, aunque en discursos electorales de ocasión digan que nos entienden a los que vivimos de nuestro trabajo, cuando lleguen al poder, gobernarán para el gran empresariado con el que se codean todos los días.

En el lado opuesto del arco político están los precandidatos del Frente de Izquierda que no quieren enriquecerse con la política. Como Nicolás del Caño que siendo hoy diputado cobra 30.000 pesos como una docente con jornada completa y el resto lo dona a trabajadores que están en conflicto y distintas causas populares.

Son los únicos candidatos que dicen que no hay que pagarle al FMI y que la plata y los recursos nacionales tienen que ir a trabajo, salud y educación.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO